publicidad
(AP-NFL).

Earl Thomas admite que los Pats podrían aprovecharse de su hombro lesionado

Earl Thomas admite que los Pats podrían aprovecharse de su hombro lesionado

Earl Thomas admitió que la ofensiva de Patriotas de Nueva Inglaterra podría tratar de aprovecharse de su situación.

(AP-NFL).
(AP-NFL).

GLENDALE, Arizona - Aunque aseguró estar ciento por ciento recuperado de su lesión en el hombro izquierdo, el profundo de los Seattle Seahawks, Earl Thomas, admitió que la ofensiva de Patriotas de Nueva Inglaterra podría tratar de aprovecharse de su situación.

A unos días de enfrentar a los "Pats" en la edición número XLIX del Súper Tazón, Thomas reiteró estar completamente recuperado del hombro que se dislocó hace dos semanas en el juego contra Empacadores de Green Bay, por el campeonato de la Conferencia Nacional (NFC).

"Me estoy sintiendo bien. Bendecido simplemente por poder jugar este partido. Quién sabe, si el Súper Tazón se hubiera jugado la semana pasada, quizá no habría jugado", admitió el egresado de la Universidad de Texas.

publicidad

Y aunque dijo que, por lo general, ni siquiera nota este tipo de lesiones al momento de jugar, también aceptó la posibilidad de que el ataque de los "Pats" ponga a prueba su recuperación muy temprano en el partido.

"Estoy seguro de que lo harán (lanzar el balón a su zona). Hacen un gran trabajo tratando de encontrar enfrentamientos individuales y eso será un gran reto para mí", aceptó.

En especial, se mostró consciente de la dificultad que representará enfrentar al corredor LeGarrette Blount, de quien dijo que es un tipo grande, lo cual podría causarle dificultades debido a su hombro. "Tendré que lograr una tackleada limpia y tendremos que hacer tackleadas en grupo".

Pero, pese a su aparente desventaja, el jugador se mantiene motivado y aseguró sentirse "feliz por ello. Siempre quieres que la bola venga hacia ti. Ya veremos qué ocurre".

Al preguntársele sobre sus rivales de este domingo en el Estadio de la Universidad de Phoenix, el nativo de Orange, Texas, se mostró bastante parco y sólo les dedicó algunas palabras.

Del ala cerrada Rob Gronkowski dijo que la mejor forma de detenerlo es "pegarle justo en la cabeza", mientras que del mariscal de campo Tom Brady se limitó a decir que "es un gran jugador. Un ganador".

Del mismo modo, dijo no estar seguro de lo que puede esperar en el juego de este domingo, pero aseveró que él y sus compañeros "estamos listos para lo que sea".

publicidad

Thomas recién desató una breve polémica, pues luego de declarar, el martes, que su hombro se encontraba al cien por ciento, la Liga lo eligió para la ronda de análisis para detectar la hormona del crecimiento humano, usada para ayudar a sanar este tipo de heridas, pero considerada por la NFL como una sustancia prohibida.

Al respecto, el jugador habría implicado, en un post en su cuenta de Twitter, que esto no habría sido una coincidencia y lo calificó como "una distracción de la oficina de la Liga".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad