publicidad
La línea ofensiva de los Cowboys debe mejorar para preservar la salud de Tony Romo (AP-NFL).

Iván Pirrón: La sospechosa línea de los Cowboys

Iván Pirrón: La sospechosa línea de los Cowboys

Cuando sus Cowboys ganaban Super Bowls, las líneas ofensivas y defensivas de Dallas eran de lo mejor en la Liga. Quizá las mejores.

La línea ofensiva de los Cowboys debe mejorar para preservar la salud de...
La línea ofensiva de los Cowboys debe mejorar para preservar la salud de Tony Romo (AP-NFL).

Jerry Jones sabe que en la NFL los juegos se ganan en las trincheras. En la década de los 90, cuando sus Cowboys ganaban Super Bowls, las líneas ofensivas y defensivas de Dallas eran de lo mejor en la Liga. Quizá las mejores.

Opina en los foros de la NFL.

Jerry está conforme con su defensa, al menos con los siete frontales, pero la línea ofensiva estaba en su lista de prioridades cuando terminó la decepcionante campaña 2011. Y abrió la chequera...

La línea ofensiva de los Dallas Cowboys tendrá cuatro (de cinco) nuevos titulares en 2012. Los tackles son los mismos, Tyron Smith y Doug Free, pero cambiarán de lado: Smith irá al costado izquierdo para cubrir la espalda de Tony Romo, y Free será el titular por derecha, después de dos campañas completas en el lado opuesto. Sin embargo, Free tiene experiencia como tackle derecho, pues en la temporada 2009 inició siete juegos ahí, en sustitución del lesionado Marc Colombo.

publicidad

Los cambios más dramáticos estarán en el interior de la línea ofensiva, particularmente en los guardias. Dallas firmó a los agentes libres Mackenzy Bernadeau (Carolina) y Nate Livings (Cincinnati) con el fin de convertirlos en titulares. Bernadeau y Livings mejoran la talla en la posición con respecto a 2011, y el primero también puede jugar como centro.

Sin embargo, debido a lesiones, ni uno ni otro pudieron iniciar el juego en Oakland, primero de la pretemporada, que Dallas ganó con un magro 3-0.

Los Cowboys reclutaron en el Draft 2011 a los guardias David Arkin (cuarta ronda, Missouri State) y Bill Nagy (séptima ronda, Wisconsin), y también podrían considerar a Kevin Kowalski, Derrick Dockery, Daniel Loper y Ronald Leary.

El único liniero que tiene su puesto asegurado es el centro Phil Costa, pero por el momento está lesionado, así que la línea ofensiva titular de Dallas ante los Raiders fue con: Tyron Smith (tackle izquierdo), Derrick Dockery (guardia izquierdo), David Arkin (centro), Mackenzy Bernadeau (guardia derecho) y Doug Free (tackle derecho).

Su trabajo como unidad dejó mucho que desear, y el afectado, por supuesto, fue Tony Romo, quien fue golpeado, apresurado y capturado en apenas 11 jugadas y seis pases que intentó ante los Raiders.

Arkin estuvo inactivo toda la campaña pasada y el del lunes en Oakland fue su primer juego desde la pretemporada 2011. Y se notó: permitió que el tackle defensivo Tommy Kelly capturara a Romo, y también fue castigado por un “holding”.

publicidad

Si el trabajo de la línea ofensiva es irregular nuevamente la noche del sábado ante los Chargers, el coach Jason Garrett no arriesgará de más a Romo y lo mandará a la banca.

“Absolutamente. No queremos poner a un jugador en una situación precaria”, dijo Garrett. “No creo que estemos haciendo eso con Tony. Tony también tiene que prepararse para jugar. Estuvo en 11 jugadas en el primer juego. Quizá aumentemos [el número de] las oportunidades, dependiendo de cómo vaya el juego. Definitivamente no lo pondríamos con gente que no lo esté protegiendo”.

La línea ofensiva tiene potencial, pero lo hecho en 2011 deja la vara muy alta. Sus predecesores ayudaron a amasar 6,008 yardas, lo segunda producción más alta en la historia de la franquicia.

Rápidamente se acerca el 5 de septiembre, cuando los Cowboys enfrenten a los Giants en el partido inaugural de la campaña regular. Con una línea “parchada” es prácticamente imposible lidiar con la frontal neoyorquina, que incluye a Jason Pierre-Paul (16.5 capturas de quarterback en 2011), Osi Umenyiora (9) y Jason Tuck (5).

Las lesiones de Miles Austin y Jason Witten no ayudan.

“Aún hay mucho tiempo para que sanen [todos los lesionados]”, confía Garrett. El plan del coach es usar a la mayoría de sus titulares en el tercer juego de pretemporada, el 25 de agosto, en casa ante los Rams. “En algunos casos usaremos a algunos en el cuarto juego de pretemporada si es que no han tenido mucho trabajo. Es algo que hemos hecho antes. Debemos tener listos a los muchachos para jugar ante los Giants”.

publicidad

Más le vale, porque Jerry Jones ya nos invitó a prender el televisor esa noche del 5 de septiembre, “para que vean cómo los Cowboys derrotan a los Giants”.

No puedo esperar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad