publicidad
Tony Romo no pudo sostener el balón para que Martín Gramática pateada el gol de campo del triunfo contra Seattle, el 6 de enero de 2007, en el juego de Comodines (AP-NFL).

Manuel Aguilar Caloca: El regreso de Tony Romo a Seattle

Manuel Aguilar Caloca: El regreso de Tony Romo a Seattle

El quarterback de los Dallas Cowboys intentará sacarse la espina del error de hace 6 años por el que todos lo critican.

Tony Romo no pudo sostener el balón para que Martín Gramática pateada el...
Tony Romo no pudo sostener el balón para que Martín Gramática pateada el gol de campo del triunfo contra Seattle, el 6 de enero de 2007, en el juego de Comodines (AP-NFL).

Ciertamente, no será el partido más atractivo en el papel, pero sí representará una oportunidad de redención a cierta escala para el quarterback de los Dallas Cowboys.

Me llamó la atención cuando el tema fue mencionado por Marc Sessler, columnista de NFL.com, y me pareció que es un tema interesante rumbo a la semana 2 de la naciente campaña.

Los Dallas Cowboys viajarán a Seattle por primera vez en seis temporadas para su partido del domingo contra los Seahawks.

Tony Romo preferiría olvidar la última vez que viajó al oeste para enfrentarse a los “halcones marinos”. Después de todo, ése fue el escenario donde el quarterback no pudo sostener el balón para que el argentino Martín Gramática pateara el potencial gol de campo del triunfo para Dallas en un partido de Ronda de Comodines. Esa terminada de los Cowboys murió, pero la fama de Romo como un jugador que echa a perder los partidos nació.

publicidad

“Cielos, se siente como yo fuese un niño de 10 años en aquel entonces”, dijo Romo, en el sitio oficial de Internet del equipo de la estrella solitaria. “El fútbol americano es un gran deporte; te enseña muchas lecciones. Tu habilidad para interactuar con otras personas, cómo desarrollarte en tu papel de líder, muchas cosas. Pero bajas la cabeza y las cosas mejoran”.

Romo ha sido criticado por esa jugada a lo largo de los años, sin embargo, el que se le catalogue por ella como un quarterback que falla a la hora de la verdad es totalmente injusto.

Antonio Ramiro no pierde los partidos solo. Ciertamente, el quarterback es generalmente el responsable de lo que ocurre en el campo de juego, pero en todos los años en que los "vaqueros" han enfrentado juegos decisivos, el equipo parece derrumbarse alrededor de su número 9.

Entre errores de la línea ofensiva, deficientes coberturas y falta de concentración, Romo se ve presionado, capturado, golpeado en muchas ocasiones y no son raros los fumbles que comete o las intercepciones que lanza. A eso súmenle, pases que le dejan caer los receptores, balones sueltos, castigos de la defensiva o falta de consistencia de la misma, en juegos que terminan como palizas.

Y ni qué decir de las ocasiones en estos años en los que Romo ha resultado lesionado. De inmediato, todas las líneas parecen venirse abajo. Ciertamente, un mariscal de campo pesa, pero cuando un equipo se derrumba sin él, nos quiere decir que no es el único culpable de los males del conjunto más popular de la NFL.

publicidad

Muchas personalidades de la NFL, compañeros, especialistas y hasta uno que otro crítico coinciden en que es un gran quarterback y que sigue creciendo en desarrollo, estadísticas y personalidad... Pero como casi siempre ocurre en estos casos, hasta que no gane un Super Bowl, se le perdonará todo. Incluso ese centro que no pudo controlar y por el que no se pudo patear un gol de campo, pero nadie menciona que fue Tony, quien llevó como líder de la ofensiva a sus compañeros hasta ese punto para ponerlos en posición de ganar, lo que era su verdadera labor. En fin, es historia de nunca acabar...

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad