publicidad
Sid Luckman

Miembros del Salón de la Fama que pelearon en Normandía en el Día D

Miembros del Salón de la Fama que pelearon en Normandía en el Día D

En el aniversario de la invasión a Normandía en el Día D, te presentamos a cuatro miembros del Salón de la Fama que pelearon en Francia.

Sid Luckman
Sid Luckman

El 6 de junio de 1944, alrededor de 160,000 tropas aliadas desembarcaron en las playas de Normandía, Francia para comenzar su larga marcha a lo largo de Europa para luchas contra la Alemania Nazi. Nueve mil hombres perdieron la vida ese día. De los sobrevivientes, al menos cuatro hombres terminaron en el Salón de la Fama.

Opina en los foros de la NFL.

- Dante “dedos de pegamento” Lavelli “nunca dejó caer un pase que tocara, ni entrenamientos ni en partidos”, de acuerdo a su ex entrenador Paul Brown. Antes de su carrera que culminó en el Salón de la Fama, Lavelli peleó en Normandía y estuvo en Bastogne durante la Batalla de las Ardenas. El hombre mismo dijo una vez que pasó tres días en una trinchera rezando.

- El quarterback de los Chicago Bears Sid Luckman fue uno de 19 hombres (de 28 posibles) de su equipo, que ganara el campeonato en 1943, en partir a la guerra el año siguiente. Mientras que Luckman peleó en Normandía, su entrenador George Halas fue el “oficial de bienestar y recreación” de la séptima flota en el Pacífico. Según reportes, el coach envió órdenes a sus ex jugadores vía telegrama.

publicidad

- El programa de futbol americano colegial de Frank “Gunner” Gatski de Marshall dejó el futbol americano en 1943 a causa de la guerra y la unidad de la reserva del ejército de Gatski rápidamente fue llamada a la línea de batalla. Gatski regresó a los Estados Unidos para convertirse en un centro estelar en la liga que ganó tres títulos como miembro de los Cleveland Browns en sus primeras seis temporadas.

- Pete Louis Pihos peleó en la 35ª Infantería bajo el mando de George Patton y recibió medallas de bronce y plata por valor. En 1945 fue seleccionado tercero global pero no jugó sino hasta 1947. Esperarlo valió la pena pues jugó en los primeros seis Pro Bowls como un jugador de acero (ofensivo y defensivo) con los Philadelphia Eagles. Terminó por ganar tres títulos de recepciones.

En muchas maneras, las peleas y sacrificios que estos hombres hicieron diariamente son inimaginables y es por eso que merecen nuestro respeto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad