publicidad
Los New York Giants tendrán una misión en 2012 que nunca han podido cumplir: Repetir como campeones del Super Bowl.

Enrique Burak: Campaña 2012, ¿qué hay de nuevo?

Enrique Burak: Campaña 2012, ¿qué hay de nuevo?

Desde la defensa del campeonato de los Giants, hasta el pronóstico para el Super Bowl XLVII, un vistazo a lo que viene en la NFL.

Los New York Giants tendrán una misión en 2012 que nunca han podido cump...
Los New York Giants tendrán una misión en 2012 que nunca han podido cumplir: Repetir como campeones del Super Bowl.

El inicio de temporada de la NFL trae consigo la encomienda para los New York Giants de buscar el bicampeonato, que no se ha producido desde que los New England Patriots se adjudicó el Trofeo Lombardi en las campañas 2003 y 2004.

Y aunque van contra los pronósticos, nadie esperaba, después de todo, que fueran contendientes en la campaña anterior. Al final derrotaron en el “Súperdomingo” a Nueva Inglaterra, con Eli Manning obteniendo su segundo título, uno más que su hermano Peyton, que se convirtió en uno de los agentes libres más codiciados de la historia cuando los Indianapolis Colts decidieron dejarlo en libertad toda vez que no estaban seguros si había sanado de la lesión en el cuello, y porque de haber permanecido en el roster, le hubieran tenido que pagar un bono multimillonario.

publicidad

Tras ser buscado por varias escuadras, Manning se decidió por los Denver, que en un efecto dominó, se desprendió de Tim Tebow, que fue el personaje del año de la liga al llevar a los Broncos a Playoffs. Ahora será el suplente de Mark Sánchez con los Jets.

La temporada termina el 3 de febrero próximo en el Superdomo de Nueva Orleans, con el Super Bowl XLVII, donde difícilmente participarán los New Orleans Saints, víctimas si mismos, luego de descubrirse que tenían un programa de recompensas para elementos defensivos que lastimaran a sus rivales. Como resultado de ello, su entrenador Sean Payton fue castigado sin salario todo el año, y aunque en menor medida, también fueron sancionados varios jugadores y asistentes.

Quizás lo único bueno que le ha pasado a Nueva Orleans fue el haber firmado en un pacto multianual a su pasador Drew Brees, que en el 2011 estableciera la marca de más yardas en una campaña con 5,476, de porcentaje de pases completos con 71.2, de encuentros de más de 300 yardas con 13, y de pases completos con 468. Brees recibirá 100 millones de dólares por los próximos cinco años.

Por otra parte, la liga incrementó sus partidos en jueves de 8 a 13, de las semanas 2 a la 15, independientemente de la triple jornada del Día de Acción de Gracias; el partido internacional seguirá en Londres, en Wembley, esta vez con Nueva Inglaterra, “visitando” a los St. Louis Rams, que actuarán como local una vez en la capital inglesa del 2012 al 2014; y los Bills disputarán por quinto año consecutivo un encuentro en Toronto, ahora ante Seattle el 16 de diciembre.

publicidad

En cuanto a modificaciones al reglamento, ahora los oficiales revisarán todos los intercambios de balón, tal y como sucedió con las anotaciones a partir de la campaña anterior, con lo que los entrenadores no se verán obligados a emplear sus desafíos en este tipo de acciones. Y además, desaparece la muerte súbita en tiempo extra en campaña regular, aplicando la misma regla vigente en playoffs, y que garantiza al menos una posesión por escuadra, a menos que la que recibe el balón obtenga un touchdown en la primera de ellas.

¿Contendientes al título? Ante lo parejo de la liga se abre todo un abanico de posibilidades, sin embargo es imposible dejar de destacar en la Conferencia Americana a Nueva Inglaterra, que con el paso del tiempo ha sido capaz de renovar exitosamente varias de sus líneas; los Jets que ahora contarán con la dupla Sánchez-Tebow; Baltimore y Pittsburgh y su batalla por el cetro de la división norte; Houston, que parece, llegó para quedarse por un tiempo; y los Broncos de Manning que son una incógnita.

En la Nacional, los “Gigantes” fueron exprimidos por la agencia libre, aunque conservan al núcleo que los hizo campeones, Filadelfia, que prometía ser el “equipo de ensueño” el año anterior, y que no calificó, tiene una nueva oportunidad; Dallas ha mejorado su perímetro y tiene motivos para soñar, aunque el tener a Tony Romo como conductor de su ataque casi siempre se convierte en pesadilla; mientras que Green Bay, Nueva Orleans y San Francisco ansían repetir la temporada regular del 2011, aunque eso sí, con un desarrollo diferente de playoffs.

publicidad

¿Super Bowl? Green Bay-Patriots.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Premios Lo Nuestro