publicidad
Alex Smith ha llevado a los 49ers a ganar los primeros dos juegos de la temporada.

Iván Pirrón: El "nuevo" Alex Smith

Iván Pirrón: El "nuevo" Alex Smith

Alex Smith llegó a la campaña 2012 con la etiqueta de “el punto débil de los 49ers” o, en el mejor de los casos, “más que un QB, un administrador”.

Alex Smith ha llevado a los 49ers a ganar los primeros dos juegos de la...
Alex Smith ha llevado a los 49ers a ganar los primeros dos juegos de la temporada.

Alex Smith llegó a la campaña 2012 con la etiqueta de “el punto débil de los 49ers” o, en el mejor de los casos, “más que un quarterback, un administrador en el campo cuya misión es no perder los juegos”.

Opina en los foros de la NFL.

Se suponía que, al igual que la temporada pasada, San Francisco usaría la fórmula de defensiva + Frank Gore para regresar a los Playoffs y, si Smith no cometía errores costosos, probablemente al Super Bowl.

Pero esta naciente campaña ha demostrado que la fórmula ahora debe incluir a Smith como tercer factor. Y si los 49ers son reconocidos por doquier como el mejor equipo de la NFL en 2012, es porque este quarterback vive el mejor momento de su carrera y se ha ganado el respeto de propios y extraños.

publicidad

“Alex Smith se ha convertido en un hombre”, dijo Phil Simms en “NFL Monday QB” de CBS Sports Network. “Por supuesto, le han enseñado bien, pero físicamente es más fuerte. Si lo ves en sus primeros tres o cuatro años, no era lo suficientemente fuerte como para ser un quarterback titular cada semana. Ahora lo es”.

Smith, elegido por sus propios compañeros como uno de los capitanes en 2012, ha estado en plan de Pro Bowl en las dos primeras victorias de los gambusinos.

En el impresionante triunfo de San Francisco en Green Bay, Smith completó 20 de 26 pases (76.9% de efectividad) para 211 yardas, con dos touchdowns y rating de 125.6; comandó cuatro series ofensivas de al menos nueve jugadas que se convirtieron en 20 puntos (dos touchdowns y dos goles de campo).

Contra Detroit, completó 20 de 31 para 226 yardas, con dos envíos a las diagonales y rating de 107.7. Además, suma 216 pases sin intercepción, con lo cual extiende su propio récord de la franquicia. Leíste bien, ni Joe Montana (154) ni Steve Young (184) lograron algo similar.

“Me ha ganado. Ahora creo en él”, dijo el ex quarterback Steve Beuerlein. “Lleva 216 pases en fila sin intercepción. Es una estadística impresionante. [Contra Detroit] mostró fortaleza y lanzó pases muy certeros al final del juego durante la ofensiva que selló el triunfo. Fue una tremenda actuación esa noche”.

Es la segunda ocasión en su carrera que liga dos juegos con rating de +100 y los 49ers tienen marca perfecta de 12-0 cuando Smith es el titular y termina con rating de 100 puntos o más.

publicidad

Esta campaña, Smith acumula rating de 115.9, el segundo más alto de la NFL, sólo detrás de Matt Ryan (117.6).

“Bueno, ya es un experto en este sistema. Y lograrlo en sólo un año habla por sí mismo”, dijo su coach, mentor y para muchos responsable de la transformación de la primera selección del Draft 2005, Jim Harbaugh. “¿Y cómo es que ha madurado? Intelectualmente. Es un muchacho muy inteligente y se queda hasta las 7, 8 o 9 de la noche, constantemente machacando la parte mental del juego”.

En la parte física también ha cambiado. Smith ha embarnecido y agregado masa muscular, sobre todo en la parte alta de su cuerpo, necesaria para el quarterback que más veces ha sido capturado desde la campaña pasada: 51 veces.

Por supuesto, eso es algo que preocupa a Harbaugh.

“Ha sido un quarterback muy fuerte y duradero”, dijo el coach. “Definitivamente pienso que ha madurado físicamente. Y ha hecho un buen trabajo al cuidar de su cuerpo. No queremos ver que lo golpeen tanto”.

“Obviamente no quieres que te capturen, pero a veces no es el fin del mundo”, comentó el propio Smith.

“Uno ve a Aaron Rodgers [QB de los Packers] y él es capturado muchas veces, pero también hace muchas jugadas con sus pies, mantiene las jugadas vivas... A veces lo mejor es proteger el balón y dejarte capturar. Muchas otras es la habilidad de hacer la jugada con los pies, salir de la bolsa de protección, correr y hacer la jugada. Eso no sería posible si constantemente tratas de deshacerte del balón. Sí, a veces no queremos las capturas, pero algunas no son terribles”.

publicidad

Hoy, Smith es el titular indiscutible en San Francisco, pero hace unos meses estaba en el aire su contrato con los 49ers que, aunque lo maticen, exploraron la posibilidad de firmar a Peyton Manning en el periodo de agencia libre.

Al final Smith signó y volvió al único sistema que le ha beneficiado en su corta carrera en la NFL, justo cuando su nombre y el calificativo de “petardo” embonaban a la perfección.

“Finalmente está en un sistema que tiene sentido para él”, dijo Rich Gannon, el ex quarterback de los Raiders y ahora analista de CBS. “Está con alguien que cree en él. ¿Sabes lo importante que es eso? Eso es lo que tiene en Jim Harbaugh”.

Smith y el resto de los 49ers no hablan al respecto, no dicen una sola palabra, pero es obvio que su objetivo de darle a esta franquicia su sexto Trofeo Vince Lombardi. La dolorosa derrota en casa ante los Giants en la Final de la NFC tratan de mantenerla en perspectiva.

“Sí, el año pasado está en el pasado. Para nosotros ya está atrás, aprendimos y comenzamos. Así es como lo vemos, como un inicio totalmente fresco”.

Para lograr el objetivo en esta misión, Smith, la mejor versión de Smith, es indispensable.

Ah, y por favor ya es momento de reconocerlo como uno de los líderes de los 49ers, y no simplemente como “un administrador en el campo cuya misión es no perder los juegos”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad