publicidad
Gracias al liderazgo de Aaron Rodgers con los Packers afectados por las lesiones, Green Bay se llevó un triunfo de Baltimore tras 39 años (AP-NFL).

Grandeza como visitantes: Aaron Rodgers y Packers superaron las lesiones

Grandeza como visitantes: Aaron Rodgers y Packers superaron las lesiones

En la semana seis Aaron Rodgers se erigió como el visitante más grande llevando a los Packers a un triunfo 19 a 17 sobre Ravens.

Gracias al liderazgo de Aaron Rodgers con los Packers afectados por las...
Gracias al liderazgo de Aaron Rodgers con los Packers afectados por las lesiones, Green Bay se llevó un triunfo de Baltimore tras 39 años (AP-NFL).

Es difícil ganar fuera de casa. Sin embargo, un buen número de equipos visitantes lograron conseguir victorias en esa condición en la semana seis. La más impresionante victoria de visita en ese fin de semana llegó contra un equipo que ha sido casi imbatible en casa, especialmente contra rivales de la conferencia opuesta.

El más grande como visitante:

Aaron Rodgers, Green Bay Packers

De cara a la semana seis, los Baltimore Ravens habían ganado 13 partidos consecutivos en casa contra rivales de la NFC. Los Green Bay Packers entraron a la semana seis habiendo perdido sus dos partidos como visitantes en lo que iba de la temporada y se presentaban en un lugar " el M&T Bank Stadium de Baltimore " en el que la única otra visita del club resultó en una paliza 48 a 3 en lunes por la noche durante la temporada 2005.

publicidad

Rodgers jugó en ese partido de 2005, recibiendo acción en tiempo basura relevando a Brett Favre cuando las cosas ya estaban casi perdidas. Rodgers y los Packers enfrentaron otro escenario de pesadilla contra los campeones reinantes del Super Bowl en este juego cuando los dos mejores receptores del equipo " James Jones y Randall Cobb " salieron del encuentro por lesiones. Con solo dos receptores saludables en el roster activo " Jordy Nelson y Jarrett Boykin - Rodgers tuvo una actuación admirable. El golpe clave llegó cuando Rodgers conectó con Nelson, que de alguna manera se desmarcó detrás de la defensiva de los Ravens, para un touchdown de 64 yardas que le dio a Green Bay una ventaja de 16 a 3 en la parte posterior del tercer cuarto. Los Ravens regresaron al partido consiguiendo poner el marcador 19 a 17. Sin embargo Rodgers marchó con su equipo en una serie que consumió el reloj avanzando 70 yardas para amarrar el partido que se vio destacada por una jugada de pase de 52 yardas con Jermichael Finley.

La victoria de los Packers 19 a 17 marcó solo la cuarta ocasión en la que los Ravens perdieron en casa en los últimos 30 partidos. También fue la primera victoria de los Packers en Baltimore desde un triunfo 20 a 13 sobre los Baltimore Colts en el Memorial Stadium en 1974.

También en consideración:

Cam Newton, Carolina Panthers

Newton produjo la que podría haber sido su mejor actuación desde la temporada en la que impuso récords de novato en 2011, completando 20 de 26 pases para 242 yardas y tres touchdowns y añadiendo otro touchdown por carrera, de camino a un tranquilo triunfo de Panthers 35 a 10 sobre los Minnesota Vikings. El partido fue también el primer triunfo de los Panthers como visitantes en la temporada.

publicidad

Cam se convirtió en apenas el segundo mariscal de la era del Super Bowl (junto con Daunte Culpepper) en tener tres partidos con al menos tres pases de touchdown y un por carrera en sus primeras tres temporadas en la liga.

Matthew Stafford, Detroit Lions

Hubo una época en la que los Lions y los Cleveland Browns disfrutaron una seguidilla de éxitos simultánea que ninguna de las dos franquicias ha logrado igualar desde entonces. Durante un lapso de seis años en los años cincuenta (1952 a 1957) los Lions y los Browns se enfrentaron en cuatro juegos de campeonato de la NFL (los Lions ganaron tres de esos partidos con la victoria del juego por el título de 1957 marcando el último campeonato del equipo). Ahora los Lions y los Browns chocaron con ambos presumiendo marca positiva de cara al juego por primera vez desde 1970.

El décimo partido entre los Lions y los Browns desde 1970 vio a los Browns saltar a una ventaja de 17 a 7 al medio (de hecho, los Browns aún no han ido perdiendo al medio tiempo tras seis partidos en la temporada). Stafford lideró un regreso de los Lions en la segunda mitad, con el equipo superando a los Browns 24 a 0 tras la mitad para llevarse un triunfo 31 a 17. Stafford terminó el partido con cuatro pases de touchdown. Eso marcó el partido número 13 de su carrera con tres o más pases de touchdown, superando al miembro del Salón de la Fama Bobby Lane, que fue el mariscal del equipo durante los éxitos de Detroit en los cincuenta, con la mayor cantidad en la historia de la franquicia.

publicidad

La victoria puso a los Lions con marca de 4-2 y el club actualmente está en el primer lugar de la NFC Norte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad