publicidad
.

Kansas City adora ver a sus Chiefs

Kansas City adora ver a sus Chiefs

Los Kansas City Chiefs fueron un faro para toda la AFL y son ahora una tribu de respeto en la Conferencia Americana.

.
.

Tuvo algunas grandes ideas, que definitivamente impactaron a la National Football League.

Lamar Hunt, el fallecido dueño de los Kansas City Chiefs, jamás paró de crear. Los aficionados del fútbol americano se beneficiaron.

Hunt ayudó a crear la American Football League (AFL) en 1960, que eventualmente se fusionaría con la NFL en 1970 para producir el deporte preferido de los Estados Unidos. Fue quien bautizó al juego de campeonato de la NFL, internacionalmente conocido, como el “Super Bowl”.  Y sugirió utilizar números romanos para distinguir esos juegos.   

Cuando Hunt trasladó a sus Dallas Texans, equipo de la AFL, a Kansas City en 1963, encendió la pasión de los aficionados que produciría continuos anuncios de “boletos agotados” y uno de los estadios más ruidosos (Arrowhead) de la NFL.

publicidad

Esa pasión no fue sorpresiva. Los Chiefs eran el único equipo de la AFL con tres títulos bajo el brazo y con Hank Stram como su entrenador. Fueron protagonistas del primer Super Bowl, y de dos de los primeros cuatro, ganando el Super Bowl IV. En el lapso 1989-98, acumularon un registro de 101-58-1 y siete apariciones en postemporada. También tuvieron cuatro años consecutivos con doble dígito de victorias en los 1990s.

En el camino, los Chiefs produjeron un tesoro de jugadores: el mariscal de campo Len Dawson, Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés) del Super Bowl IV; el receptor Otis Taylor, el primer receptor del equipo con 1,000 yardas; Tony González, que se convertiría en líder de la NFL como ala cerrada en recepciones y en yardas; el devastador dúo defensivo compuesto por el ala defensiva Neil Smith y por el apoyador Derrick Thomas, que se combinaron para registrar 212.5 capturas en los 1990s; y el corredor Priest Holmes, que estableció marcas de temporada de la NFL en 2003 para anotaciones terrestres y anotaciones totales (ambos 27).

Si los Chiefs fueron bienvenidos en Kansas City, éstos han correspodido tanto apoyo, primero bajo Lamar Hunt y ahora con su hijo Clark Hunt al frente del equipo.

Estos gestos cubren una gama de enfoques, desde el juego de pretemporada caritativo anual del club titulado “Chiefs Charity Game”, que lleva generados más de 6.5 millones de dólares para la comunidad desde su inicio en 1984... hasta la donación de zapatos nuevos, equipo de gimnasio, y audífonos para entrenadores para el distrito escolar de Kansas City… pasando por enviar más de 50,000 dólares en donaciones del personal del equipo y de los aficionados, y siete camiones completos con más de 150,000 botellas de agua para las localidades devastadas por tornados Joplin, Missouri, y Reading, Kansas, en 2011.

publicidad


publicidad
Contenidos Relacionados
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad