publicidad

Baltimore terminó sufriendo pero reiteró su dominio sobre Cleveland

Baltimore terminó sufriendo pero reiteró su dominio sobre Cleveland

El regreso de los oficiales regulares marcó el arranque de la semana 4 y el final en Baltimore resultó emocionante.

BALTIMORE, Maryland " Los Baltimore Ravens no pudieron evitar un susto antes de derrotar 23-16 a los Cleveland Browns en el partido nocturno de jueves que puso en marcha la semana 4.

Opina en los foros de la NFL.

Los Ravens (3-1) consiguieron así su novena victoria consecutiva sobre los Browns (0-4) que se mantienen como el único equipo de la Conferencia Americana que no han podido ganar en 2012.

Los dos mariscales de campo superaron las 300 yardas por pase. Joe Flacco tuvo una noche de 28 completos de 46 lanzados para 356 yardas, un touchdown, una intercepción, más un touchdown por acarreo. Su blanco principal fue Anquan Boldin, quien terminó con nueve recepciones para 131 yardas.

Por su parte, el novato de 28 años de edad, Brandon Weeden completó 25 de 52 para 320 yardas sin touchdown y una intercepción.

El marcador se abrió hasta el segundo cuarto con pase de touchdown de Joe Flacco de 18 yardas para Torrey tras una ofensiva de 85 yardas, pero se falló el punto extra y el marcador creció a 9-0 con gol de campo de 45 yardas de Justin Tucker.

Los Browns armaron un ataque de 11 jugadas para avanzar 94 yardas y Weeden entregó al balón para el también novato corredor Trent Richardson quien anotó en acarreo de una yarda para acercar a los visitantes a dos puntos.

En la segunda mitad, fue Flacco quien ingresó a las diagonales por los “cuervos” en carrera de una yarda para ponerse 16-7. Cleveland respondió con gol de campo de 51 yardas de Phil Dawson, quien agregaría dos largas patadas en el último cuarto.

publicidad

Sin embargo, antes de ello, a 15 segundos de concluir el tercer periodo, Weeden fue interceptado por Cary Williams, quien se escapó 63 yardas para poner distancia de 23-10 en el marcador.

Weeden hizo avanzar dos veces a la ofensiva, pero no lo suficiente para conseguir un touchdown y los Browns tuvieron que conformarse con dos goles de campo más de Dawson de 50 y 52 yardas, para tener un partido de tres patadas de 50 ó más yardas.

La defensiva de Cleveland se encargó de regresar el balón a Weeden para intentar una ofensiva para empatar, pero ésta comenzó desde su propia yarda 90, sin tiempos fuera y sólo 1:05 en el reloj. Los Browns llegaron hasta la 33 de Baltimore para intentar tres pases a la zona de anotación, incluyendo un “Ave María” en cuarta y 10. El pase fue incompleto, pero hacia la esquina izquierda, muy parecido a la polémica jugada del pasado lunes por la noche entre Seattle y Green Bay.

Sin embargo, el partido no terminó ahí porque se marcó un faul personal contra Baltimore y los Brown tuvieron una jugada más desde la 18 de los Ravens. El pase de Weeden salió más allá de la zona final y los locales firmaron su triunfo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad