publicidad
Miles Austin tuvo cuatro atrapadas para 73 yardas y un touchdown de 34 yardas ante los Giants.

Manuel Aguilar Caloca: Impresionante y sorpresivo arranque de los Cowboys

Manuel Aguilar Caloca: Impresionante y sorpresivo arranque de los Cowboys

Como pocas veces en los últimos tiempos, Dallas respondió ante un equipo de calibre y tomó desquite de los Giants.

Miles Austin tuvo cuatro atrapadas para 73 yardas y un touchdown de 34 y...
Miles Austin tuvo cuatro atrapadas para 73 yardas y un touchdown de 34 yardas ante los Giants.

Como pocas veces en los últimos tiempos, los Dallas Cowboys respondieron a la hora buena y más aún ante un equipo de calibre como lo son los campeones New York Giants, de los que tomaron un especial desquite.

El conjunto de la estrella solitaria se había especializado en no saber derrotar a escuadras con récord ganador, en desperdiciar ventajas, en no saber controlar el reloj y en perder ante los Giants. Nada de eso ocurrió en este Kickoff 2012 y, por el contrario, salieron con la gran satisfacción de haberle echado a perder la fiesta a los neoyorquinos.

Con Tony Romo concentrado, protegido a medias pero escapándose bien de la presión, rescatando jugadas rotas, corriendo en el momento oportuno, con puntería, con carácter para reponerse de las fallas de su línea ofensiva y de una gran cantidad de castigos, dejando atrás sus propias equivocaciones por sus castigos de retraso de juego… Con todo eso, el quarterback de ascendencia mexicana se puso el traje de héroe y se le debe reconocer.

publicidad

Contó con la mejor actuación en la joven carrera de Kevin Ogletree, el receptor abierto que estaba llamado a destacar porque sus colegas titulares Miles Austin y Dez Bryant y el ala cerrada estelar Jason Witten no estaban al 100% físicamente.

También Romo y el entrenador en jefe Jason Garrett se apoyaron en su nuevo y reaparecido “caballito de batalla”, DeMarco Murray, quien viene por todo en el 2012. Poderoso corredor que no evade golpes y que, por el contrario, gusta de castigar a los rivales, Murray fue un espectáculo e hizo levantarse de sus asientos a propios y extraños con una escapada de 48 yardas en la que arrolló a un rival y convirtió una potencial pérdida de terreno en una jugada de antología.

La defensiva del escandaloso coordinador Rob Ryan estuvo a la altura. El gran DeMarcus Ware capturó dos veces a Eli Manning para llegar a 101 capturas en su carrera. El Jugador Más Valioso del Super Bowl XLVI no pudo estar tranquilo y vio cómo su favorito, el boricua Víctor Cruz le dejó caer tres pases clave, además de sufrir con la buena cobertura de la secundaria sobre sus receptores. Los recién llegados Brandon Carr (como agente libre) y el novato Morris Claiborne tuvieron una estupenda presentación.

Pero quizás lo que más esperanzas puede generar entre los aficionados vaqueros fue su gran actitud y la sed de triunfo mostrada para sacudirse el dominio que han ejercido los Giants sobre ellos en los últimos tiempos. Habrán de festejar esta victoria, pero sin olvidar que tienen por delante otros 15 juegos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad