publicidad
Philip Rivers y Peyton Manning son uno de los duelos entre quarterbacks notablemente similares de estos Playoffs Divisionales (AP-NFL).

Billick: Similitudes de quarterbacks definen los 4 partidos divisionales

Billick: Similitudes de quarterbacks definen los 4 partidos divisionales

Brian Billick echa un vistazo a las amplias similitudes entres los mariscales que se enfrentan en cada duelo de Playoffs Divisionales.

Philip Rivers y Peyton Manning son uno de los duelos entre quarterbacks...
Philip Rivers y Peyton Manning son uno de los duelos entre quarterbacks notablemente similares de estos Playoffs Divisionales (AP-NFL).

Por Brian Billick

Echando un vistazo a los ocho equipos que quedan en los playoffs de la NFL, una cosa salta de inmediato a la vista: ocho quarterbacks de élite. Uno podría no pensar que los ocho quarterbacks restantes son los mejores en el futbol americano profesional, pero están probablemente entre los 10 o 12 primeros, y eso dice mucho sobre la importancia de cada uno a sus respectivos equipos.

En los Playoffs Divisionales, los duelos son destacados por pares de mariscales repletos de similitudes. Desde luego, los otros 45 jugadores en cada equipo tendrán un impacto importante en los resultados pero estos cuatro duelos de quarterbacks establecerán el tono. Veamos:

Los comandantes: Drew Brees y Russell Wilson

Ambos quarterbacks fueron ignorados a su llegada al Draft a causa de su falta de una estatura ideal. Brees está listado en 6ft (1.83m) y es posible que así sea (con el casco puesto). Wilson, mientras tanto, está listado con lo que podría ser una evaluación optimista de 5ft 11in (1.80m). Lo que comparten más allá de eso es su lugar como feroces líderes cuyos equipos los seguirían a donde fuera. Aún más, la llegada de Brees a New Orleans le dio a los Saints una identidad; la presencia de Wilson también aceleró el ascenso de los Seahawks.

publicidad

Seattle apaleó a New Orleans 34 a 7 en la semana 13 quitándoles el juego terrestre (Mark Ingram, Pierre Thomas y Darren Sproles se combinaron para 33 yardas en 15 acarreos) y atosigando a Brees en el bolsillo. Si los Seahawks lo pueden hacer de nuevo, podemos esperar un resultado similar.

Lo que ambas defensivas intentarán hacer es aplicar presión por el medio y poner brazos en la cara de los mariscales rivales. La defensiva de los Seahawks es mejor para eso, pero si los Saints pueden disparar a Ingram tendrán una oportunidad, especialmente dado que la secundaria de Seattle no es lo que era al principio de la temporada.

Los “All-Americans”: Andrew Luck y Tom Brady

Un quarterback es un “metrosexual” cosmopolita con un patrocinio de botas UGG. El otro es un obsesionado del gimnasio que seguramente es el último mariscal de la NFL en usar un teléfono celular que se puede abrir y cerrar. Si bien Brady y Luck son muy distintos en cuanto a estilo, ambos comparten una competitividad casi maniática.

No es casualidad que los dos hayan llevado a cabo dos de los regresos más improbables de la temporada: Brady trajo de vuelta a los Patriots de una desventaja de 24 a 0 contra Denver en la semana 12 para garantizar una victoria en tiempo extra 34 a 31; Luck, apenas la semana pasada, sacó a los Colts de un hoyo de 38 a 10 en la segunda mitad para ganarse un emocionantísimo triunfo 45 a 44 sobre Kansas City.

Si revisan esos dos partidos encontrarán que ambos quarterbacks tuvieron primeras mitades en general mediocres y ambos se frustraron consigo mismos porque nada estaba funcionando. Pero nunca dejaron de creer y esa persistencia mantuvo creyendo a sus compañeros, encendiendo así regresos improbables.

publicidad

En la semana 11 de la temporada pasada, un equipo muy distinto de Patriots apabulló a ‘Indy’ 59 a 24. Los Patriots no son los que eran hace un año, habiendo soportado demasiadas lesiones en ambos lados del balón en la temporada, pero pueden apostar a que encontrarán la manera de neutralizar a T.Y. Hilton y obligar a Luck a intentar derrotarlos con algo más. Para los Colts en New England en enero, no será fácil.

Los nuevos híbridos: Colin Kaepernick y Cam Newton

He cuestionado la noción de que los “quarterbacks que son una amenaza doble revolucionarán el futbol americano” en otras ocasiones y seguiré haciéndolo hasta que se convierta en algo más que una noción. Randall Cunningham… Michael Vick… Tim Tebow… hemos pasado por toda una generación de quarterbacks híbridos y cada nuevo sujeto ha sido anunciado como una figura que cambiará el deporte. Pero muéstrenme a una amenaza dual que haya sido consistentemente estelar y haya ganado campeonatos como profesional. ¿Steve Young? Podría ser el más cercano pero echen otro vistazo a sus estadísticas: si bien Young corrió mucho temprano en su carrera, en la temporada en la que ganó l Super Bowl totalizó solo 293 yardas por tierra. El mayor éxito de la carrera de Young llegó cuando se estaba comportando como un pasador.

Pero admitiré que si alguien va a romper el molde será uno de los dos mariscales en el 49ers vs. Panthers. Ha sido una temporada inconstante para Kaepernick, titular de tiempo completo por primera vez. Durante el receso de temporada él estuvo en la portada de todas las revistas desde People hasta Rolling Stone, y tuvo un buen inicio en la victoria inaugural de la temporada de los 49ers sobre Green Bay. Pero se vio lastimado por las lesiones de los receptores de San Francisco. Con Michael Crabtree de vuelta, Kaepernick ha jugado mejor y los “Niner” han conseguido siete victorias consecutivas. Mientras tanto, Newton está disfrutando su mejor temporada hasta ahora habiendo mostrando señales de madurez para ser un gran líder y tomar mejores decisiones de lo que hizo en sus primeros dos años.

publicidad

Con dos defensivas rudas en el campo, sin embargo, este partido probablemente no será resuelto en las piernas de ninguno de los dos. La clave será qué quarterback pase más eficientemente y si Steve Smith de Carolina puede estar cerca del 100 por ciento.

Los clásicos: Philip Rivers y Peyton Manning

No es solo sus características físicas prototípicas de grandes estaturas y sus estorbosas férulas en la rodilla; también es su superior presencia en el bolsillo y su determinación persistente. Al tiempo que muchos de los otros mariscales supervivientes pueden lastimarte corriendo el balón, Rivers y Manning son mariscales a la antigua que solo corren como último recurso (y solo usamos el término correr vagamente).

Ha sido una gran temporada para Rivers, que fue injustamente culpado en el pasado considerando que el talento que lo rodea con los Chargers ha desaparecido lentamente. Él ha estado avispado toda la temporada. Si añadimos el renacimiento de Ryan Mathews y un siete frontal sólido de los Chargers, este equipo de San Diego es un rival muy difícil en playoffs.

San Diego de establecer el juego terrestre porque los “Bolts” no querrán entrar en un duelo de ver quién hace más puntos contra Manning, especialmente considerando las interrogantes en la secundaria de los Chargers. Manning está jugando a su mejor nivel y con el ala cerrada Julius Thomas combinándose con el mejor trío de receptores abiertos de la liga (Demaryius Thomas, Eric Decker y un saludable Wes Welker), San Diego tendrá problemas para mantener el ritmo de los Broncos. Sé que los Chargers derrotaron a Denver en Denver en diciembre. No espero que suceda de nuevo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad