publicidad
Brett Favre, el maestro de los contrastes (AP-NFL).

Brett Favre tras intercepción en campeonato de la NFC en 2010: “Entré en pánico"

Brett Favre tras intercepción en campeonato de la NFC en 2010: “Entré en pánico"

Brett Favre tuvo el mejor partido de su carrera en 2010, y lo culminó con un error que acabará por marcar ese día mágico frente a los Saints.

Brett Favre, el maestro de los contrastes (AP-NFL).
Brett Favre, el maestro de los contrastes (AP-NFL).

Brett Favre estaba exhausto y descorazonado. Acababa de lanzar una intercepción durante el partido por el campeonato de la NFC. Después de una de las mejores participaciones de su carrera, sintió que una temporada mágica llegaba a su fin.

Esta es la historia de uno de los más grandes juegos en la historia reciente de la NFL. Y es contada de manera hermosa, desde la perspectiva del suplente de Favre en los Minnesota Vikings, Sage Rosenfels, en una pieza fantástica para TheMMQB.com. Voy a escribir mi pasaje favorito debajo, aunque toda la nota es excelente.

“Me senté cerca de las hieleras de Gatorade en nuestra banca, y Brett cojeó para sentarse junto a mí. No sabía que decirle; podía sentir el peso del mundo sobre sus hombros”, escribió Rosenfels. “Podía darme cuenta de que sentía que esa intercepción nos había costado el juego y la temporada. También podía ver que él estaba procesando que la historia de ese año, a los 40 años, estaba teniendo su mejor temporada, iba a ser definida por esa jugada. Una jugada que ni siquiera debió de haber sucedido en primer lugar. Había jugado un fútbol casi perfecto, luchando como si su vida dependiera de eso, y de esa manera iba a terminar todo. Nos sentamos juntos en silencio por un momento”.

publicidad

“Los referís y los capitanes de los equipos salieron para lanzar el volado para el tiempo extra, y me levanté para ver quién había ganado la posesión. Brett ni siquiera intento moverse. No tenía la energía, y creo que seguía en shock tras la intercepción. Después de que los Saints ganaron el volado, regresé y me senté de nuevo junto a él. Él volteó hacía mí y me dijo, ‘Entré en pánico’”.

“Me detuve un momento y dije, ‘Brett, eres el jugador de fútbol más sorprendente que he visto. Ha sido una experiencia increíble verte jugar este año’. No puedo describir bien la manera en que me miró, pero sé que esas palabras significaron algo para él”.

Rosenfels escribió que la “mera brutalidad física” en el juego no tenía precedentes, pero no lo decía en un sentido negativo.

“En todas mis experiencias en el fútbol profesional, está es la que mejor captura el alma verdadera de lo que es la NFL”, escribió Rosenfels.

Es un juego que es principalmente recordado por la intercepción de Favre y las posteriores acusaciones de premios en los New Orleans Saints, lo cual es terrible. Yo lo recuerdo como una batalla clásica de ida y vuelta entre dos organizaciones desesperadas por conseguir un Super Bowl.

Y lo recuerdo como uno de los mejores juegos en la carrera de Favre, a pesar de ese último lanzamiento.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad