publicidad
(Foto: Twitter).

Michael Sam es segundo, detrás de Manziel en jerseys vendidos entre novatos

Michael Sam es segundo, detrás de Manziel en jerseys vendidos entre novatos

Los pédidos por el jersey de Michael Sam están a la par de algunos de los grandes nombres de este Draft de la NFL.

(Foto: Twitter).
(Foto: Twitter).
Los pédidos por el jersey de Michael Sam están a la par de algunos de los grandes nombres de este Draft de la NFL, incluyando al ala defensivo Jadeveon Clowney y a los quarterbacks Johnny Manziel, Blake Bortles y Teddy Bridgewater.
 
Brian McCarthy, el vice-presidente de comunicaciones de la NFL, reportó vía Twitter que esos cinco jugadores lideraron la temprana demanda de uniformes entre los novatos. Esas posiciones son tomadas de las peticiones en nflshop.com.
 
Joanna Hunter de Relaciones Públicas de la NFL agregó: "No tiene precedentes que una selección del tercera ronda del Draft sea uno de los cinco novatos con su uniforme más vendido durante el fin de semana del reclutamiento".
 
El jersey de Manziel es el primero en la lista, seguido por el de Sam, y luego los de Clowney, Bridgewater y Bortles.
 
No hay duda de que es la primera vez que un jugador de séptima ronda ha, al menos inicialmente, vendido más que la primera selección global del Draft, sin mencionar a tres quarterbacks de primera ronda.
 
Pero como el primer jugador abiertamente homosexual seleccionado en un Draft de la NFL, la carrera profesional de Sam parece estar destinada a crear varias primeras veces de todo tipo.
 
La nueva meta para Sam: Convertirse en el primer jugador abiertamente homosexual en la NFL en estar en el plantel activo de 53 hombres.
 
Tendrá un duro reto en lograrlo con su nuevo equipo, los St. Louis Rams, en parte porque el club ya tiene uno de los mejores tandems en la NFL en la posición de ala defensivo con Robert Quinn y Chris Long.
 
Pero si la venta de jerseys son un indicativo, el tiene a muchas personas que quieren que tenga éxito.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad