publicidad
El nuevo estadio de los Vikings estará listo para el 2016 (AP-NFL).

La NFL le dio al Super Bowl LII en 2018 al nuevo estadio de los Minnesota Vikings

La NFL le dio al Super Bowl LII en 2018 al nuevo estadio de los Minnesota Vikings

Los dueños de la NFL anunciaron que le han dado el Super Bowl LII a los Minnesota Vikings y su nuevo estadio.

El nuevo estadio de los Vikings estará listo para el 2016 (AP-NFL).
El nuevo estadio de los Vikings estará listo para el 2016 (AP-NFL).

Si lo construyes, la NFL llegará.

Manteniendo la tradición de recompensar a los equipos con un nuevo estadio, los dueños de la NFL anunciaron que le han dado el Super Bowl LII a los Minnesota Vikings.

Tras cuatro ronda de votación, los dueños señeccionaron a Minnesota por simple mayoría sobre Nueva Orleans. Indianápolis seleccionó tercero en el proceso de votación.

Minneapolis tendrá una nuevo estadio de $1,000 millones de dólares que se utilizará para el gran juego del 2018.

Este será el segundo 'Súper Domingo' en Minneapolis, que recibió el Super Bowl XXVI en el recientemente demolido Metrodome en 1992.

Ya hay un antecedente de los dueños de la NFL regresando a una ciudad de clima frío, los Detroit Lions fueron sede de dos Super Bowls, el más reciente tras abrir el Ford Field. Tener un domo ayudó a la causa de Minneapolis.

publicidad

Una razón detrás de que la NFL le diera el honor a Minnesota es que casi $500 millones de dólares del dinero público fue invertido en las nuevas instalaciones. A la NFL le gusta recompensar a las ciudades que invierten en nuevos estadios.

La ciudad también planea invertir dinero en el mejoramiento del centro en adelanto para el Super Bowl.

Los Vikings jugarán las próximas dos temporadas en la Universidad de Minnesota mientras su flamante estadio es construido en el lugar donde estaba el Metrodome.

El nuevo campo está agendado para abrir en 2016, dándole a la ciudad bastante tiempo para corregir cualquier asunto antes del Super Bowl del 2018.

Para los fanáticos preocupados del clima frío en las 'Ciudades Gemelas', el Comité de la Petición de los Vikings señaló que hay es de ocho kilómetros de pasos elevados.

Las posibles condiciones de frío pueden molestar a algunos fans. Los dueños de la NFL claramente no comparten esas preocupaciones. El tiempo es voluble.

Hemos tenido tormentas de hielo y nieve en Super Bowls en Atlanta y Dallas. mientras que el clima fue bastante agradable en el Met Life Stadium en febrero pasado.

En 2018 los Vikings y Minneapolis tendrán la oportunidad de mostrar con orgullo su nuevo estadio al mundo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad