publicidad
El nuevo estadio de Vikings sería incentivo para dar la sede a Minneapolis (AP-NFL).

Lista para el Super Bowl LII se reduce a tres finalistas

Lista para el Super Bowl LII se reduce a tres finalistas

La lista de finalistas para ser sede del Super Bowl LII se redujo a tres tras la reunión de otoño de la NFL en Washington, D.C.

El nuevo estadio de Vikings sería incentivo para dar la sede a Minneapol...
El nuevo estadio de Vikings sería incentivo para dar la sede a Minneapolis (AP-NFL).

Ya conocemos a las tres ciudades finalistas para organizar el Super Bowl LII en 2018.

Albert Breer de NFL Media reportó que las tres ciudades que harán propuestas formales por el partido son Indianapolis, Minneapolis y New Orleans, de acuerdo a fuentes involucradas en el proceso. El comisionado de la NFL Roger Goodell confirmó la noticia en conferencia de prensa.

Seis ciudades sometieron propuestas inicialmente para organizar el partido, incluyendo Miami, Dallas y Tampa, Florida. Representantes de las seis ciudades hicieron sus propuestas durante la reunión de otoño de la NFL en Washington, D.C. La liga elegirá al ganador en la reunión de primavera en mayo de 2014.

Anteriormente en el año, oficiales de la liga seleccionaron a San Francisco para el Super Bowl L en 2016 y Houston como la ciudad que tendrá el Super Bowl LI en 2017.

publicidad

Analicemos las probabilidades de cada ciudad:

La favorita

Minneapolis no ha recibido un Super Bowl desde 1992. Nadie se ha quejado al respecto, en general porque Minneapolis en febrero no es exactamente el centro del turismo global. Aún así, los Vikings están construyendo un nuevo estadio y la NFL es famosa por premiar esas creaciones cívicas.

El candidato inesperado

New Orleans es la ciudad perfecta para el Super Bowl y debería de ser candidata todos los años. El problema más grande podría ser el Superdome, que ya es viejo y que tiene el estigma del apagón en febrero. Es posible que ese error lleve a una suspensión temporal para la ciudad.

El lejano

Indianapolis hizo un buen trabajo como sede del Super Bow XLVI y la naturaleza compacta de la ciudad hace que la experiencia de los jugadores sea conveniente. Pero el evento podría verse frustrado por el mal clima. La ciudad tuvo temperaturas anormalmente altas de cara al Super Bowl XLVI. Sería un asunto de suerte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad