publicidad
La máxima polémica desatada por los oficiales de reemplazo estalló con la marcación del toudchdown que definió el partido Packers-Seahawks (AP-NFL).

Enrique Burak: Que vuelvan las ‘cebras originales’

Enrique Burak: Que vuelvan las ‘cebras originales’

La desafortunada irrupción de los oficiales suplentes alcanzó este lunes 24 de septiembre un nuevo punto de ebullición.

La máxima polémica desatada por los oficiales de reemplazo estalló con l...
La máxima polémica desatada por los oficiales de reemplazo estalló con la marcación del toudchdown que definió el partido Packers-Seahawks (AP-NFL).

La desafortunada irrupción de los oficiales suplentes dentro de los partidos de la NFL, al no haberse llegado aún a un nuevo contrato colectivo de trabajo con los árbitros regulares, alcanzó este lunes 24 de septiembre un nuevo punto de ebullición.

¿Crees que los oficiales titulares de la NFL regresen en la semana 4? - Opina en los foros de la NFL.

Y es que a lo largo de las jornadas anteriores habían existido desde detalles, hasta detallotes en varios partidos, como equivocarse en la aplicación de castigos, dar llamadas equivocadas, confundirse en el número de tiempos fuera, en fin, situaciones que exasperaban a entrenadores, jugadores y aficionados, pero nada había sido del tamaño del final del encuentro entre Green Bay y Seattle, donde se afecta directamente el resultado del partido.

publicidad

También debo señalar, y en descargo de las “cebras de reemplazo”, que ellos están haciendo su trabajo de acuerdo a sus posibilidades y capacidades, que dirigen partidos de universidades de categorías inferiores, por supuesto no de la División I, o de preparatorias, y que de pronto se les presenta la oportunidad de aparecer en la máxima escena del futbol americano y además ganarse un dinero ¿por qué no hacerlo?), por lo que aquí aplicamos la máxima, de “no tiene la culpa el indio, sino quien lo hace compadre”.

Lamentablemente, estos oficiales se dejan intimidar por entrenadores y jugadores, quienes no les tienen el más elemental respeto al dudar en la mayoría de los casos de sus capacidades, y para ello sólo hay que ver la enorme cantidad de revisiones que han modificado las llamadas originales.

En cuanto a la conclusión del Green Bay-Seattle, la liga dio a conocer un comunicado en el que se señala: “Mientras el balón estaba en el aire, se puede ver a Tate empujar al suelo al esquinero de Green Bay Sam Shields. Este pudo ser un castigo de interferencia de pase a la ofensiva, que hubiera terminado el partido. No se marcó y no se puede revisar en la repetición instantánea”.

Es cierto que en muchas de estas jugadas existen infinidad de empujones que no se marcan, aún con los oficiales regulares, pero también es una realidad que el contacto de Tate es tan burdo que seguramente se hubiera señalado.

publicidad

Y sigue el comunicado “cuando los jugadores hacen contacto con el piso en la zona de anotación, los oficiales determinan que tanto Tate como Jennings tienen posesión del balón. Bajo la regla de recepción simultánea, el balón le pertenece a Tate, el jugador ofensivo. El resultado de la jugada fue un touchdown”.

“El referee Wayne Elliott determinó que no existía evidencia visual indiscutible para modificar la llamada en el terreno, y como resultado la marcación de touchdown permaneció. El departamento de arbitraje de la NFL revisó este día el video y apoya la decisión de no cambiar la marcación en el terreno posterior a la revisión de la repetición instantánea”.

No comparto el argumento anterior, dado que es una realidad que Jennings tenía el balón controlado con ambas manos y lo llevó a su pecho en el momento de la caída al suelo, Tate se avivó y puso una mano sobre el balón. ¿Eso lo hace recepción simultánea? No lo creo. Además un oficial decretó touchback, o sea intercepción, y el otro touchdown, ¿por qué prevaleció la llamada del segundo? No lo sé, pero el video no le da la razón.

De todo lo anterior, se desprende que los oficiales titulares deben volver, evidentemente el problema se traduce en dólares y se está dando un estira y afloja entre su Unión y la liga, pero me queda muy claro que la creciente presión está en este momento del lado de la NFL y que las “cebras” están dirigiendo sus mejores partidos desde su casa.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad