publicidad
.

Los Redskins, una visita obligada en D.C.

Los Redskins, una visita obligada en D.C.

Los Washington Redskins son uno de los equipos más antiguos de la NFL y uno de los orgullos de la capital.

.
.

Cuando arrancaron en Boston, jamás pensaron que 500,000 aficionados los seguirían en la ciudad de Washington.

Pero cuando el equipo de la NFL llamado Boston Redskins se mudó a la capital del país en 1937, luego de cinco años en New England, estaba camino a ese encuentro… y al de muchos otros momentos memorables.

Sammy Baugh fue su primera gran estrella. El mariscal de campo de Temple, Texas, llevaría a los Redskins a un campeonato de la NFL en su primer año en D.C., y a otro en 1942. Los aficionados lo amaban tanto que le obsequiaron un automóvil color vinotinto en el “Día de Sammy Baugh”, en 1947, gesto que agradeció al lanzar seis pases anotadores en el partido que se escenificó después la ceremonia.

Los Redskins siempre parecieron convocar a mariscales de campo de brazo potente, como Eddie LeBaron, Sonny Jurgensen, Mark Rypien y Doug Williams. Estos jugadores lanzaron sus pases a cuerpos de grandes receptores, tales como Bobby Mitchell, Charley Taylor, Gary Clark y Art Monk.

publicidad

En los ’80s fueron los “Cerdos” (Hogs) - la línea ofensiva de los Redskins que parecía un muro - los favoritos de la afición, ya que protegían a sus mariscales de campo y le despejaban el camino a corredores potentes como John Riggins.

Una de las imágenes más memorables en la historia del Super Bowl es Riggins, escoltado por los Hogs, acarreando 43 yardas en una anotación lograda en una jugada de “cuarta y uno” para sellar el triunfo de los Redskins en el Super Bowl XVII, el primero de tres campeonatos del club (Super Bowls XXII y XXVI) bajo el mando del miembro del Salón de  la Fama Joe Gibbs.

Al día siguiente, el presidente Ronald Reagan los felicitó en el aeropuerto Dulles, y cuatro jornadas más tarde, alrededor de 500,000 ciudadanos de Washington celebraron a sus campeones en un desfile por el centro de la ciudad.

Los Redskins, bajo el dueño Daniel M. Snyder, continúan dedicándose a la comunidad. Ejemplo de ello es la fundación “Washington Redskins Charitable Foundation”, que utiliza los activos del equipo y de sus socios corporativos y de la comunidad para lograr un impacto real en el desarrollo juvenil en el área de Washington. Desde su fundación, en 2000, la fundación lleva donados más de 13 millones de dólares a organizaciones comunitarias.

La afición de los ’Skins pueden mantener la fidelidad para con su equipo de muchas maneras, incluyendo un programa diario de 30 minutos, y ExtremeSkins.com, un foro de aficionados del equipo con más de 100,000 miembros registrados.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad