publicidad
Los Bills no contarán con una de sus grandes elementos a la defensiva (AP-NFL).

Enrique Burak: Mala fortuna para los linebackers

Enrique Burak: Mala fortuna para los linebackers

La lesión de Kiko Alonso se produjo durante un entrenamiento en Oregon. Al término de la temporada anterior fue operado de una cadera.

Los Bills no contarán con una de sus grandes elementos a la defensiva (A...
Los Bills no contarán con una de sus grandes elementos a la defensiva (AP-NFL).

Hasta ahora el receso de temporada ha resultado devastador para algunos linebackers y sus equipos.

El más reciente en unirse a la lista es Kiko Alonso de los Bills, que tras una extraordinaria campaña de presentación en la liga, se perfilaba como un elemento clave en el plan de transformación del conjunto. Hace unos días Alonso sufrió la ruptura del ligamento cruzado anterior de una de sus rodillas, por lo que se perderá toda la temporada, con un tiempo total de recuperación de entre 7 y 9 meses. El año anterior Kristian, como es su nombre original, de padre cubano y madre colombiana, concluyó segundo en la votación para novato defensivo del año con 159 tackleadas, que lo colocaron como el tercero mejor de la liga.

publicidad

La lesión se produjo durante un entrenamiento en Oregon. Al término de la temporada anterior fue operado de una cadera.

Para el 2014 Buffalo mostrará una nueva cara defensiva con el arribo de Jim Schwartz, ex entrenador en jefe en Detroit como nuevo coordinador, que instalará un esquema 4-3 en el que contemplaba que Alonso se moviera al lado débil en el sector de los linebackers.

También han tenido mala fortuna Sean Lee de Dallas, que en un entrenamiento con el equipo sufriera un choque con el ala cerrada Zack Martin, su primera selección del Draft de este año. Lee que en el 2013 se perdiera 5 encuentros por un desgarre y molestias en el cuello, se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, dañándose de paso un menisco. Lee, el mejor hombre a la defensiva de los Vaqueros, ya había sufrido la misma lesión pero en la rodilla derecha en el 2008 cuando jugaba para el Estatal de Pennsylvania.

Para aligerar la ausencia de Lee, Dallas decidió jugársela con un gran talento, pero que a la vez representa una enorme incógnita. Firmó a Rolando McClain, primera selección de los Raiders en el 2010, octava selección en general de ese Draft luego de ser campeón con Alabama, y de ganar los Trofeos Lambert y Butkus, para el mejor linebacker colegial.

Pero en Oakland su estancia fue breve, pese a comprometerse a un contrato por 5 años y 40 millones de dólares. Su pobre desempeño combinado con una mala actitud, y una tendencia a meterse en problemas, ya que fue arrestado 3 veces en 16 meses, provocaron que los Raiders se desprendieran de él a principios del, 2013. Unos días después se ligó a Baltimore, pero nunca jugó para ellos ya que decidió retirarse.

publicidad

Volvió a la Universidad de Alabama para concluir sus estudios, y ahora recibe una nueva oportunidad para jugar en la NFL con tan sólo 24 años. Veremos si la aprovacha.

Mientras tanto en Atlanta, Sean Weatherspoon se lastimó el tendón de Aquiles marginándolo por el resto de la temporada. La primera selección de los Halcones del 2010, fue operado de una rodilla en el receso previo a la campaña del 2013, en la que perdió 9 encuentros por un problema en un pie.

Y finalmente en Nueva York, el linebacker central Jon Beason, líder de la defensiva, 3 veces participante del juego de estrellas y candidato a asumir el puesto de capitán ante la salida de Justin Tuck, tuvo daños en un ligamento así como una pequeña fractura en un hueso del pie al desviar un pase en un entrenamiento. Segundo del equipo en tackleadas el año anterior con 98, requiere de 12 semanas de recuperación, por lo que se perderá el inicio de la temporada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
promoProgramaPuntos
Responde a estas siete preguntas y sabrás si Trump te dejaría vivir en EEUU