publicidad

Enrique Burak: Adios a Murray, bienvenida a McFadden

Enrique Burak: Adios a Murray, bienvenida a McFadden

¿Cómo dejar que el mejor RB de la liga y que acaba de establecer marca de la franquicia se vaya del equipo ? La respuesta la tiene Jerry Jones.

(AP-NFL).
(AP-NFL).

¿Cómo dejar que el mejor corredor de la liga y que acaba de establecer marca de la franquicia se vaya del equipo ? La respuesta la tiene Jerry Jones, propietario de los Dallas Cowboys.

DeMarco Murray, que acumuló 1,845 yardas durante la campaña del 2014 dejó al conjunto de la estrella solitaria para ir no sólo a cualquier otra escuadra, sino al enemigo de enfrente, a su más enconado rival, con el que se enfrenta en un par de ocasiones por año, y con el que peleará el título del este de la conferencia nacional, los Philadelphia Eagles.

Es evidente que al abrir el mercado de agentes libres, los 'Vaqueros' tendrían un par de prioridades, la primera el receptor Dez Bryant, al que aseguraron por un año al colocarle la etiqueta de jugador franquicia, y el segundo Murray, al que no atendieron como se debía. De acuerdo a trascendidos, el hijo de Jones se reunió con Murray una noche antes del inicio de la agencia libre, sin embargo de nada sirvió, pese a que se dijo que de no haber una diferencia significativa entre lo que le ofreciera Dallas y cualquier otro equipo, Murray aceptaría el pacto de los Cowboys como señal de lealtad y buena fé.

publicidad

Quizás Jones nunca calculó que se presentarían más ofertas que las que se decía desde hace semanas como la de Tampa Bay, con un buen espacio dentro del tope salarial para prometer un buen contrato, aunque le quitaba el atractivo por ser un perdedor empedernido.

El efecto dominó se inició con Frank Gore, quien llegaría a ocupar los zapatos de LeSean McCoy, líder corredor de la NFL en el 2013, que pasó a Buffalo a cambio del linebacker Kiko Alonso. Pero de último momento Gore eligió otra dirección, Indianápolis, dejando la puerta abierta para otro acarreador. Es aquí donde Murray entra en escena, obteniendo un dinero que jamás recibiría en Texas, un pacto por 5 años con $42 millones de dólares en la mesa, 21 de ellos garantizados.

Es probable que en Dallas se hayan confiado, y no sólo en que Murray no emigraría, también, que al contar con su mejor línea ofensiva en años, en la que destacan 3 elementos designados para el Pro Bowl, prácticamente cualquier acarreador podría destacar.

Ese cualquiera tiene ahora nombre y apellido, Darren McFadden, cuarta selección de todo el Draft del 2008 por los Raiders, pero que entre lesiones y baja de juego, sólo acumula una temporada de más de 1,000 yardas, y sólo una vez ha cumplido el calendario de 16 encuentros, en el 2014, cuando era suplente de Maurice Jones-Drew.

publicidad

¿Quién reirá al final, Jones ó Murray ? Eso el tiempo lo dirá, aunque de momento la carcajada está del lado de Murray.

Conoce a Alice, ¡una Falcon de 10!:

http://s0.uvnimg.com/nfl/porristas/photo/2015-03-03/alice-atl-falcons-11_590x395.jpg

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad