publicidad
Robert Griffin III está muy lastimado por el "bajón de segundo año" (AP-NFL).

Enrique Burak: San Francisco a la alza; Griffin, mejor a su casa

Enrique Burak: San Francisco a la alza; Griffin, mejor a su casa

Enrique Burak echa un vistazo a las consecuencias del partido entre San Francisco y Washington de la semana 12.

Robert Griffin III está muy lastimado por el "bajón de segundo año" (AP-...
Robert Griffin III está muy lastimado por el "bajón de segundo año" (AP-NFL).

La conclusión de la semana 12 de la NFL, con el partido entre San Francisco y Washington, trajo consigo una serie de reflexiones. Del lado de los cuarenta y nueves todo hace suponer que lo mejor está por venir. Con marca de 7-4 se ubican a 3 juegos de Seattle en el oeste de la conferencia nacional, y en un par de semanas se volverán a ver las caras, aunque con un panorama completamente distinto para la escuadra de Jim Harbaugh, que ha recuperado a Mario Manningham, y a partir de el próximo fin de semana contra St. Louis, volverá a contar con los servicios de Michael Crabtree, tan importante la campaña anterior para que la escuadra llegara al Super Bowl. Aunque durante la campaña se ha insistido en que a Colin Kaepernick le ha pesado el segundo año, con un bajón destacable en sus actuaciones, también hay que decir que encabeza una ofensiva parchada, en la que sus receptores son últimos de la liga en pases atrapados, en yardas por juego, y los número 29 en touchdowns. Anquan Boldin ha puesto de su parte, pero ha estado sólo, extrañando la productividad de Crabtree que en el 2012 tuvo su mejor año en las filas profesionales. Por supuesto Vernon Davis ha colaborado con su cuota tradicional, pero es ala cerrada.

Insisto, el camino de aquí al final se debe componer para San Francisco, que de momento sería sexto en la siembra de la conferencia en los playoffs.

publicidad

En cuanto a los Redskins, con el revés del lunes se han ubicado con marca de 3-8, matemáticamente aún en la pelea, a 3 juegos de liderato divisional, pero en realidad muy lejos del nivel que los llevo a un gran cierre la temporada anterior, en la que floreció y conquistó a una oleada de aficionados el quarterback, entonces novato, Robert Griffin III, por su elusividad, defenfado y pericia. Pero en los playoffs ante Seattle se lesionó la rodilla derecha, y lejos de abandonar el encuentro, se mantuvo en él provocando un daño aún mayor, ante una desesperante complacencia del entrenador Mike Shanahan. Griffin fue operado, se perdió la pre temporada, y en la campaña regular, simplemente no ha vuelto a ser el mismo. Primero creímos que estaba oxidado por la falta de actividad, pero tras 11 juegos, las preguntas van encaminadas a si algún día volverá a ser el mismo de antes. Me llamó la atención la declaración de Ahmad Brooks, defensivo de San Francisco, tras el partido del lunes, en la que señaló que Griffin debía estar en reposo buscando recuperar su forma física, y comparto su punto de vista.

En una campaña literalmente perdida para Washington, lo mejor es apostar por los años venideros, con un Griffin sano, porque después de todo, para hacerse de sus servicios, los Redskins hipotecaron en gran medida su futuro, cediendo a St. Louis su sexta selección general del Draft del 2012, su elección de segunda ronda del 2012, y de la primera del 2013 y 2014.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad