publicidad
El fin de semana del Salón de la Fama trae consigo el regreso del futbol americano.

Iván Pirrón: Hall of Fame: una buena manera de comenzar

Iván Pirrón: Hall of Fame: una buena manera de comenzar

Y llegó la pretemporada. Para los fans es un momento de gloria; es como agua para el sediento, como un rayo de luz después de meses de oscuridad.

El fin de semana del Salón de la Fama trae consigo el regreso del futbol...
El fin de semana del Salón de la Fama trae consigo el regreso del futbol americano.

Y llegó la pretemporada. Para los fans al football es un momento de gloria; es como agua para el sediento, como un rayo de luz después de seis meses de oscuridad.

Pero para los coaches comienza un rápido mes agosto, una carrera contra el tiempo que tiene como fecha límite el 31 agosto a las 21:00 horas (tiempo de Nueva York) para disminuir el roster a un máximo de 53 jugadores.

El proceso es largo y doloroso (Hard Knocks ha sido ilustrativo), pero obligatorio para los 32 equipos de la NFL.

Con el Juego del Salón de la Fama, que cumple su 50 aniversario, se da el kickoff este domingo a la pretemporada 2012. Saints y Cardinals son los encargados de poner esto en marcha en Canton, Ohio.

Antecedentes

New Orleans jugará un partido del Salón de la Fama por quinta ocasión en su historia. Su récord es de 1-3, con su único triunfo en 1970, cuando venció 14-13 a los Minnesota Vikings. En dos de sus tres derrotas los Saints no anotaron más de 7 puntos.

publicidad

Los Cardinals regresan al Juego del Salón de la Fama por primera vez desde 1986, cuando perdieron 21-16 ante New England. De hecho, los Cardinals jugaron el primer partido de esta serie el 11 de agosto de 1962, cuando empataron 21-21 con los New York Giants. En julio de 1974, los Cardinals jugaron de nuevo este clásico y vencieron 21-13 a los Buffalo Bills.

El domingo será la primera ocasión que los Cardinals participen en el Juego del Salón de la Fama representando a Arizona, pues en las tres ocasiones anteriores lo hicieron con Saint Louis como sede.

¿Por qué vale la pena verlo?

Hay varias razones. Por supuesto, para ver a los Saints, quizá el equipo más señalado y desacreditado de la historia de la NFL tras haberse revelado los detalles de un sistema de “recompensas” por lesionar a rivales, particularmente a quarterbacks. Las sanciones que dictó el Comisionado Roger Goodell fueron implacables: entre otras, suspensión por tiempo indefinido al coordinador defensivo Gregg Williams, señalado como el “cerebro” del sistema; suspensión de un año al coach Sean Payton; suspensión de seis semanas al coach asistente y entrenador de linebackers, Joe Vitt (quien, por cierto, será quien supla a Payton al frente del equipo); suspensión de seis semanas para el gerente general Mickey Loomis y de un año para el linebacker y líder de la defensiva, Jonathan Vilma.

publicidad

Las quejas de los Saints han sido prácticamente diarias y este equipo siente que el mundo está en su contra. Su carácter está a prueba y es muy probable que, aunque sólo sea un partido de exhibición, New Orleans se lo tome muy en serio en todos los niveles y juegue con suficiente intensidad para hacer este juego entretenido durante tres horas.

Sin Payton en casa, no hay duda de que Drew Brees será el líder de los Saints, dentro y fuera del campo. Brees es algo así como el portavoz de New Orleans y una extensión de Payton, pero creo que necesita unas clases de diplomacia y política, porque en una entrevista que le concedió a la revista Sports Illustrated volvió a irse muy duro contra Goodell.

La novela “Los pecados de los Saints” apenas comienza.

Dos quarterbacks, un puesto

Es muy probable que Brees sólo dirija una serie ofensiva (quizá dos) el domingo por la noche. Eso dicta la regla no escrita en la NFL. Después será el show de Chase Daniel.

Pero para los Cardinals el quarterback titular y el “suplente” es una situación un poco más compleja. Kevin Kolb, pese a una lesión en el muslo, está anunciado como abridor, pero vaya que el coach Ken Whisenhunt pondrá atención en cada pase de John Skelton, quien la campaña pasada le dio esperanza a Arizona cuando Kolb cayó lesionado (del pie y conmociones).

Mientras Kolb completó 146 de 253 pases para 1,955 yardas, con 9 touchdowns, 8 intercepciones y rating de 81.1 puntos, Skelton lo reemplazó con 151 de 275, 1,913 yardas, 11 anotaciones,  14 intercepciones e índice de 68.9.

publicidad

Lo más importante: Skelton cerró la campaña con cinco triunfos en las seis últimas semanas del calendario regular, incluidas victorias sobre Dallas y San Francisco en domingos consecutivos.

Así que cada pase de estos dos quarterbacks, cada decisión antes y después del centro en esta pretemporada será revisada minuciosamente en las salas de video de la Northern Arizona University, sede del training camp de los Cardinals.

Sólo como dato curioso, Kolb tiene récord de 6-10 como titular, mientras Skelton está 7-4.

Los otros suplentes

Quienes también serán sometidos a escrutinio serán los árbitros, los primeros que veremos de varias planillas de suplentes, pues los que regularmente trabajan en los partidos de la NFL hicieron un paro laboral en busca de un aumento salarial. La Liga ya hizo una oferta, pero aquellos la han considerado insuficiente.

Así que vayamos memorizando estas nuevas caras y nombres de réferis, que podrían llegar para quedarse.

Novatos a seguir

Dos receptores. Por supuesto, Michael Floyd, seleccionado en la primera ronda (pick 13) por los Cardinals y de quien se esperan grandes cosas al lado del monstruo Larry Fitzgerald.

Y Nick Toon (el hijo de Al Toon, aquel receptor de los New York Jets en la década de los 80), reclutado en la cuarta ronda por los Saints. Este producto de Wisconsin (al igual que Al) quiere seguir los pasos de su padre, quien aún posee el récord de los Jets con 93 recepciones en una campaña, en 1988. Nick tiene una gran ventaja y se llama Drew Brees.

publicidad

Brees ha sido un gran mentor para jóvenes receptores o alas cerradas, como Jimmy Graham. Con un catedrático así, si Toon presta atención a la clase quizá en algunos años pueda equipararse a su padre.

El domingo por la noche comienza ésa y muchas historias más.

Bienvenidos a la pretemporada 2012.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad