publicidad
Tony Romo y los Cowboys son sometidos a escrutinio minucioso como pocos personajes y equipos en la NFL y en los deportes profesionales (AP-NFL).

Iván Pirrón: (Romo es sólo uno de) los problemas de los Cowboys

Iván Pirrón: (Romo es sólo uno de) los problemas de los Cowboys

Dallas se enfrenta a viejos y nuevos fantasmas que lo tienen sumido en el último lugar de la División Este de la NFC.

Tony Romo y los Cowboys son sometidos a escrutinio minucioso como pocos...
Tony Romo y los Cowboys son sometidos a escrutinio minucioso como pocos personajes y equipos en la NFL y en los deportes profesionales (AP-NFL).

El récord de 2-3 “enferma” a Jerry Jones. Enferma a cualquier fan de los Cowboys.

Opina en los foros de la NFL.

Después de una convincente victoria en East Rutherford en la Semana 1, cuando vencieron a toda ley a los campeones Giants, parecía que los Cowboys levantaban la mano como candidatos a la corona de la División Este de la NFC. Seis semanas más tarde, el equipo de Jerry se enfrenta a viejos y nuevos fantasmas que lo tienen sumido en el último lugar de una de las Divisiones más competitivas de la NFL.

Ya sé que a muchos de ustedes lo primero que les viene a la mente cuando los Cowboys no andan bien es: Tony Romo. Y sí, Antonio Ramiro es parte del problema. Parte, no todo el problema. Jason Garrett tiene mucha tarea por delante, tarea que no sólo servirá para rescatar al llamado “Equipo de América” en 2012, sino también para que el coach conserve su oficina en Valley Ranch.

publicidad

Entonces, ¿cuántas patas le duelen al caballo de este cowboy?

Disciplina

En la derrota ante Baltimore del domingo anterior, los Cowboys fueron infraccionados en 13 ocasiones. Seis de esos castigos fueron en el último cuarto y cinco en la ofensiva del potencial empate, a cuatro minutos del final del partido, cuando Dallas perdía 31-23.

Salidas en falso (Jeremy Parnell y Kevin Ogletree), holdings (Tyron Smith) y hasta por bloqueos ilegales (Felix Jones) fueron castigados los Cowboys, tan solo en ese drive.

En el triunfo sobre Tampa Bay, en la Semana 3, fueron otros 13 castigos para 105 yardas; incluso en el triunfo de la semana inaugural sobre Giants, Dallas vio caer 13 pañuelos que los condenaron 86 yardas.

Los equipos indisciplinados no tienen futuro. Pregúntenle a los Raiders.

Intercambios de balón

El diferencial de los Cowboys es -8 en este departamento. Sólo hay dos equipos con peor saldo: Philadelphia (-9) y Kansas City (-15).

Se suponía que con la llegada de los esquineros Brandon Carr y el novato Morris Claiborne el coordinador defensivo, Rob Ryan, lanzaría más blitzes y vendrían más intercambios de balón, pero Dallas tiene una sola intercepción después de seis semanas, lo más bajo en la NFL. Los Cowboys han sufrido nueve intercepciones y perdido tres fumbles.

Es una regla no escrita, pero los equipos que aparecen en la parte baja de esta estadística, normalmente terminan la campaña con marca perdedora.

publicidad

Equipos especiales

Cualquiera que acepta un regreso de kickoff de 108 yardas tiene problemas con sus equipos especiales. Punto.

Sí, Romo

Esas nueve intercepciones lucen horribles en la hoja de estadísticas del quarterback de los Cowboys, pero hay que recordar que cinco de ellas fueron ante Chicago, y tres cuando Dallas estaba abajo en el marcador.

Lo que realmente es alarmante es que Romo es el peor en la Liga en lo que se refiere a terceros downs. Su rating de 43.4 es infame.

Romo y el novato de los Dolphins, Ryan Tannehill, son los únicos quarterbacks titulares que no tienen pase de touchdown en tercer down. Por el contrario, Antonio Ramiro ha sufrido cuatro intercepciones en tercera oportunidad.

Por supuesto, la lesión del corredor DeMarco Murray (pie) no ayuda a la causa de Romo. Los Cowboys, por cierto, ocupan el lugar 20 en la NFL en cuanto a yardas por tierra, con un promedio de 99.6 por juego.

Coach

Por supuesto, todo comienza y termina con el coach, y Garrett dirige a un equipo mal entrenado y poco disciplinado.

Por si fuera poco, Garrett ha tomado decisiones polémicas en las bandas. La más reciente, al final del juego en Baltimore.

Después de haber recuperado una patada corta y con la necesidad de un gol de campo para ganar el partido, los Cowboys tenían primero y 10 en la yarda 34 de los Ravens, con 26 segundos en el reloj y un tiempo fuera. Romo conectó un pase corto por la banda izquierda. El objetivo, claro, era que Dez Bryant atrapara el balón, ganara algunas yardas, se saliera del campo y parara el reloj.

publicidad

Bryant fue tackleado de inmediato, ganó apenas una yarda y el reloj continuó su marcha. Se esperaba que Garrett usara su último tiempo fuera, dejándole a Romo tiempo suficiente para otro pase a las bandas. En vez de eso, el coach dejó correr el reloj y lo detuvo cuando sólo restaban seis segundos. Dan Bailey intentó un gol de campo de 51 yardas... y todos sabemos cómo terminó esta historia.

“Denle crédito a los Cowboys por siempre encontrar maneras creativas para perder”, apuntó Alex Marvez, de Foxsports.com.

“Finalmente, la ofensiva de los Cowboys funciona. Ahora, quizá alguien pueda darle unas lecciones a Jason Garrett de cómo se maneja el reloj”, apuntó Clark Judge, de CBSSports.com.

Dallas es uno de cuatro equipos que no han anotado 100 puntos. Los otros tres son Jaguars, Panthers y Raiders. No hay mucho que agregar.

Como dice Rich Gannon, este equipo tiene problemas en todos los niveles y solucionarlos tomará tiempo.

Por lo pronto, Garrett debe trabajar en los intercambios de balón. Perder menos, robar más. Ese sería un buen comienzo, este domingo en Carolina.

“Dallas viene de una dura derrota y nosotros también”, dijo el coach de Panthers, Ron Rivera. “La semana de descanso nos vino bien, y espero que podamos sacar ventaja de ese tiempo adicional”.

Tiempo adicional que Garrett no aprovechó con sus Cowboys.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad