publicidad
Barry Sanders, legendario corredor de Lions (AP-NFL).

Leyendas del pasado: Barry Sanders dejó huella con Detroit

Leyendas del pasado: Barry Sanders dejó huella con Detroit

El destacado ex corredor Barry Sanders superó las mil yardas por carreras en cada una de sus 10 temporadas en la NFL.

Barry Sanders, legendario corredor de Lions (AP-NFL).
Barry Sanders, legendario corredor de Lions (AP-NFL).

Acumuló 15,269 yardas y 99 anotaciones por carreras durante las diez temporadas que jugó en la NFL, me refiero a Barry Sanders, quien destacó vistiendo siempre el uniforme de Detroit Lions. Por si fuera poco atrapó 352 pases para 2,921 yardas y diez touchdowns en 153 partidos de temporada regular.

¿Quién es el mejor corredor de la historia? Opina en los foros de la NFL.

en la NFL también atrapó 352 pases para 2,921 yardas y diez touchdowns, además de que en cinco ocasiones estuvo como regresador de patadas de salida acumulando 118 yardas.

Barry Sanders tuvo notable desempeño en 1994 logrando 1,883 yardas y siete anotaciones en 331 acarreos, pero su mejor temporada fue la de 1997 al acumular 2,053 yardas y 11 anotaciones en 335 acarreos, promediando 6.1 yardas por jugada.

publicidad

Barry David Sanders, quien nació el 16 de julio de 1968 en Wichita, Kansas, tuvo destacada trayectoria en la Universidad Estatal de Oklahoma y fue seleccionado por Detroit Lions en la primera ronda del Draft de 1989. No tardó en demostrar su calidad.

Fue líder corredor de la NFL en cuatro temporadas, la de 1990, con 1,304 yardas; en 1996 acumulando 1,553 yardas, y las ya mencionadas  campañas de 1994 y 1997.

Sanders tuvo cuatro juegos en que superó las 200 yardas por carreras, destacando las 237 que logró el 13 de noviembre de 1994 en el triunfo por 14-9 sobre Bucaneros de Tampa. También consiguió esa hazaña se había producido el 24 de noviembre de 1991 cuando acumuló 220 yardas para que sus Detroit Lions vencieran 34-14 a los Minnesota Vikings.

Las otras dos ocasiones que superó las 200 yardas fueron en 1997, una de ellas el 23 de noviembre en que logró 216 yardas y dos touchdowns en el triunfo por 32-10 sobre Indianápolis Colts.

Inolvidable día para Sanders

Barry Sanders festejó en grande el “Día de Acción de Gracias” de 1997 al conseguir 167 yardas en 19 acarreos y lograr tres anotaciones (en carreras de 40, 25 y 15 yardas) ayudando a que Detroit Lions aplastaran por 55-20 a los Chicago Bears en la semana 14 de la temporada.

Con ese desempeño se ubicaba como el segundo mejor corredor en la historia de la NFL, únicamente detrás del inolvidable Walter Payton.

publicidad

Muy especial resultó aquel cotejo del 27 de noviembre, en virtud de que faltando cinco minutos y 53 segundos del tercer cuarto, los Detroit Lions iniciaron su tercera serie ofensiva de la segunda mitad y dos jugadas después, se escapaba en carrera de 25 yardas por el centro del terreno de juego hasta llegar a las diagonales para su segunda anotación del día la cual fue ruidosamente festejada por los 77 mil 904 aficionados.

De esta forma, el notable corredor de los Leones acumulaba 13 mil 266 de por vida (dejando atrás las 13 mil 259 logradas por Eric Dickerson).

Otra gran hazaña

Para "cerrar con broche de oro" la temporada de 1997, en el último juego, el domingo 21 de diciembre de aque año Barry David Sanders obtuvo 184 yardas contra los Jets de Nueva York logrando superar las dos mil yardas en la campaña.

La explosividad de Sanders quedó confirmada al conseguir 164 yardas durante la segunda mitad. Esa tarde los espectadores estaban seguros de que alcanzaría las 2,000 y querían celebrarlo. Cuando el corredor de los Leones se acercó a sólo diez yardas de la cifra mágica, un grupo de aficionados utilizó tarjetas con números amarillos para llevar la cuenta regresiva.

Finalmente, al iniciar Detroit Lions su decimosegunda serie ofensiva llegó el momento esperado; en primera oportunidad y 10 por avanzar, desde su propia yarda 42, Barry Sanders corrió por el lado derecho obteniendo dos yardas, suficientes para llegar a las dos mil en la campaña.

publicidad

Entonces se produjo una breve pausa y el referee principal, Dick Hantak, fue a entregarle a Sanders el balón con que había concretado la memorable jugada para que lo conservara de recuerdo. En las tribunas del “Domo de Plata” era la locura, miles de aficionados coreaban el nombre del destacado jugador al tiempo en que mostraban cartelones distribuidos por el periódico Detroit Free Press en los cuales se leía simplemente Barry!.

Continuaba la fiesta, el ala cerrado Pete Metzelaars fue el primer jugador de los Leones en felicitar a su compañero, en tanto que el receptor Herman Moore bromeaba arrebatándole el ovoide. Casi de inmediato Barry se fue a la banca del equipo para entregarle el balón a su padre, William Sanders, quien no disimulaba su emoción.

Al reanudar la acción -para festejar la hazaña- Barry Sanders se escapó por el lado derecho en carrera de 53 yardas llegando muy cerca de las diagonales de los Jets. Minutos después el juego concluía con la victoria de 13-10 para los Leones.

Merecido premio

En la campaña de 1997 Barry Sanders acumuló 10 partidos corriendo para cien o más yardas, por lo cual resultaba favorito para ser designado Jugador del Año en la NFL, y así sucedió...Sanders se llevó ese trofeo el miércoles 21 de enero de 1998. Aquel día (dentro de la semana previa al Super Bowl XXXII) el corredor de los Detroit Lions dijo que optó por donar los 30 mil dólares del premio a la Gran Liga de Futbol de Wichita ya que durante su niñez fue en esa organización donde empezó a practicar el "deporte de las tackleadas".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad