publicidad
Tom Coughlin mantendrá su estilo disciplinado al frente de los New York Giants tras su merecida extensión de contrato.

Enrique Burak: Hay disciplina para rato

Enrique Burak: Hay disciplina para rato

Los New York Giants dieron un merecido reconocimiento al entrenador Tom Toughlin al extender su contrato hasta 2014.

Tom Coughlin mantendrá su estilo disciplinado al frente de los New York...
Tom Coughlin mantendrá su estilo disciplinado al frente de los New York Giants tras su merecida extensión de contrato.

La temporada anterior el equipo a vencer en el Este de la Conferencia Nacional eran los Philadelphia Eagles, conocidos como el “equipo de ensueño”. Pero al tiempo en que su campaña se convertía poco a poco en una pesadilla, los New York Giants cerraban una buena primera parte del año con registro de 6-2.

Sin embargo la segunda mitad del calendario la abrieron con cuatro descalabros consecutivos y cinco derrotas en seis partidos, lo que no sólo auguraba una pronta eliminación, y con toda seguridad, que su entrenador Tom Coughlin sería despedido, pese a que aún le restaba un año de contrato, y a que en el 2007 ganó el Trofeo Lombardi al quitarle el invicto en el Super Bowl a los New England Patriots.

El último cuarto de la temporada los enfrentó dos veces a los Dallas Cowboys, a los que vencieron en ambas ocasiones, a sus socios de estadio, los New York Jets, a los que superaron también, y a los Washington Redskins, con el que cayeron.

publicidad

Al final, su registro fue de 9-7, suficiente para ganar su sector y, ya en playoffs, con una escuadra más sólida al ataque y con una defensiva fortalecida por el regreso de varios elementos lesionados, dejaron en el camino a los Atlanta Falcons en el Metlife y a domicilio, a los Green Bay Packers y a los San Francisco 49ers, al tiempo que en el Super Bowl XLVI, y nuevamente contra los “Patriotas”, volvieron a vencer. Nada mal para Coughlin, un hombre que ya se veían en la fila de los desempleados y que se ha convertido en campeón por segunda vez en cinco campañas.

Y los “Gigantes” se lo han reconocido. La semana anterior firmó una extensión de contrato que lo mantendrá hasta el 2014, si las cosas no se alteran con malos resultados. Aunque no se dio a conocer el monto de la negociación, se cree que su salario ronda los siete millones de dólares por año.

Mientras tanto, donde aún no hay humo blanco es en Nueva Orleans, que aún no firma a su pasador estrella Drew Brees. Lentamente, pero las partes se han ido acercando en las cifras, y por ahora la diferencia entre ambas partes es de un par de millones de dólares por temporada. Brees ha sido designado jugador franquicia, por lo que tendría acceso a unos 16 millones de dólares por año, pero aspira a 21 millones, toda vez que con 33 años de edad se está aproximando al final de su carrera.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad