publicidad
Tras 13 años con los Chicago Bears, Brian Urlacher no jugará más con el equipo de la "Ciudad de los Vientos".

Dan Fridman: ¡Qué OSO!

Dan Fridman: ¡Qué OSO!

La gloriosa era de 13 años de Brian Urlacher con los Chicago Bears ha llegado a su fin, sin embargo, acabó de manera muy triste.

Tras 13 años con los Chicago Bears, Brian Urlacher no jugará más con el...
Tras 13 años con los Chicago Bears, Brian Urlacher no jugará más con el equipo de la "Ciudad de los Vientos".

Amigos de NFL.com/Español, la gloriosa era de 13 años de Brian Urlacher con los Chicago Bears ha llegado a su fin, sin embargo, acabó de manera muy triste.

Opina en los foros de la NFL.

Los Bears son uno de los equipos fundadores de la NFL, de hecho, existieron desde 1919 un año antes de la propia fundación de la liga con el nombre de los Decatur Staleys.

La historia del equipo de la “Ciudad de los Vientos”, desde 1921 y con el mote de los Bears desde 1922, es quizás la más rica de este deporte a nivel profesional.

En ese contexto, este equipo es según gran parte de la crítica especializada el que mejores apoyadores centrales ha tenido en todos los tiempos.

Urlacher, seleccionado por los Bears noveno global en el Draft del 2000, es también según la mayoría el tercer mejor apoyador central en la historia del equipo detrás de los más que legendarios Dick Butkus (1965-73) y Mike Singletary (1981-92).

publicidad

Producto de los New Mexico Lobos, Urlacher se convirtió en el claro heredero de estas dos glorias de los Bears y durante 13 años, más temporadas que los propios Butkus y Singletary, fue el orgulloso sucesor de los inolvidables “Monstruos del Midway”.

Tanto Butkus como Singletary jugaron toda su carrera con el equipo de Chicago y la idea de Urlacher era la misma, sin embargo, esto no fue posible ya que el jugador ha anunciado que no se retirará.

Quizás el romanticismo de un jugador vistiendo un solo jersey sobra en esta época y no me parece que eso tenga algo de malo, porque todos tenemos derecho a trabajar donde más convenga nuestros intereses, y las empresas también tienen derecho a contratar a los empleados que más productivas las vuelvan en todo momento.

Sin embargo, la clase de una organización con tanto abolengo como la de los Bears sí me parece quedó dañada por su administración, que obligó a Brian Urlacher a salir del equipo de una manera muy indigna tanto para su gloriosa trayectoria en el equipo como para el reconocimiento del propio club con sus figuras.

Tras una propuesta inicial del agente de Urlacher de $11.5 millones de dólares y dos temporadas para seguir con los Bears, que sí parece demasiado onerosa, Chicago respondió con una oferta de un año y $2 millones de dólares.

"No fue si quiera una oferta, fue un ultimátum," le dijo Urlacher al Chicago Tribune. "Me siento aún como un jugador decente de fútbol americano. Fue insultante, algo como una cachetada en la cara. Regresaron con la oferta y dijeron, 'Esto es lo que es, tómalo o déjalo'. Fue como 'Si tu quieres jugar para los Bears, tu jugarás por eso. Si no, entonces no jugarás para los Bears'". 

publicidad

Hay que poner las cosas en contexto, para la absoluta gran mayoría de nosotros un contrato de un año y $2 millones de dólares sería un sueño hecho realidad, pero en el estándar de la NFL esa oferta es ridícula para un jugador del calibre de Urlacher.

Estamos hablando de una leyenda de los Bears, de una institución en Chicago, de un futuro miembro del Salón de la Fama, si el equipo ya no lo quería por sus 34 años de edad y sus cada vez más constantes lesiones estaban en su derecho, pero entonces que le digan eso: “Ya no entras en nuestros planes, fuiste un gran jugador para nosotros pero tenemos que pensar en el presente y te decimos adiós por ello”.

Eso hubiera sido clase, eso hubiera sido digno de los míticos “Monstruos del Midway”. No un ultimátum, no una oferta con la intención de que no ser aceptada. Qué triste que así sea y que triste que así acabe una era memorable y que sea eso y no otra cosa más educada la que haga que muy probablemente veamos a Brian Keith Urlacher con otro uniforme en el 2013.

¡Qué OSO de los Chicago Bears!

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad