publicidad
La defensiva de los Patriots es una de las peores en la NFL.

Ivan Pirrón: Ni cómo defender a Belichick

Ivan Pirrón: Ni cómo defender a Belichick

Iván Pirrón explica las razones por las cuales el entrenador en jefe de los Patriots, Bill Belichick, ya no es una gran mente defensiva.

La defensiva de los Patriots es una de las peores en la NFL.
La defensiva de los Patriots es una de las peores en la NFL.

Bill Belichick fue una brillante mente defensiva. Momento. ¿Fue?

Sí, hay razones para pensar que “fue”.

¿Crees que Bill Belichick ha perdido su magia defensiva? Opina en los foros de la NFL.

Es un hecho irrefutable que el éxito de los New England Patriots depende de Tom Brady y su poderosa ofensiva aérea, y no de la defensa, otrora la carta de presentación de todo equipo dirigido por Belichick.

La defensiva de los Patriots tocó fondo la campaña pasada, cuando terminó en la posición 31 en cuanto a yardas permitidas por juego, con 411.1, y ello únicamente gracias a la existencia de los Green Bay Packers, los peores de la NFL en ese departamento, con 411.6.

Contra el pase, New England también ocupó el penúltimo escalón. Un año antes, en la campaña 2010, la defensiva de Belichick terminó como la 25 total y 30 contra el pase. No, no fue un accidente.

publicidad

Con Josh McDaniels de regreso, Belichick debe concentrarse en la defensa. De entrada, el coach tuvo que recular y renombrar a un coordinador defensivo, pues la debacle comenzó cuando tuvo la “ocurrencia” de omitir ese puesto en su staff.

Okay, quizá el puesto no exista de manera oficial en New England, pero al menos la defensiva ya tiene un responsable: Matt Patricia, quien se hará cargo de llamar las jugadas los domingos por la tarde.

Belichick y Patricia tienen el enorme reto de revivir a una moribunda defensiva. Sólo así los Patriots podrán volver al Super Bowl... y ganarlo, tras dos reveses ante los Giants de Eli Manning.

Por ello fue que Belichick usó la agencia libre y el Draft para agregar el mayor talento posible a una defensiva que seguro le costó muchas horas de sueño el año pasado.

En la agencia libre, los Patriots firmaron a los alas defensivas Trevor Scott (Oakland) y Jonathan Fanene (Cincinnati). Pero fue en el Draft donde Belichick realmente sorprendió a propios y extraños, cuando hizo lo que nunca para obtener lo que quería: canjeó para subir posiciones y reclutó al ala defensiva Chandler Jones (Syracuse) con el pick 21; después, con el 25, seleccionó al linebacker Dont’a Hightower, el líder de la dominante defensiva de Alabama en el football colegial, y en la tercera ronda llamó a Jake Bequette, ala defensiva de Arkansas. Todo esto con el claro objetivo de remediar uno de los principales problemas de los Patriots: su incapacidad para presionar al quarterback.

publicidad

New England logró 40 capturas en 2011, o sea el lugar 14 de la NFL. De esas 40, una cuarta parte fueron cortesía de Mark Anderson, quien logró 10 capturas, lo mejor en su carrera desde 2006, cuando registró 12 en su campaña de novato (con Chicago).

Los Patriots perdieron a Anderson en la agencia libre, para beneplácito de los Buffalo Bills.

Otra cuarta parte de esas capturas tuvieron la rúbrica de Andre Carter, quien fue invitado por primera ocasión al Pro Bowl y empató un récord de la franquicia con aquellas cuatro “sacks” en el triunfo sobre los Jets. De hecho, en 2011 tuvo tres juegos con dos o más capturas.

Pero una severa lesión en el cuadríceps lo mandó a la reserva de lesionados en diciembre, y aunque él confía en que podrá estar listo para el inicio del training camp, estoy seguro que Belichick no cuenta con Carter.

Ello dejaría a los Patriots sin sus dos mejores hombres para presionar al pasador.

Dato: la de 2011 fue apenas la tercera temporada que los Patriotas terminan con dos defensivos con al menos 10 capturas. La última ocasión había sido en 1985, con Andre Tippett (16.5) y Garin Veris (10.0). También sucedió en 1977, con Tony McGee (12.0) y Ray Hamilton (10.0).

¿Mito o realidad?

Desde que fue nombrado coach de los Patriots, en la campaña 2000, es decir en las pasadas 12 temporadas, New England sólo ha terminado en una ocasión en el Top 5 de las mejores defensivas de la Liga; cinco veces en el Top 10 y seis ocasiones entre la 20 y la 31.

publicidad

Cierto, en ese lapso esa misma defensiva ha terminado en el Top 10 en ocho ocasiones en el rubro de puntos permitidos por partido.

De hecho, desde 1985, cuando llegó como coordinador defensivo con los New York Giants, los equipos de Belichick han permitido un promedio menor a 20 puntos por juego en 22 de esas 27 campañas (no en 2011, cuando los Patriots aceptaron 21.4 por partido).

Pero en aquellos años ochenteros, Madonna, Michael Jackson y Joe Montana eran los reyes del mundo. Ahora son Lady Gaga, Justin Bieber y los quarterbacks de cinco mil yardas los que dominan el planeta Tierra.

Y para ganar hay que atrapar a esos quarterbacks.

Sin Anderson ni Carter, Rob Ninkovich se queda como el mejor “cazador de cabezas” de los Patriots, con 6.5 capturas en 2011.

Se supone que la ayuda viene de esa sangre joven obtenida en el Draft. Chandler Jones -a quien muchos scouts ven mejor equipado para jugar en una defensiva 3-4 y no en la 4-3 que por segundo año pretende Belichick- sumó 4.5 capturas en su último año en Syracuse, pese a haber perdido cinco juegos debido a una lesión en la rodilla; entre 2009 y 2011, Jake Bequette sumó 21 capturas, incluidas 10 en su última campaña en Arkansas, y Dont’a Hightower podría ser usado como un “RUSH” linebacker, tras esas cuatro capturas que logró en 2011, lo más alto en su carrera colegial.

Con Vince Wilfork, Kyle Love (un fan declarado de ahora tiene el privilegio de jugar al lado de su ídolo, y en Foxborough es mejor conocido como “Mini-V”, pues está hecho a la imagen y semejanza de Wilfork), Ninkovich y el linebacker Jerod Mayo, líder en tackleadas de los Patriots, con 103 en 2011 (su cuarta campaña en fila con al menos 100 tackleadas) como indiscutibles en los siete frontales, la defensa de New England promete mejorar, con una mezcla de juventud y experiencia.

publicidad

Además, no hay que olvidar que los “Pats” fueron primeros en la AFC en cuanto al índice de intercambios de balón, con +17.

El experimento podría tomar una o dos temporadas para “cuajar”, así que Belichick, alguna vez considerado un genio defensivo, deberá depositar sus esperanzas de un nuevo Super Bowl, por enésima vez, en Brady y su poderoso ataque aéreo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad