publicidad
(AP-NFL).

Enrique Burak: Llegó la hora

Enrique Burak: Llegó la hora

La tradición señala que el jueves de inauguración de temporada de la NFL, el campeón de la campaña anterior inicia la defensa del título jugando en casa.

(AP-NFL).
(AP-NFL).

La tradición señala que el jueves de inauguración de temporada de la NFL, el campeón de la campaña anterior inicia la defensa del título jugando en casa. De manera que este 4 de septiembre los Seattle Seahawks serán anfitriones de los Green Bay Packers, en un encuentro que evoca un recuerdo inevitable.

Hace 4 años, la ocasión más reciente que los Empacadores visitaron Seattle, en un lunes por la noche por cierto, el encuentro se definió en favor de los Halcones Marinos tras una evidente, flagrante, interferencia de pase en la zona de anotación del receptor Golden Tate para quedarse con el balón y otorgarle la victoria a su equipo.

Como consecuencia, la liga decidió ponerle un hasta aquí a las actuaciones de los oficiales de reemplazo y traer de vuelta a las “cebras” regulares que se habían declarado en huelga.

publicidad

Pese a que el calendario será más demandante para los Halcones Marinos, por haberse impuesto en el Super Bowl, y por encontrarse en la que posiblemente sea la división más demandante de la liga, los veo de nuevo en la lucha por el título de la conferencia, ya que Pete Carroll es un genio para mantener la motivación de sus jugadores, al tiempo que la plantilla no sufrió bajas sustanciales durante el receso de campaña, aunque casualmente uno de los que dejó la organización fue Golden Tate.

Del lado de Green Bay, espero competencia de Chicago, que estrena sistema ofensivo y que atrajo elementos de calidad para mejorar a la defensiva que el año anterior ocupó la posición número 30 de la NFL. Sin embargo mientras los Empacadores tengan a Aaron Rodgers sano, es suficiente para marcar diferencia.

En otros asuntos, los Dallas Cowboys necesitados de profundidad en el departamento de presión al quarterback contrario, atrajeron a su equipo de prácticas a Michael Sam, seleccionado en el Draft por San Luis, pero que lo cortara el pasado viernes.

De acuerdo a Jason Garrett, Sam, que busca convertirse en el primer jugador abiertamente gay en la liga, y durante la pre-temporada acumulara 3 capturas, requiere de una segunda oportunidad y de poder observarlo con más calma. Bajo las reglas de la NFL cualquier otro conjunto puede arrebatarle a los Vaqueros a Sam, pero se vería condicionado a activarlo en su roster de 53 elementos.

publicidad

Por último, parece que los Oakland Raiders hicieron un pésimo negocio, al comprometer $8 millones de dólares en el sueldo de Matt Schaub, que supuestamente sería su pasador titular, sólo para que fuera superado en los campos de entrenamiento por el novato de la Estatal de Fresno,  Derek Carr.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad