publicidad
Los corredores de los Steelers están metidos en el escándalo (AP-NFL).

Enrique Burak: Se sacude Pittsburgh

Enrique Burak: Se sacude Pittsburgh

Pese a que a lo largo de los años Pittsburgh ha tenido extraordinarios QBs y receptores, fue el ataque terrestre el que le proporcionó una identidad.

Los corredores de los Steelers están metidos en el escándalo (AP-NFL).
Los corredores de los Steelers están metidos en el escándalo (AP-NFL).

Pese a que a lo largo de los años Pittsburgh ha tenido extraordinarios quarterbacks y receptores, fue el ataque terrestre el que le proporcionó una identidad ofensiva.

Pero se trata también, de una identidad perdida durante el 2013,  particularmente en la primera parte de la campaña, en la que registraron su peor inicio en décadas, 0-4, y que eventualmente concluiría con 2 victorias y 6 reveses. Durante ese lapso, los Steelers acumularon 291 yardas por aire por encuentro, apenas 74 por tierra, su línea ofensiva fue sumamente porosa, al permitir 31 capturas, y la generación de puntos se limitó a 19 por partido.

Para la segunda mitad del calendario las cosas transitaron de una mejor manera al proteger más eficientemente el balón, y a Ben Roethlisberger, al conceder únicamente 11 capturas, se puso énfasis en la vía terrestre promediando 99.3 yardas en los últimos 8 juegos, y aunque bajó la cuota por aire a 241 yardas, al final, todo se combinó para la generación de 30 unidades por partido.

publicidad

En resumen, por segundo año consecutivo finalizaron con 8-8, y vieron los playoffs por televisión, pero había señales alentadoras.

Y aunque es evidente que la exitosa fórmula ofensiva debe repetirse en el 2014, por el momento Pittsburgh tiene más preguntas que respuestas. Por un lado acertaron al contratar a Mike Munchak, considerado como el mejor entrenador de línea ofensiva de la actualidad, que hasta el año pasado fuera coach de Tennessee, y del que se espera, logre sacar el máximo del potencial de sus jugadores, algunos de los cuales, aún no detonan completamente en la liga.

De manera que cumplir con la premisa anterior, los Steelers protegerán mejor al Big Ben, y le abrirán carriles a sus corredores. Pero es aquí donde nos atascamos, ¿ quiénes llevarán el balón ? El miércoles fueron detenidos por la policía Le´Veon Bell y LeGarrette Blount en posesión de una bolsa con 20 gramos de marihuana. Bell que conducía el auto, aparentemente bajo la influencia de la droga, fue llevado a un hospital para hacerle exámenes sanguíneos. Finalmente ambos se unieron al equipo en Filadelfia para el partido de este jueves por la noche con el que inicia la tercera, y penúltima jornada de la pre-temporada.

El entrenador en jefe Mike Tomlin comentó que los dos participarían en el encuentro, ya que existen muchas áreas en las que se debe trabajar. Aún se desconoce cómo procederán las autoridades, al igual que Pittsburgh y la NFL que deberá investigar el caso.

publicidad

Pero existe la posibilidad de una sanción, por lo que uno, o los dos, quizás no estén en el primer juego de la campaña contra Cleveland.

Blount es un veterano de cuatro temporadas, recién llegado a los Steelers procedente de New England, donde en el 2013 acumuló 772 yardas, con un promedio de 5 por acarreo.  Bell mientras tanto ganó 860 yardas en su primera temporada en la liga. ¿ Quién viene detrás de ellos ? El novato Dri Archer, procedente de Kent State, seleccionado en la tercera ronda del draft , en el casillero 97.

No cabe duda que los jugadores se cansan de estar bien, y no dejan de cometer tonterías. Esta nueva podría traer serias consecuencias para la temporada de los Steelers.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad