publicidad

Jorge Pérez-Navarro: TB12

Jorge Pérez-Navarro: TB12

A los 37 años, no es fácil ser QB en la NFL y más complicado aún es ser titular, sin importar de quién estamos hablando.

Tom Brady: ¿El mejor de todos los tiempos? NFL

-"When I suck, I'll retire..."- (Me retiraré cuando de lástima jugando...)

Apenas amanecía la mañana del lunes 30 de septiembre de 2014 y las críticas a la terrible actuación de Tom Brady en la derrota de los New England Patriots por 41-14 ante los Kansas City Chiefs se multiplicaban, a tal grado, que para el mediodía... ¡Ya había detractores que pedían su retiro!.

A los 37 años, no es fácil ser QB en la NFL y más complicado aún es ser titular, sin importar de quién estamos hablando, y tras un inicio de temporada en el que ganó 2, perdió 2, promedió 5.8 yardas por pase y apenas 79.4 de QBR en los 4 primeros juegos... Parecía que - finalmente - el Padre Tiempo le había pasado la factura a TB12.

Thomas Edward Patrick Brady Jr. lo tenía todo para ese entonces: 3 anillos de campeón, 2 premios MVP de Super Bowl y 2 más de la NFL, 10 selecciones All Pro, Premios de Atleta del Año por Sports Illustrated (2005) y Associated Press (2007), ser considerado entre los mejores de toda la historia y una fortuna que en 2014 se incrementó en 38 millones de dólares gracias a una bonificación de $30MDD de su nuevo contrato, un salario de $2MDD y el resto por publicidad realizada que incluye su propia línea deportiva.

No faltará el que diga - "¡Cool!"- pero si a eso le agregamos que está casado con la mejor Top Model de la actualidad, cuyas ganancias opacan las de su marido, tanto, que se calcula que Gisele Bündchen va camino a superar los mil millones de dólares antes de que se retire. Así, se pone aún mejor la cosa ¿no?...

publicidad

Pues, ¡no!.

-"When I suck, I'll retire...But I don't plan on sucking for a long time"- (Me retiraré cuando dé lástima jugando... Pero no pienso dar lástima pronto)

¡ TB12 vive para jugar fútbol americano!

Por eso se levanta muy temprano y se acuesta a las 8:30pm. No bebe alcohol y organiza sus 365 días del año en torno a una rigurosa dieta y una preparación física intensa que le permitan ser mejor cada día, cada semana y cada juego en beneficio de sus compañeros.

Dicha ética y amor por el juego, además de su fortaleza mental y experiencia, fueron las claves para regresar de aquella debacle del 29 de septiembre ante los Kansas City Chiefs.

La primer gran prueba de fuego vino el 2 de noviembre... Al recibir a los entonces favoritos Denver Broncos... A los que no sólo vencieron 43-21 sino que hicieron ver mal, comenzando por Peyton Manning, y continuando con todas y cada una de sus líneas.

Tras la victoria, TB12 dejó las cosas en claro: - "Nuestra marca es 7-2 y con eso aún no vamos a ninguna parte..."-.

Luego, siguieron victorias sobre los Indianapolis Colts y los Detroit Lions (ambos calificaron a los playoffs) y una derrota 26-21 ante unos Green Bay Packers que terminaron invictos el año jugando en casa, la cuál, serviría para completar la puesta a punto perfecta para el resto de la campaña de los Pats.

Antes de continuar y en caso de que algún aficionado de los Buffalo Bills me quiera salir al paso preguntando: - "Y ¿que hay de la victoria 17-9 de mi equipo en la Semana 17?"- Sirvió para formalizar una marca de 12-4 con un escuadrón administrado y pensando en cuidar a los titulares ya que no tenían nada en juego de cara a los playoffs.

publicidad

Tras eliminar a los Baltimore Ravens (Playoff divisional) y a los Indianapolis Colts (Campeonato de la Conferencia Americana)... Tom Brady y el resto de los New England Patriots llegaron a Phoenix, AZ agobiados por el escándalo de los balones desinflados ( Deflategate), polémica que trataron de apagar con sus insistentes negativas de culpabilidad y a la espera del resultado de la investigación... De la que ya se filtró que sólo a uno de los balones le faltaban las 2 libras por pulgada cuadrada y que, al resto, sólo un chirrín.

-"¿Es TB12 el mejor de la historia?"-...

Los Pats atendieron de buena manera a la prensa pero cuando se reanudaron las prácticas... Eran un equipo con una misión. Eran un equipo con hambre. Eran un equipo peligroso y con verdaderas posibilidades de echar por tierra las apuestas que marcaban como favorito por 5-1 a los Seattle Seahawks.

El Super Bowl XLIX fue épico y con tintes de Deja Vu que terminó por definirse hasta la antepenúltima jugada y tras haber pasado por una encrucijada:

A) Super Bowl XXIII... Jugado el 22 de enero de 1989 en el Joe Robbie Stadium de Miami, FL y donde, Joe Montana conectó de 10 yardas con John Taylor para completar una serie ofensiva de 11 jugadas y 92 yardas con medio minuto por jugar, tiempo en el que la defensiva aguantó y contuvo a Boomer Esiason y Chris Collinsworth en la última jugada para sellar la victoria de 20-16 de los San Francisco 49ers sobre los Cincinnati Bengals.

publicidad

Dicha serie ofensiva inmortalizó la reputación de Montana de Joe Cool.

B) Super Bowl XLII... Jugado el 3 de febrero de 2008 en The University of Phoenix Stadium de Glendale, AZ donde, luego de que Tom Brady conectara de 6 yardas con Randy Moss para la anotación que ponía a los New England Patriots al frente en el marcador con 2:42 en el reloj... Vendría una atrapada increíble de 32 yardas de David Tyree, haciéndose del balón con una mano y el casco y aguantando todo tipo de jalones de Rodney Harrison, para que 5 jugadas después, Plaxico Burress recibiera de Eli Manning para el Touchdown que escribiría la victoria 17-14 de los New York Giants.

Esa historia se llamó 18-1 que, de paso, frustró la segunda temporada perfecta en la historia de la NFL.

8 años menos 2 días después de eso y en el mismo escenario...

Tom Brady conectó con Julián Edelman de 3 yardas para la anotación y poner a los Patriots al frente 28-24 con 2:02 por jugar.

¿Se repetiría la historia o habrá reivindicación?... ¿Opción A o B?...

The Hawks volvieron al ataque con un pase de Russell Wilson de 33 yardas que parecía incompleto, rebotó, fue malabareado y capturado por Jevon Kearse para dejar a los Seattle Seahawks en la yarda 5 con 1:05 por jugar.

-"What the f...! It's Davis Tyree all over again!"- (¡Qué carajos! ¡Es David Tyree otra vez!) dijimos muchos en la zona de prensa.

publicidad

Tras una carrera de Marshawn Lynch que acercaría a Seattle a la yarda 1 y con 2a. oportunidad y Goal...

-"Sh..! Here comes the Plaxico closing!"- (¡Caramba! ¡Aquí viene el cierre estilo Plaxico!) coincidimos nuevamente...

Esperando todos el acarreo de Beast Mode... Vino el pase rápido a Ricardo Lockette pero, en la mejor jugada defensiva del año, el novato Malcolm Butler saltó, anticipando para interceptar, y sellar ¡el triunfo de los Pats!.

Así, Thomas Edward Patrick Brady Jr. Igualó a su ídolo Joe Montana ganado su 4o. anillo de campeón y 3er. Super Bowl MVP, solidificando su legado como el mejor QB en Playoffs de la historia (más juegos jugados, más victorias, más pases para anotación y 8 récords más)... Sin embargo, ¿es el mejor de todos los tiempos?...

Mi postura es no.

El tache son sus 2 derrotas en Super Domingos, lo que a Joe Montana no le pasó, aunque, si gana lo que ningún otro QB ha logrado... Un 5o. anillo... ¡Tal vez!. Para eso, deberá seguir siendo mejor cada día y no dar lástima jugando más allá de los 40 años como pretende.

Por lo pronto y como Joe Cool lo dijo: - "A Tom Brady ya no hay que compararlo con nadie porque ya es un grande... Él es TB12"-.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad