publicidad
Ryan Tannehill tuvo un inicio para el olvido (AP-NFL).

Lecciones del campamento: Belichick sigue siendo el maestro para manejar la distracción

Lecciones del campamento: Belichick sigue siendo el maestro para manejar la distracción

Ya comenzó la pretemporada y aquí te presentamos algunas de las mejores historias que se han dado dentro de los equipos de la NFL.

Ryan Tannehill tuvo un inicio para el olvido (AP-NFL).
Ryan Tannehill tuvo un inicio para el olvido (AP-NFL).

Cuando Bill Belichick se dirigió al atril el 24 de julio, entregó su visor a su asistente y comenzó uno de los más sombrías, y cándidas, conferencias de prensa de su carrera, proveyó un inadvertido despliegue de una de las más importantes lecciones de las dos primeras semanas de los campamentos de entrenamiento.

Este se ha convertido en el verano de compartimentar en la NFL, y lo que hemos aprendido desde que iniciaron los campamentos, enfatizado por la manera en que los Philadelphia Eagles lucharon con la desagradable situación del receptor Riley Cooper y sus comentarios racistas, es lo que siempre había sido sospechado: Nadie lo hace tan efectivamente como los New England Patriots.

Existen, por supuesto, más información de rutina que reportar alrededor de la liga, los jugadores revelación, las tendencias en el juego. Pero Belichick fue inusualmente directo al hablar sobre el ex ala cerrada de los Patriots Aaron Hernández ese día, calmado, mientras Hernández estaba enfrentando a un juez a escasas millas de distancia, sirvió como una clínica de cómo contener o efectivamente hacer a un lado una distracción que de otra manera hubiera devorado al equipo.

publicidad

Habló dos días antes de que los Patriots empezaran las prácticas y un día antes de que los capitanes de su equipo enfrentaran a los reporteros. Leyendo primero sus notas y después contestando las preguntas, Belichick admitió tristeza, shock, decepción, y dolor frente al horror de que un jugador que él había elegido fuera acusado de asesinato. Belichick no fue tan lejos como muchos hubieran esperado, no hubo mucho escrutinio sobre los detalles de qué tanto sabían los Patriots sobre Hernández antes de que lo seleccionaran, por ejemplo, pero fue lo suficientemente lejos como para conseguir la meta.

Belichick habló ese día con un propósito expreso: responder las preguntas y críticas sobre el equipo que fluyeron tras el arresto de Hernández por única ocasión, y para aislar al equipo de la cascada de eventos que siguieron al arresto. Fue un ejercicio mucho más serio y sobrio del que Belichick enfrentó cuando firmó a Tim Tebow, su comportamiento en esa conferencia de prensa fue un clásico esfuerzo Belichick  “Lo usaremos de la manera que mejor convenga al equipo”. Pero en ambos casos, el plan de los Patriots ha calmado la situación, permitiéndole al equipo volver tranquilamente a sus prácticas.    

Tebow no es el espectáculo que fue con los New York Jets, sus pases fallidos y ocasionales recepciones durante las prácticas acumulan poco menos que relleno para los comentarios en este momento. Y Hernández, más notoriamente, ha sido decididamente separado de los Patriots, al menos en cuanto a jugadores preparándose para la temporada se refiere. El tema principal de conversación en Foxborough ahora es como se está conformando la lista de jugadores en la posición de receptor.

publicidad

Es difícil exagerar la importancia de ser capaz de contener una distracción, pero no busquen más allá de los Patriots y su carrera al Super Bowl del 2007 en tras el escándalo del “Spygate” para ver los resultados. Los Patriots y los Eagles están practicando juntos esta semana antes de jugar un juego de pretemporada el viernes por la noche. La situación de Hernández podría ya haber motivado a los equipos a investigar a profundidad el pasado de sus jugadores antes de seleccionarlos, y la directiva de los Patriots podría enfrentar aún más preguntas sobre qué tanto sabían de la situación de Hernández cuando estaba en el equipo. Pero por ahora, mientras los Eagles tratan de salir de su propia tormenta, aunque mucho menos devastadora que la situación de Hernández, los Patriots han dejado un ejemplo.

Pasamos a otras cosas que hemos aprendido en los primeros días de los campamentos:

Todo el mundo sufre: La temprana ola de lesiones que han terminado temporadas, como las sufridas por el jugador de los Eagles Jeremy Maclin (rodilla) y Dennis Pitta de los Baltimore Ravens (cadera) y ahora Bryan Bulaga de los Green Bay Packers (rodilla), acapararon los titulares antes de que algunos equipos siquiera se pusieran las protecciones por primera vez. Pero es muy pronto para sacar conclusiones sobre si hay un patrón, dijo John Mara, el presidente de los New York Giants y miembro del comité de competencia, que revisa los números y tendencias de las lesiones.

publicidad

“No estoy seguro de que existan más lesiones que en años previos, pero hemos tenido lesiones en jugadores de perfil alto”, escribió Mara en un correo. “No creo que haya cambiado en las otras 31 ciudades. Es fútbol”.

No hay manera de saber que harán los Jets: Para bien o para mal, los New York Jets tienen una legítima batalla de mariscales en sus manos. Los abucheos que ha escuchado Sánchez después de un pase sobre lanzado que terminó interceptado por Antonio Cromartie en un scrimmage controlado el domingo recibió mucha atención, a pesar de que después salvó un día para el olvido con un impresionante pase de anotación de 57 yardas.

La mayor historia, de cualquier forma, es que el novato Geno Smith ha mejorado suficiente desde el verano para cerrar más la competencia, y si los dos continúan empatados, el entrenador Rex Ryan y el gerente general John Idzik enfrentan una fascinante decisión. Habrá muchas interpretaciones durante las próximas semanas. El primer indicador para obsesionarse: ¿Quién estará al inicio de la pretemporada contra los Detroit Lions?

¿Quién encajará con los Bills?: La otra competencia de mariscales de la AFC Este está igual de cerrada. Kevin Kolb, tal vez la persona con menos suerte en la NFL después de que se resbaló con un tapete en el campamento y se torció la rodilla izquierda, tuvo un desempeño tan triste que le abrió la puerta al novato EJ Manuel, quién se mostró como el mejor mariscal. Kolb estuvo en la banca durante la práctica del domingo, lo cual claramente no ayuda a su reputación de ser propenso a lesiones. Teniendo esa oportunidad, con su brazo fuerte y su capacidad para correr, ¿qué hizo Manuel? Lanzó tres intercepciones.

publicidad

Todavía es temprano para decidir, pero recuerden cómo, después de que los Buffalo Bills seleccionaron a Manuel, todo mundo pensaba que sería un proyecto a largo plazo. Aún podría serlo. Por supuesto, podría ser el titular, también, porque los Bills podrían simplemente no tener una mejor opción.

¿Los Dolphins en ascenso?: No tan rápido: Las proyecciones de que los Miami Dolphins tal vez retarían a los New England Patriots en la AFC Este probablemente necesitarán ser ajustadas después del juego del salón de la fama del domingo pasado. La ofensiva titular de los Dolphins, operando sin receptores como Mike Wallace o Brian Hartline, quienes fueron marginados mientras se recuperan de sus respectivas lesiones, perdieron el balón en su primera jugada del partido. El mariscal Ryan Tannehill apenas consiguió dos de cinco pases para 11 yardas.

Poniendo la “D” en Dallas: La defensiva 4-3 de Monte Kiffin empezó con el pie derecho mientras el equipo continúa en la transición de la defensiva 3-4 de Rob Ryan. Desde que reemplazó a Ryan como coordinador defensivo, Kiffin ha hablado de la importancia de provocar cambios de posesión, la insignia de sus equipos con los Tampa Bay Buccaneers, en una escuadra de los Cowboys que apenas consiguió 16 el año pasado. Los Dallas Cowboys recuperaron un balón suelto en la primera ofensiva de los Dolphins durante el juego del Salón de la Fama. Más tarde, una intercepción fue convertida en una anotación. Nada mal, considerando que las estrellas defensivas DeMarcus Ware y Sean Lee no jugaron.

publicidad

Un gran movimiento juvenil azul: Dos novatos a seguir en los New York Giants cuando empiecen los juegos: el experto en presionar mariscales Damontre Moore, quien ha impresionado con la amplia oportunidad que ha recibido en las prácticas tras la ausencia de Jason Pierre-Paul, y el tackle defensivo de 145 kilos Johnathan Hankins, quien podría ser un engrane crítico para mejorar la defensiva terrestre de los Giants.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad