publicidad
.

Los Dol-fans aman a sus Dolphins

Los Dol-fans aman a sus Dolphins

El equipo favorito del Sur de Florida, los Miami Dolphins, presumen la única temporada perfecta entre sus grandes logros.

.
.

No es de extrañar que 19,000 aficionados enviaron sugerencias de apodos cuando la American Football League le otorgó una franquicia de expansión a Miami, Florida, en 1965.

Todos presintieron que vendría una etapa emocionante cuando Joe Robbie y el actor y comediante Danny Thomas trajeron el fútbol americano profesional a la ciudad. Acertaron.

Los Miami Dolphins hicieron que sus juegos fueran memorables desde el inicio. En 1966, el jugador de los Dolphins Joe Auer devolvió la patada inicial de su juego inaugural hasta la anotación.

Nunca más nada pareció detenerse para Miami, tras la unificación entre la AFL y la NFL en 1970. Estuvo el “Juego más largo” (“Longest Game”, el más largo de la historia de la NFL, uno de postemporada que duró 82:40) una noche de Navidad de 1971…detener a los invictos y eventuales campeones del Super Bowl Chicago Bears (12-0) en 1985 en lo que aún es el Clásico de Lunes en la Noche más visto en la historia (índice de televidencia de 29.6)…el “balón suelto” en día de Acción de Gracias en Dallas en 1993...y tantos más.

publicidad

Por supuesto que, para los aficionados de los Dolphins, nada puede equipararse a la temporada perfecta (“Perfect Season”, 17-0) de 1972, con 14 victorias en la temporada regular, seguidas por un triunfo en el Super Bowl VII, lo que fue la primera y única campaña invicta y sin empates en la historia de la NFL.  

Esa fue la primera de las dos victorias de Super Bowl consecutivas de Miami bajo la tutela entrenador en jefe de 16 años, el miembro del Salón de la Fama Don Shula, equipo que estaba reforzado por jugadores de la talla del mariscal de campo Bob Griese, el corredor Larry Csonka, el receptor Paul Warfield - todos miembros del Salón de la Fama - y la defensiva de los Dolphins apodada como la “Defensiva sin nombre” (No Name Defense”).

Poco después de que Griese se retiró, Dan Marino, el Nº 13, se hizo cargo y encabezó a los Dolphins durante 17 años, quebrando cada una de las marcas importantes de la NFL en el juego aéreo durante su carrera.

La estabilidad de sus propietarios fue también roca sólida para los Dolphins. Después de 30 años, la familia Robbie le vendió el equipo a H. Wayne Huizenga, que lideró la franquicia durante 16 temporadas, hasta que Stephen M. Ross asumió la propiedad en 2009.

Los Dolphins correspondieron la lealtad de sus aficionados a su comunidad.  

La fundación Miami Dolphins, por ejemplo, provee incentivos a la educación, la salud, el deporte para la juventud, y programas voluntarios que inspiran y participan en comunidades a lo largo de Florida.

publicidad

En la luminosa Miami, las estrellas salieron para apoyar al equipo. El cantante Marc Anthony, los artistas Emilio y Gloria Estefan, la cantante Fergie, y las hermanas campeonas de tenis Serena y Venus Williams, son todos aficionados de los Dolphins.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad