publicidad
Los Steelers parecen un equipo distinto al de otros años (AP-NFL).

Gregg Rosenthal: Steelers se desinflan como visitantes

Gregg Rosenthal: Steelers se desinflan como visitantes

El analista Gregg Rosenthal echa un vistazo a los problemas de los Steelers tras la derrota de la semana seis ante Titans.

Los Steelers parecen un equipo distinto al de otros años (AP-NFL).
Los Steelers parecen un equipo distinto al de otros años (AP-NFL).

Tras cinco partidos en su temporada, los Pittsburgh Steelers aún no han aparecido.

¿Qué pasa con los Steelers? Opina en los foros de la NFL.

La derrota de Pittsburgh 26 a 23 a manos de los Tennessee Titans en la semana seis en Nashville, que dejó la marca del equipo como visitante en 0-3, fue un humillante recordatorio de que los Steelers no son los Steelers de siempre en esta temporada. Aún no.

Los Steelers que conocemos no permitirían 10 puntos en los últimos cinco minutos contra un equipo con marca de 1-4. Los Steelers a los que estamos acostumbrados hubieran podido correr el balón para más de 56 yardas contra una defensiva que estaba permitiendo, por mucho, la mayor cantidad de puntos en la NFL.

Que no quepa duda. Los Titans era un equipo terrible antes del partido. Habían perdido cuatro partidos por un promedio de 24 puntos. Su única victoria había sido particularmente afortunada, e incluyó múltiples devoluciones para anotación y touchdowns largos impensables. Tennessee dio un gran partido en el Jueves por la Noche, pero los Titans no tienen muchas armas en ambos lados del balón, no suficiente como para dar miedo.

publicidad

Los Steelers han perdido a manos de los Titans, los Oakland Raiders, y los Denver Broncos como visitantes. Esos equipos tienen una marca combinada cuando no han jugado con los Steelers de 2-10.

Las lesiones siguen siendo un problema importante para Pittsburgh. Rashard Mendenhall y Isaac Redman fueron bajas en el backfield. Los linieros ofensivos Maurkice Pouncey y Marcus Gilbert salieron lesionados. La linea ofensiva y el juego terrestre han batallado durante toda la temporada, lo que ha requerido que Ben Roethlisberger tenga que jugar a un nivel casi superhumano.

Por cuatro partidos, “Big Ben” ha estado a la altura del desafío. Su nivel relució aún cuando sus números no impresionaron. Su desempeño fue mucho menos constante. Hubo grandes momentos como su pase bomba de 82 yardas a Mike Wallace, pero hay también muchos pases fallados y series ofensivas que terminaron demasiado pronto contra un rival menor. Roethlisberger lanzó en 40 ocasiones para 363 yardas. En un escenario ideal no tendría que lanzar tanto.

Normalmente en estas rachas, la defensiva de los Steelers se encargaba de resolver los problemas. Pero esta vez no cuentan con algunos jugadores clave como LaMarr Woodley  y Troy Polamalu, afuera por lesión. Casey Hampton parece una sombra de sí mismo. James Harrison no parece haber vuelto al cien por ciento. La presión al mariscal es mediocre y la defensiva terrestre permitió el regreso a la vida de Chris Johnson por una noche (consiguió 91 yardas en 19 acarreos).

publicidad

Los Steelers son un equipo que busca recuperar su identidad con marca de 2-3. Aún hay mucho tiempo para recuperarse, pero este equipo de Steelers no luce familiar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad