publicidad
Johnny Manziel se presentará al Draft, dejando dos años de elegibilidad en la NCAA (AP-NFL).

Johnny Manziel se reportó para el Draft 2014 de la NFL

Johnny Manziel se reportó para el Draft 2014 de la NFL

Un día después de firmar con un agente, el inminente anuncio de Johnny Manziel de que se presentará al Draft 2014 se confirmó.

Johnny Manziel se presentará al Draft, dejando dos años de elegibilidad...
Johnny Manziel se presentará al Draft, dejando dos años de elegibilidad en la NCAA (AP-NFL).

Abran paso a Johnny Football en la NFL.

Como se esperaba, Johnny Manzie entrará al Draft 2014 de la NFL y dejará dos años de elegibilidad colegial en la mesa de la NCAA. El quarterback estrella de Texas A&M presentó su nombre para ser incluido en el Draft 2014 de la NFL, de acuerdo al analista de NFL Media Gil Brandt.

El compañero de Manziel con los Aggies, el receptor Mike Evans, anunció su decisión de partir rumbo a la NFL a través de la escuela el dos de enero.

Las reglas de la NFL permiten que los jugadores que llevan tres años fuera de la preparatoria entren al Draft. Si bien Manziel solo jugó dos temporadas con Texas A&M, el mariscal entrenó con el equipo sin jugar en 2011 con lo que cumple con los tres años necesarios luego de su tiempo como una estrella en la Tivy High School de Kerrville (Texas) para entrar al Draft.

publicidad

En A&M, Manziel impuso un record de una sola temporada en la SEC de ofensiva total en su primer año como jugador en 2010 con 5,116 yardas, incluyendo 1,410 yardas terrestres con las que lideró la liga de camino a convertirse en el primer jugador de primer año de la historia en ganar el Trofeo Heisman. En ese momento, los críticos del potencial de Manziel en la NFL señalaban a su corpulencia (1.85m, 90kg), su estilo poco convencional, su impaciencia por dejar el bolsillo y su reputación de parrandero en el receso de temporada como posibles puntos negativos.

Su personalidad de estrella de rock tuvo un efecto polarizador en los fans afuera de College Station, si bien fue aceptado por sus compañeros como un jugador que siempre puso al equipo primero y que fue un líder.

En 2013, el nivel de Manziel ayudó a deshacerse de algunas de las preocupaciones, particularmente sobre su desarrollo como pasador y su paciencia en el bolsillo. Como resultado, su producción por tierra se vio cortada a la mitad pero sus números por pase excedieron los de la temporada en la que ganó el Heisman con 4,114 yardas y 37 pases de touchdown. También, por primera vez, comenzó a deslizarse o salirse del campo esta temporada para protegerse físicamente de recibir demasiados golpes de las defensivas.

Los scouts han proyectado a Manziel como una selección de primera ronda si bien la especulación sobre en qué parte de esa ronda será elegido han variado. Su mejora como pasador ha sido innegable, a pesar de lo cual sigue rehusándose a deshacerse del balón cuando las jugadas fracasan como deben hacer los mariscales de la NFL, intentando más bien usar su estilo de improvisación para intentar cambiar una jugada mala por una espectacular. Esa tendencia es una que su eventual entrenador en la NFL querrá disminuir.

publicidad

En cuanto a su magnetismo afuera del campo, eso parece destinado a mantenerse.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad