publicidad
Gabbert podría tener un buen lugar en la NFL si logra elevar su nivel (AP-NFL).

Blaine Gabbert y Ryan Mathews entre los 10 jugadores que deben mejorar

Blaine Gabbert y Ryan Mathews entre los 10 jugadores que deben mejorar

Existen algunos jugadores en la NFL que fueron seleccionados bajo grandes expectativas, estos son algunos de lo que deben de mejorar mucho en el 2013.

Gabbert podría tener un buen lugar en la NFL si logra elevar su nivel (A...
Gabbert podría tener un buen lugar en la NFL si logra elevar su nivel (AP-NFL).

“¡Es ahora o nunca!”

Ese es el refrán comúnmente en las salas de juntas alrededor de la NFL cuando los gerentes generales, entrenadores y scouts se juntan a discutir el destino de sus anteriores selecciones de Draft que están jugando debajo del nivel esperado.

¿Qué otro jugador propondrías para esta lista? Opina en los foros de la NFL.

Como una regla, los equipos darán al menos tres temporadas a sus selecciones de primera ronda para mostrar su potencial en el campo. Mientras otras selecciones del Draft no tienen ese lujo, la combinación del estatus del Draft y el compromiso financiero llevan a un acercamiento paciente por parte de los tomadores de decisiones cuando evalúan las selecciones de la primera ronda.

Por supuesto, estos jugadores deben eventualmente jugar al nivel esperado y hacer contribuciones significativas o los evaluadores terminarán por despedazarlos y buscar soluciones alternas en sus posiciones respectivas. Con las OTAs y los minicampamentos sucediendo, es el momento perfecto para examinar a 10 jugadores que necesitan mejorar en el 2013 (enlistados alfabéticamente):

publicidad

Prince Amukamara, CB, New York Giants: La situación en la secundaria de los Giants ha sido una interrogante desde hace años, pero Amukamara era la solución esperada. De cualquier manera, la selección de primera ronda de hace unos años no ha estado disponible ni saludable lo suficiente como para contribuir en la defensa. Amukamara solo se ha uniformado para 20 juegos en dos temporadas, con solo 11 apariciones como titular. En esas apariciones, no ha desplegado las habilidades para cubrir o la visión para ocuparse de los receptores de élite en cobertura personal. Los Giants están buscando desesperadamente un esquinero de primer nivel. Es momento de que Amukamara valide su estatus como selección de primera ronda con su desempeño en el campo.

Gabe Carimi, OL, Chicago Bears: Los Bears trataron de arreglar una línea ofensiva llena de problemas al seleccionar a Carimi con la selección 29 global en el Draft 2011 de la NFL. Estaba esperado para tomar la posición titular como tackle izquierdo, pero terminó siendo titular solo un par de partidos por el lado derecho antes de que una lesión en la rodilla terminara prematuramente su temporada de novato. A pesar de que volvió a la alineación titular en 2012 como tackle derecho, luchó grandemente contra las veloces presiones contra su mariscal antes de ser colocado en la banca después de una triste actuación contra los San Francisco 49ers en la Semana 11. Eventualmente recuperó tiempo de juego al alinear como guardia, pero el equipo aún está dudoso de su habilidad para tener éxito como guardia o tackle en una competencia del nivel de la NFL. Habiendo recibido otra oportunidad para competir por la posición titular bajo el entrenador Marc Trestman, Carimi deberá traer su mejor juego en los campamentos de entrenamiento para asegurar su rol en la línea ofensiva.

publicidad

Baline Gabbert, QB, Jacksonville Jaguars: Disculpen por señalar lo evidente con la inclusión de Gabbert en esta lista. Tomando en cuenta las expectativas previas al Draft, ha sido el jugador más decepcionante de la clase del 2011. Los observadores aclamaban el talento de su brazo y su potencial como mariscal franquicia, pero aún debe de mostrar la confianza, aplomo y promesa de emerger como una estrella en la posición principal del equipo. Adicionalmente, parece tímido y distraído en la bolsa cuando los defensivos penetran la línea. Ahora, yo seré el primero en admitir que el soporte alrededor de Gabbert no tiene el nivel necesario, pero su desempeño individual ha sido abismal. Debe de mejorar para mantener un rol en el futuro de la franquicia. Basados en desempeños pasados, parece poco probable, pero un nuevo coordinador (Jedd Fisch) y un sistema fresco podrían dar finalmente el empujón para que muestre el talento y el potencial que cautivó a muchos scouts antes del Draft 2011.

Brandon Graham, DE/OLB, Philadelphia Eagles: Chip Kelly debería de ser animado por las jugadas producidas por Graham hace un año, pero es el momento de que el jugador de cuarto año se gane un trabajo de tiempo complete en la alineación titular. A pesar de que las contribuciones de Graham como un jugador situacional ciertamente mejoraron la presión de los Eagles a los mariscales rivales, el equipo lo seleccionó en la 13 global para que se convirtiera en un jugador que hiciera la diferencia en el perímetro. Con los Eagles moviéndose a un 3-4, Graham también debe de mejorar sus habilidades para cubrir para complementar sus habilidades para presionar mariscales. Si logra juntarlo todo y se convierta en un jugador que produce jugadas como el que se esperaba que fuera desde el inicio, los Eagles podrían regresar a los primeros lugares en defensiva.

publicidad

Mark Ingram, RB, New Orleans Saints: La devaluación de los corredores ha orillado a los equipos a pausar antes de invertir en una selección de primera ronda por un corredor. La contribución modesta de Ingram en la ofensiva de los Saints refuerza aún más esta línea de pensamiento. El profesional de tercer año ha logrado acumular un total de 1,076 por tierra durante dos temporadas, fallando en colocarse tiempo completo en la alineación titular. Más importante aún, Ingram no ha impresionado a los observadores cuando ha pisado el campo. El producto de Alabama es un imponente corredor con fuerza y poder, pero carece la explosividad y velocidad para escaparse de los defensores. Como resultado, él falla en lograr grandes carreras, acumulando apneas seis carreras con más de 20 yardas con un total de 278 intentos de carrera.

Jake Locker, QB, Tennessee Titans: Los Titans sorpresivamente seleccionaron a Locker con una de las primeras 10 selecciones globales, colocando al alumno de Washington como el mariscal franquicia del futuro después de superar la debacle de Vince Young. En papel, Locker parecía el reemplazo ideal, con un juego ultra atlético y tangibles impecables. De cualquier manera, esos rasgos no se han trasladado a un juego ganador de mariscal los domingos. Locke solo ha conseguido 300 yardas por pase en dos ocasiones durante su carrera. También, solo ha conseguido múltiples pases para anotación en dos ocasiones en 11 partidos como titular. Adicionalmente, Locker ha luchado con la puntería y la colocación del balón en pases medianos y largos. Como resultado, solo ha completado el 56.4 por ciento de sus pases como titular, lo cual queda corto frente al estándar de 60 por ciento que favorecen la mayor parte de los coordinadores ofensivos. Con Mike Munchak bajo la presión de entregar un ganador en Tennessee, Locker debe de mejorar su juego o ver a Ryan Fitzpatrick tomar una ofensiva que cuenta con las piezas para competir por un titula de la AFC Sur.

publicidad

Ryan Mathews, RB, San Diego Chargers: El ex gerente general de los Chargers A.J. Smith hizo un movimiento arriesgado al seleccionar a Mathews como el potencial reemplazo del inmortal corredor LaDainian Tomlinson. De cualquier forma, Mathews ha fallado en cumplir las expectativas, con solo una temporada de 1,000 yardas en sus tres años como profesional. Mientras las lesiones y una débil línea ofensiva han contribuido con los problemas de Mathews, el hecho de que no ha mostrado consistencia o durabilidad para manejar la carga de trabajo como corredor titular ha puesto un peso enorme en Philip Rivers para cargar con la ofensiva usando la fuerza de su brazo. Sin siquiera la semblanza de un acercamiento balanceado, la ofensiva de los Chargers no ha sido tan productiva o explosiva en años recientes. Con Mike McCoy y Ken Whisenhunt esperanzados en presentar una ofensiva más eficiente al ataque, Mathews debe convertirse en el jugador que los Chargers tenían en mente cuando lo seleccionaron con la 12 global en el Draft 2010 de la NFL.

Dexter McCluster, RB/WR, Kansas City Chiefs: McCluster es el único jugador en esta lista que no fue seleccionado en la primera ronda, por poco, cuando los Chiefs lo tomaron con la cuarta selección de la segunda ronda en el 2010. Se suponía que McCluster añadiría jugo a la ofensiva de los Chiefs, pero aún no ha hecho un impacto significativo como corredor o receptor. Ahora, la partida de Todd Haley y la ineptitud al planear los juegos del coordinador ofensivo Brian Daboll ciertamente afectaron la habilidad de McCluster para encender la chispa, pero un vistazo más cercano a los videos reveló un pequeño creador de jugadas sin una descarga explosiva. Más aún, McCluster es un receptor en bruto que carece de las habilidades para correr rutas o la capacidad para conseguir consistencia en la ranura. El nuevo “jefe” de los Chiefs Andy Reid ha sugerido que tiene grandes planes para el receptor. Pronto sabremos si McCluster tiene el juego para llenar las expectativas que le han puesto.

publicidad

Danny Watkins, OG, Philadelphia Eagles: El decepcionante juego de Watkins ha sido una de las principales razones por las que la línea ofensiva ha sufrido durante las últimas temporadas. La selección de primera ronda ha sufrido para hacer la transición al nivel profesional después de haber brillado en Baylor como tackle ofensivo. Mientras Kelly ha prometido un inicio fresco para todos los jugadores, los viejos problemas de Watkins podrían dificultarle al nuevo entrenador el colocarlo en una posición titular sin que tenga un desempeño grandioso en los campamentos de entrenamiento. Debe de tener grandes avances como bloqueador para ser una opción viable para el equipo camino a la temporada regular.

Kyle Wilson, CB, New York Jets: Los Jets sleccionaron a Wilson con la esperanza de que pudiera tener inmediatamente un rol protagónico como defensor de nickel antes de ascender a la posición titular en la línea. A pesar de que lo ha hecho bien en momentos, Wilson no ha mostrado consistentes habilidades de cobertura para convertirse en uno de los siete frontales en la NFL. Esto fue evidente cuando sufrió como novato en la ranura, y siguió mostrando inconsistencias como suplente de Darrelle Revis hace un año. Cierto, hizo grandes avances desde su temporada de novato, pero francamente no está seguro como titular para jugar junto con Antonio Cromartie, con la llegada de la selección 9 global Dee Milliner. De cualquier forma, los Jets gastaron casi el 70 por ciento de sus oportunidades defensivas en algún tipo de defensa nickel; Wilson debe de ser un jugador efectivo como defensor de ranura o como esquinero externo para que el esquema funcione. Que tan bien se desempeñe en el rol que le asignen podría determinar el destino de Rex Ryan como líder de la Pandilla Verde.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad