publicidad
Los Cardinals se mantuvieron como uno de los tres invictos; Brees, a punto de superar a Unitas; Romo no fue responsable directo de la declive de Dallas ante Chicago (AP-NFL).

Enrique Burak: Ecos de la cuarta semana

Enrique Burak: Ecos de la cuarta semana

Entre los tres equipos invictos, el empate de Brees con el legendario Unitas y la derrota de los Cowboys, quedó marcada la semana.

Los Cardinals se mantuvieron como uno de los tres invictos; Brees, a pun...
Los Cardinals se mantuvieron como uno de los tres invictos; Brees, a punto de superar a Unitas; Romo no fue responsable directo de la declive de Dallas ante Chicago (AP-NFL).

La semana 4 de la campaña regular mantuvo la condición de invicto de tres equipos: Arizona Cardinals, que no tenían un arranque con marca de 4-0 desde 1974; Atlanta Falcons, que empezaron de igual manera en el 2004 cuando llegaron hasta el juego de campeonato de conferencia, y Houston Texans, que nunca en su corta historia, había llegado tan lejos sin un solo revés.

Opina en los foros de la NFL.

Además y, hablando de marcas añejas, Drew Brees llegó a 47 juegos consecutivos con por lo menos un pase de anotación, para igualar el record de Johnny Unitas, que estaba vigente desde 1960. El próximo domingo por la noche ante San Diego, Brees irá por la marca absoluta, y por supuesto, por el primer triunfo en el año para Nueva Orleans.

publicidad

En otros asuntos, los Jets fueron aplastados a domicilio por San Francisco que fue capaz de enderezar el camino tras su inesperada derrota en Minnesota, al tiempo que Mark Sánchez y compañía deberán replantear la temporada. De entrada, no entendí el porqué de la contratación de Tim Tebow, su sola presencia coloca presión sobre Sánchez, y para colmo, tampoco creo que sea la solución, por más que el público lo pida en el estadio MetLife.

Es indiscutible que fue el personaje del año anterior de la NFL, pero en un equipo eminentemente corredor, y apenas completando el 47 por ciento de sus pases. Los Jets no son capaces de correr, su línea ofensiva es apenas regular, y para colmo, no se reforzaron en el departamento de receptores. El próximo lunes los Jets van ante Houston, y corren el peligro de ser exhibidos otra vez.

Otro quarterback bajo el microscopio es Tony Romo de los “Vaqueros”, que no creo que tenga ni la calidad, ni el empuje, ni el liderazgo para hacer de Dallas un equipo campeón, pero por otro lado, tampoco creo que haya sido el responsable directo del terrible revés de este lunes ante Chicago.

Ahora no fue Jason Witten quien le soltó los pases, de hecho tuvo un gran partido con 13 recepciones, sino Dez Bryant y Kevin Ogletree, quienes dejaron escapar balones de las manos. Además la línea ofensiva, que ya no cometió castigos como una semana antes frente a Tampa, sigue sin proveer la protección necesaria para Romo, ni abre los carriles para correr, ya que DeMarco Murray llevó el ovoide 11 veces para sólo 24 yardas.

publicidad

No hay que olvidar que los guardias acaban de llegar al equipo, los tackles se cambiaron de lado con respecto al 2011, y la posición de centro ha tenido a infinidad de elementos. Dallas tendrá una semana para reagruparse, y lo necesita, ya que en dos domingos visita a Baltimore.

En cuanto a los Osos una sorprendente actuación de Jay Cutler, Brandon Marshall brilló con intensidad, y con registro de 3-1 han empatado a Minnesota en el liderato del norte de la Nacional.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad