publicidad
Los Patriots bajaron a los Texans a la tierra (AP-NFL).

Enrique Burak: Carrera por la supremacía de la Americana

Enrique Burak: Carrera por la supremacía de la Americana

Enrique Burak analiza las consecuencias en la AFC del duelo de la semana 14 entre los New England Patriots y los Houston Texans.

Los Patriots bajaron a los Texans a la tierra (AP-NFL).
Los Patriots bajaron a los Texans a la tierra (AP-NFL).

Para muchos, el partido de este lunes por la noche entre los Houston Texans y los New England Patriots era un anticipo del juego de campeonato de la Conferencia Americana, así como el del próximo domingo entre los San Francisco 49ers y los "Patriotas" puede ser un previo del Super Bowl del 3 de febrero en Nueva Orleans.

¿Quién será el primer sembrado de la AFC? Opina en los foros de la NFL.

Sin embargo el encuentro no pudo ser más desbalanceado. Al tiempo que New England continúa con un paso avasallador, con 7 victorias en línea, un revés en los últimos 10 encuentros, y la mejor versión de Tom Brady en un rato, los Texans vieron cortada una racha de 6 juegos ganados de manera consecutiva, pero sobre todo, fueron exhibidos en todas sus carencias por segunda ocasión en el año en televisión nacional en Estados Unidos. La primera fue el domingo 14 de octubre ante los Green Bay Packers, cuando cayeron 42-24. Aaron Rodgers hizo 6 envíos de touchdown, mientras que su defensiva detectó con precisión el play action de Matt Schaub, virtualmente eliminándolo del plan de juego, y Arian Foster llevó el balón 17 veces para únicamente 29 yardas.

publicidad

El partido de este lunes en Foxboro se pareció en alguna medida al duelo Houston-Green Bay. Brady registró 4 pases de anotación, para llegar a 18 encuentros de este tipo, que le colocan a 5 de la marca de Brett Favre, y además, la defensiva de Patriots limitó a Foster a 46 yardas en 15 acarreos, y su extraordinario ala defensiva J. J. Watt se fue sin pase desviado, sin captura, ni tackleada para pérdida de yardaje por primera ocasión en toda la campaña.

Con el triunfo, New England suma 10, y se coloca a uno de los "Texanos" en la carrera por el primer sitio en la siembra de la conferencia. Los Denver Broncos también tiene 10 juegos ganados.

El resto del calendario para Patriots los enfrenta a San Francisco, Jacksonville y Miami, al tiempo que Houston enfrenta dos veces a Indianápolis y en medio de ambos duelos a Minnesota. Debido a lo anterior no se me haría nada descabellado que el camino al Super Bowl de la Americana pase por Boston. Por cierto, el tercero en discordia, los Broncos, ya perdieron contra Texans y Patriots, en un arranque de temporada nada promisorio, que los llegó a colocar con marca de 2-3.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad