publicidad
Joe Montana tomó los controles de los San Francisco 49ers en la temporada 1981 y, de ahí a la conquista de cuatro Super Bowls y la inmortalidad (AP-NFL).

Manuel Aguilar Caloca: Joe Montana, un grande como pocos

Manuel Aguilar Caloca: Joe Montana, un grande como pocos

Joe Montana pudo haber forjado su leyenda por una sola de sus hazañas o por toda una carrera siempre ligada a la gloria.  

Joe Montana tomó los controles de los San Francisco 49ers en la temporad...
Joe Montana tomó los controles de los San Francisco 49ers en la temporada 1981 y, de ahí a la conquista de cuatro Super Bowls y la inmortalidad (AP-NFL).

La categoría de leyenda de los emparrillados la pudo haber forjado con una sola de sus hazañas o a lo largo de una carrera sin paralelo en la historia de la NFL. Lo que no nos deja lugar a dudas es que Joe Montana supo proveer de clase y dio un toque muy personal al significado de las palabras triunfo, victoria, campeonato, y al concepto de no renunciar nunca a ellos.

¿Crees que Joe Montana ha sido el mejor quarterback en la historia de la NFL?- Opina en los foros de la NFL.

Es una fecha especial para recordar al también conocido como “Joe Cool”, el hombre que dio cuatro títulos del Super Bowl a los San Francisco 49ers y el único hasta la fecha en ser nombrado tres veces Jugador Más Valioso del juego máximo de la NFL.

Joseph Clifford “Joe” Montana Jr., nació el 11 de junio de 1956, en New Eagle, Pennsylania, y creció en el poblado vecino llamado Monongahela. En este 2012, está cumpliendo 56 años. A que pocos sabían que su segundo nombre es Clifford; yo me enteré revisando sus datos o, quizás, alguna vez lo debí haber leído, pero ese “Clifford” se perdió en las nieblas de la memoria.

publicidad

Lo que no podrá olvidársenos a quienes lo vimos convertirse de un célebre desconocido a la “Cenicienta” con zapatos para jugar al fútbol americano y a pilar en la historia de la NFL es esa personalidad y el temperamento con los que dominó el deporte de las tackleadas para grabar su nombre de manera indeleble entre los grandes de todos los tiempos.

Montana comparte fecha de cumpleaños con otros hombres que, al igual que él, pertenecen a esa legión de titanes que alcanzaron la inmortalidad al ser elevados merecidamente al Salón de la Fama de Canton. También en 11 de junio nacieron Ernie Nevers (1903) y Vince Lombardi (1913).

Nevers fue un poderoso y versátil corredor de los Chicago Cardinals, que ostenta el récord más longevo en la historia de la NFL porque él solo anotó los 40 puntos del partido que su equipo ganó 40-6 a los Bears, el 28 de noviembre de 1929. Lombardi, bueno, huelga decir que dirigió a los Green Bay Packers a ganar cinco campeonatos de la NFL en nueve temporadas, además de conquistar los dos primeros Super Bowls en la historia. En su honor, el trofeo para campeón del Super Bowl lleva su nombre.

Montana ligó su nombre al del legendario estratega al cargar cuatro veces el Trofeo Lombardi como quarterback de los “gambusinos” en las ediciones XVI, XIX, XXIII y XXIV.

Pero “Golden Joe” (como también le dicen) fue un jugador que se llevó la gloria por su capacidad ganadora, por su inteligencia, por la frialdad para manejar las situaciones de extrema presión. No tuvo uno de los brazos más fuertes, ni las piernas más robustas o veloces o las estadísticas impresionantes ni fue un “recordman”. Y sin embargo, nadie le puede negar estar a la altura por arriba de otros monstruos sagrados como Otto Graham, Johnny Unitas, Dan Marino, John Elway, Brett Favre, Peyton Manning y Tom Brady (de quien fue el ídolo de su niñez), por sólo mencionar algunos.

publicidad

Sus regresos dramáticos fueron muchos (también le decían “Comeback Joe”) pero vienen de inmediato el recuerdo de aquel Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional de 1981, cuando derrotó a los Dallas Cowboys con el pase de touchdown a Dwight Clark ( “The Catch”); su ofensiva para vencer de último minuto a los Cincinnati Bengals en el Super Bowl XXIII y su última victoria de lunes por la noche, ya jugando para los Kansas City Chiefs, dejando en la orilla a los Denver Broncos de Elway.

Conducido por una de las mentes ofensivas más brillantes en la historia, la del entrenador Bill Walsh, Montana se coló permanentemente en la imaginación de millones de aficionados que a lo largo de las décadas le seguirán rindiendo pleitesía, idolatría y admiración. Póngale el grado que más les plazca.

En 2010, la NFL Network organizó una votación entre especialistas para elegir a los 100 mejores jugadores en la historia de la NFL y Montana fue ubicado en el lugar 6. Mero detalle. Hoy es fecha para agradecer y felicitar (aunque sea con la fuerza de la buena vibra) a uno de los máximos exponentes del deporte mundial: Joe Montana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad