publicidad
¿Llevará Alex Smith de regreso a los 49ers al Super Bowl?

Ivan Pirrón: ¿Los 49ers al Super Bowl? Sí, sí, claro...

Ivan Pirrón: ¿Los 49ers al Super Bowl? Sí, sí, claro...

Iván Pirrón explica las razones por las que los San Francisco 49ers podrían o no llegar al disputar el próximo Super Bowl.

¿Llevará Alex Smith de regreso a los 49ers al Super Bowl?
¿Llevará Alex Smith de regreso a los 49ers al Super Bowl?

En mi religiosa revisión de los principales anuarios que se editan en Estados Unidos previo a cada temporada de la NFL, llegó a mis manos la Pro Football Weekly, para mí una de las más prestigiosas del circuito, junto con The Sporting News.

¿Crees que los 49ers llegarán al Super Bowl? " Opina en los foros de la NFL.

Bueno, como ya es tradición, en las primeras páginas de la PFW aparece su pick de Super Bowl: “San Francisco 49ers sobre New England Patriots”, aseguran.

Me pareció que valía la pena “disparar” un tweet con el pronóstico de estos conocedores e inmediatamente la #49erNation (particularmente la alojada en México) reaccionó festiva al asunto.

El pick de PFW no es precisamente atrevido. Los gambusinos cayeron, en tiempo extra, ante los eventuales campeones del Super Bowl, New York Giants, en la Final de la Conferencia Nacional hace cinco meses.

publicidad

Detrás de una de las mejores defensivas de la Liga, de un irreconocible Alex Smith y el debutante coach Jim Harbaugh, los 49ers clasificaron a Playoffs por primera vez desde 2002 y se quedaron a un par de errores de los equipos especiales de avanzar al Super Bowl.

Pero, con un calendario dramáticamente más complejo en 2012, ¿realmente San Francisco tiene los argumentos para ganar el Super Bowl en la siempre cambiante e impredecible NFL?

Los optimistas dirían sí, porque...    

1.- La defensa es de lo mejor en la NFL. Cierto. Y los 49ers inician la campaña 2012 con los 11 titulares del año pasado, un lujo que pocas franquicias pueden darse en estos días.

En 2011, San Francisco avanzó hasta la Final de Conferencia gracias a una defensiva que comenzó la campaña sin permitir un touchdown por tierra en los primeros 14 partidos del calendario, algo nunca antes visto en la historia de la Liga.

Esa física y castigadora defensa logró 38 intercambios de balón, lo más alto en la NFL, y terminó la campaña como la primera contra la carrera, segunda en puntos permitidos y cuarta en yardas.

Liderados por el linebacker Patrick Willis y el ala defensiva Justin Smith (ambos finalistas en la votación por el Jugador Defensivo del Año), los 49ers lograron 42 capturas de quarterback, 14 de ellas del novato Aldon Smith, récord de la franquicia para un debutante.

publicidad

Esa defensiva le dará siempre oportunidad a San Francisco de ganar los partidos, sin importar quién sea el rival.

2.- Alex Smith ahora cuenta con un arsenal basto. La ofensiva de San Francisco en 2011 se basó en el ataque terrestre, pero, silenciosamente, Alex Smith tuvo su mejor campaña como profesional, con varias marcas personales, como yardas (3,144), rating (90.7), porcentaje de pases completos (61.3) e intercepciones (5).

No le demos vuelta, todo el mérito es de Jim Harbaugh.

Pero, pese a los buenos números de Smith, la ofensiva de los 49ers fue la 26 de 32 en la NFL, y la 29 por pase.

Por ello, el gerente general de los gambusinos, Trent Baalke, ocupó la agencia libre y el Draft para ofrecerle más y mejores armas a su quarterback. Entre otros nombres, Baalke firmó a los receptores Mario Manningham (Giants) y Randy Moss, y reclutó al también WR A.J. Jenkins (Illinois) y al chaparrito pero peligrosísimo corredor LaMichael James (Oregon), comparado millones de veces con Darren Sproles.

En el papel, el ataque aéreo de los 49ers debe ser mucho mejor y no depender tanto de Frank Gore, a quien las defensas ya esperan con frontales de ocho y hasta nueve hombres.

3.- Harbaugh es el Coach del Año, ¿recuerdas? Según el Elias Sports Bureau, Jim Harbaugh se convirtió en el decimotercer coach novato de la historia que lleva a su equipo a una Final de Conferencia y apenas en el cuarto que lo hace con una franquicia que tuvo récord perdedor el año anterior.

publicidad

Bajo el mando de Harbaugh, los 49ers terminaron con marca de 13-3, la mejor del equipo desde 1997, y avanzaron a la postemporada por primera ocasión desde 2002. Por ello, no había mucho que pensar para los miembros de la Associated Press, que nombraron a Jim el Coach del Año.

Entre sus mayores logros está la dramática mejora de Alex Smith, quien en 2011 ganó cinco juegos viniendo de atrás en el cuarto periodo, incluidos cuatro como visitantes, los mismos que Joe Montana en 1989. Todo está dicho.

Harbaugh cambió la cultura en San Francisco. De arriba a abajo. Los 49ers se convirtieron en un equipo disciplinado, que sólo entregó 10 veces el balón en la campaña regular; los defensivos rara vez fallaron una tackleada y, por sistema, en el proceso buscaron forzar un fumble.

Harbaugh convenció a un equipo de mediano talento que podía competir con los mejores, y el mejor ejemplo fue aquel triunfo de 36-32 sobre los New Orleans Saints en la Ronda Divisional.

La NFL es conocida como “La Liga de los Quarterbacks”, pero coaches como Harbaugh reivindican la labor de los cerebros en las bandas.

Los pesimistas dirían no, porque...

1.- Smith nunca será un quarterback de élite. Hay quienes piensan que los 49ers terminaron con marca de 13-3, PESE a Alex Smith, quien no tuvo un solo juego de 300 yardas en 2011 y a quien en la segunda mitad de la campaña se le calificó como “sólo un manager” cuya misión era no perder los juegos y dejarle el resto a la defensa.

publicidad

Smith ganó juegos contra Seattle y en Detroit con 124 y 125 yardas, respectivamente.

Sus críticos también argumentan su incapacidad de producir touchdowns una vez que los gambusinos entran a la “zona roja” del enemigo. Los 49ers terminaron en la nada honrosa posición 30 en cuanto a la producción dentro de la yarda 20: en 54 viajes a la “zona roja”, San Francisco sólo logró 22 touchdowns (40.7%), siendo David Akers el héroe ahí con 28 goles de campo.

Por si fuera poco, el equipo del coach Harbaugh también fue deficiente, muy deficiente, en terceros downs, al ocupar el casillero 31 de la NFL con un pobre 29.4%, pues sólo convirtieron en primer down 65 de 221 terceras oportunidades.

Si Smith no mejora en esos departamentos con Manningham, Moss, Michael Crabtree y el novato Jenkins, las crucifixiones estarán a la orden del día.

2.- El calendario este año es brutal. Sin duda. Tan sólo en la Semana 1 los 49ers tendrán que viajar a Lambeau Field para lidiar con los Packers, que tienen una racha de ocho triunfos sobre San Francisco y no pierden en casa con los 49ers desde 1990.

El calendario también incluye duelos ante Jets, Giants, Chicago, New Orleans y New England. Léase, seis serios candidatos a los Playoffs.

Si a eso agregamos a los Seattle Seahawks el panorama no luce promisorio. Ah, sí, leíste bien: los Seattle Seahawks, que el año pasado, con Tarvaris Jackson y Charlie Whitehurst terminaron con marca de 7-9.

publicidad

Con Matt Flynn en los controles no es descabellado pensar en dos o tres triunfos más y con eso... ¡pum! tenemos a un candidato más a postemporada.

3.- La edad y durabilidad de Gore. Frank Gore, el “caballo de batalla” de los 49ers, cumplió 29 años el 14 de mayo, edad que en la NFL significa, cruelmente, el principio del fin para los corredores.

Gore tuvo un sólido 2011. Con esas 1,211 yardas ( 8 touchdowns) se convirtió en el líder corredor de la franquicia, ahora ya por delante de Joe Perry. Gore suma 7,625 yardas, apenas el tercer gambusino que corre para más de 7,000 yardas en la historia de la franquicia.

Sin embargo, en sus siete años como profesional, sólo en dos pudo jugar los 16 juegos del calendario, en 2006 y 2011. Entre 2007 y 2009 perdió cinco juegos debido a lesiones en los tobillos; en 2005 fue la ingle lo que lo detuvo dos partidos, y en 2010 fue enviado a la reserva de lesionados con la cadera fracturada.

La durabilidad de Gore es clave en las aspiraciones de los 49ers, pues detrás de él están Kendall Hunter (apenas en su segunda campaña en la NFL) y el veterano Brandon Jacobs, algo así como el hermano menor de Godzilla.

La nueva colección de receptores ayuda, pero las defensivas seguirán concentradas en Gore debido al poco respeto que le tienen a Smith y ello se traducirá en mayor desgaste y golpeo para el estelar corredor de los gambusinos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad