publicidad
Los Buffalo Bills vieron tornarse sus grandes sonrisas de la primera mitad de la campaña 2011 en desilusión en el cierre, pero intentarán mejorar en 2012.

Enrique Burak: Buffalo lo volverá a intentar

Enrique Burak: Buffalo lo volverá a intentar

Los Bills tratarán de tener un arranque similar al del 2011 y mantener el paso para aspirar a volver a los playoffs tras 13 años.

Los Buffalo Bills vieron tornarse sus grandes sonrisas de la primera mit...
Los Buffalo Bills vieron tornarse sus grandes sonrisas de la primera mitad de la campaña 2011 en desilusión en el cierre, pero intentarán mejorar en 2012.

Si nos preguntan “¿Qué equipo fue la gran sorpresa de la campaña del 2011 en la NFL?” Seguramente,  la mayoría dirá que los San Francisco 49ers, que, en el primer año del entrenador Jim Harbaugh, se quedaron a una sola victoria del Super Bowl, y de eliminar a los New York Giants que serían los campeones.

Sin embargo, también es cierto que durante las primeras semanas de la temporada pasada pocos, o nadie, hablaban de los “49s”. Los elogios se dirigían a los Detroit Lions o los Buffalo Bills, que tuvieron un sólido arranque. En el caso particular de los Bills, que no avanzan a playoffs desde 1999, se colocaron con marca de 5-2, destacando victorias sobre Nueva Inglaterra y Filadelfia. Sus jugadores recibieron la publicidad que se les había negado tiempo atrás, y algunos de ellos pudieron ser figuras a nivel nacional.

publicidad

Pero, para la segunda mitad de la campaña, se presentaron las  lesiones que liquidaron sus aspiraciones de calificar. Quedaron fuera elementos como el linebacker Shawne Merriman, el tackle nariz Kyle Williams, y su corredor estelar Fred Jackson. Como resultado perdieron siete partidos en línea y ocho de los últimos nueve, para despedirse con registro de 6-10 para su séptima campaña perdedora en línea. El sueño se volvió a convertir en pesadilla.

Pero están dispuestos a volverlo a intentar, pese a la dificultad de sus rivales divisionales New England Patriots, New York Jets y Miami Dolphins.

Para ello han abierto la chequera. Sedujeron al ala defensiva Mario Williams, primera selección de todo el Draft en el 2006, y que dejó a los Houston Texans a cambio de un contrato por seis años y 100 millones de dólares que le convierten en el elemento defensivo mejor pagado de la historia.

También aseguraron los servicios de un par de jugadores clave que podías probar el mercado de agentes libres, el receptor Stevie Johnson y a Jackson.

Su adición más reciente es el pasador Vince Young, tercera selección de reclutamiento del 2006 con Tennessee, y que llamara de inmediato la atención gracias a su extraordinaria habilidad atlética, e inclusive apareció en la portada del juego de video Madden ’08. Pero sus apariciones fueron carecieron de regularidad, perdió la titularidad en varias ocasiones y al final se peleó con el entrenador Jeff Fisher. El año anterior jugó para los Philadelphia Eagles, donde empezó como suplente de Michael Vick, pero ante las lesiones de éste inició tres encuentros con marca de 1-2, y su rating total fue de 60.8. Un fracaso individual y en grupo para quien bautizó a las “Águilas” como el “equipo de ensueño”.

publicidad

Ahora, llega a los Bills con un rol aún por definir, aunque lo que es seguro es que el titular en la posición es Ryan Fitzpatrick. También cuentan en el roster con los quarterbacks Tyler Thigpen, que arribó para el 2011 procedente de Miami, y el novato Aaron Corp, de la Universidad de Richmond y que llega como agente libre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad