publicidad
Steve Sabol, inseparable de sus cámaras y de los miles y miles de kilómetros de cinta cinematrográfica que produjo. Un ícono de nuestros tiempos.

Manuel Aguilar Caloca: Steve Sabol, uno de esos personajes que jamás se irán

Manuel Aguilar Caloca: Steve Sabol, uno de esos personajes que jamás se irán

El fallecimiento del presidente de NFL Films crea un hueco imposible de llenar, pero jamás borrará su legado impresionante.

Steve Sabol, inseparable de sus cámaras y de los miles y miles de kilóme...
Steve Sabol, inseparable de sus cámaras y de los miles y miles de kilómetros de cinta cinematrográfica que produjo. Un ícono de nuestros tiempos.

Ciertamente, no hay como pensar en lo que una persona aportó de bueno a nuestras vidas para hacer más llevadera su pérdida. En el caso de Steve Sabol, la tristeza por su partida y por el modo en que murió se ve más que compensada por la inmensidad de su trabajo, dicho esto desde el punto de vista de uno más de los millones de aficionados al fútbol americano que se vio tocado por su genialidad.

¿Qué opinas del legado de Steve Sabol y NFL Films? - Opina en los foros de la NFL.

La historia de la NFL no podría ser contada de no haber sido por Steve Sabol. No podría entenderse ni asimilarse sin Steve Sabol.

Poco después de que en marzo de 2011 se le diagnosticó un tumor en el cerebro, muchísimas personas expresaron su simpatía y elevaron sus plegarias por su bienestar y el de su familia, incluyendo a este servidor de ustedes. Fue una ocasión propicia para comentar “El legado de Ed y Steve Sabol” como titulé a esa columna y para agradecer y ponderar la contribución de padre e hijo al engrandecimiento de la NFL como la liga deportiva más exitosa del mundo.

publicidad

Hoy el vástago espera al progenitor en la gloria. Hoy el padre vive el dolor de haber perdido a su hijo.

Este martes 18 de septiembre, Steve Sabol murió tras una batalla de 18 meses contra el cáncer. Los sentimientos para muchos estuvieron a flor de piel. ¿Cómo expresar admiración, respeto y agradecimiento a uno de los grandes comunicadores de nuestros tiempos y no quedarse corto en el intento? Imposible.

Steve Sabol ciertamente se dedicó a hacer películas y documentales sobre un deporte de creación, ideología y sabor netamente estadounidenses, sin embargo, agregó los elementos para convertirlo en un trabajo artístico y en ícono cultural de alcances globales.

Generó pasión como pocos por el deporte de las tackleadas, revolucionó la manera de filmar, retratar, producir, escribir, idear y documentar. Su técnica fue implementada y adoptada por doquier.

Conquistó la inmortalidad para tantos y tantos personajes de la NFL a lo largo de 50 años, granjeándosela para sí mismo sin proponérselo.

Las emociones humanas eran un elemento indispensable en sus documentales y, a la vez, generaban tantas o más sentimientos en aquellos que pudimos presenciar su trabajo. No en vano se le debe considerar uno de los mejores contadores de historias no sólo de la NFL (eso se da por descontado), sino del deporte mundial y de la cultura en general.

publicidad

Uno de los comentarios más acertados con respecto a su persona lo dio Jerry Jones, propietario de los Dallas Cowboys, al ser entrevistado por Rich Eisen, conductor y comentarista principal de la NFL Network, poco después de darse a conocer la noticia de su muerte. Jones dijo, entre muchos otros conceptos, que nadie contribuyó, amó, entendió y apreció a la NFL como Steve Sabol. Creo que tiene razón en absoluto.

Sabol elevó este deporte en nuestra imaginación al punto en que sólo podía ser concebido como jugado exclusivamente por dioses. Pero tuvo la ubicación y el acierto de bajarlo a nuestra tierra retratando el drama humano y no se diga al presentar también los famosos “blooplers”, es decir, los errores increíbles, las jugadas y situaciones chuscas que arrancaron carcajadas o rompieron corazones.

Steve heredó el genio, la visión, la amabilidad y el buen humor de su padre Ed, fundador, en 1962, de NFL Films. El documentalista necesitaba personal para filmar los partidos en la recién nacida compañía productora y llamó a su hijo, quien estaba en su etapa universitaria.

“Por lo que veo en tus calificaciones, puedo decir que lo único que has hecho es jugar fútbol americano

e ir al cine, pero eso te hace especialmente calificado para esta profesión”, fue lo que Ed dijo a Steve y así iniciaron juntos la travesía que ya produjo la inducción del padre al Salón de la Fama del fútbol americano profesional, al cual seguramente ya estaba enfilado el hijo. Desgraciadamente, ingresará de manera póstuma y ello debería ser de inmediato, como parte de la generación 2013.

publicidad

Steve hizo el discurso de presentación de su padre en la ceremonia de entronización al recinto de los inmortales en agosto de 2011, luego de casi cinco décadas de haber comenzado juntos a glorificar al fútbol americano.

“Mi papá tiene una gran frase”, dijo Steve al anunciarse la inducción de Ed. “’Dime un hecho y aprenderé. Dime una verdad y creeré. Pero cuéntame una historia y ella vivirá en mi corazón para siempre'. Y ahora la historia de mi padre estará en Canton y esperemos que viva para siempre también”.

De ese modo, Steve Sabol vivirá para siempre también.

Descanse en paz.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad