publicidad
Campanada a domicilio, Buffalo sobre Chicago, en la Semana 1.

Enrique Burak: Primera impresión

Enrique Burak: Primera impresión

Durante la temporada de la NFL los equipos sufren modificaciones debido a las lesiones, lo visto en la Semana 1 afirma una serie de teorías.

Campanada a domicilio, Buffalo sobre Chicago, en la Semana 1.
Campanada a domicilio, Buffalo sobre Chicago, en la Semana 1.

Dicen que las primeras impresiones son las que cuentan. Y aunque en una temporada tan larga y extenuante como es la de la NFL, en la que las escuadras van sufriendo diversas transformaciones, por subir o bajar el nivel de sus jugadores, pero sobre todo al presentarse imponderables como las lesiones, lo visto en la primera semana afirma una serie de teorías.

Primero, no deja de impresionarme el gran talento de los Seattle Seahawks. Los campeones aplastaron a un buen conjunto como Green Bay, y con autoridad señalaron que nuevamente están para cosas grandes. Russell Wilson por aire, Marshawn Lynch por tierra, y la defensiva encabezada por Richard Sherman, al que se le teme, ya que en ninguna jugada Aaron Rodgers envió un pase a su zona, son los puntales de una escuadra a la que veo repitiendo en el Super Bowl.

publicidad

Otro de los contendientes, San Francisco 49ers, que tantas dudas despertó en la pretemporada debido a la falta de profundidad es su grupo de linebackers, se vio contundente ante los Dallas Cowboys, que fue víctima de sus errores. De por sí la defensiva de los Vaqueros es muy malita, por la lesión de Sean Lee, y un perímetro sumamente poroso, por lo que no se pueden dar el lujo de entregar balones en el ataque. Un balón suelto de DeMarco Murray y 3 intercepciones después a Tony Romo, sellaron su quinta derrota sin victoria, si incluimos los encuentros de exhibición. Se trata de la versión más pobre de Dallas en años.

De llamar la atención los regresos en casa de Atlanta contra Nueva Orleans, al que le sigue haciendo falta ganar fuera del Superdomo; de Filadelfia en casa ante Jacksonville; y de Cincinnati en Baltimore, dando un paso fundamental en la conquista del norte de la americana. Halcones, Aguilas y Bengalíes son todos contendientes.

Denver sigue siendo mi elegido para llegar al Super Bowl, pero es necesario que mejore el desempeño de su defensiva. Ya tiene a los elementos que le hacían falta el año anterior, pero ahora requiere que aprieten al final de los partidos ya que Indianapolis les pudo sacar el juego.

Me sorprendió la caída de Patriotas en Miami, y no tanto por el revés como tal, sino por la manera en la que se dio. Al tiempo que los Delfines muestran una linea ofensiva totalmente renovada, y que funcionó, la de Nueva Inglaterra, le abrió la puerta a los Delfines para detener a Tom Brady continuamente, y a darle la vuelta al marcador.

publicidad

Las campanadas se produjeron a domicilio. Buffalo sobre Chicago, que volvió a decepcionar, y Tennessee en Kansas City, confirmando que ante tantas salidas de jugadores, los Jefes quedarán lejos del éxito obtenido durante e 2013. Y no hay que olvidar a Cleveland. Sin Johnny Manziel, pero con Brian Hoyer en los controles, tuvo una segunda mitad de ensueño en Pittsburgh, que le pudo ganar con sus únicos 3 puntos en los últimos 30 minutos del partido.

Me gustaron mucho Minnesota y Detroit, que cuentan con buenos planteles, pero que están esperando al entrenador correcto para dar el siguiente paso. Veremos si las contrataciones de Mike Zimmer por Vikingos, y Jim Caldwell por los Leones lo logran.

Finalmente, se debe destacar la incapacidad histórica de San Diego para amarrar partidos ganables, que lo rezagan en el standing. Esta vez Arizona vino de atrás para endilgarles un doloroso descalabro.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad