publicidad
Rex Ryan sabe que mucho de su ofensiva depende de un Chris Ivory saludable (AP-NFL).

Rex Ryan esperaba más avance del corredor Chris Ivory para estos momentos

Rex Ryan esperaba más avance del corredor Chris Ivory para estos momentos

El entrenador de los Jets Rex Ryan expresó su decepción con la lenta recuperación de su corredor Chris Ivory.

Rex Ryan sabe que mucho de su ofensiva depende de un Chris Ivory saludab...
Rex Ryan sabe que mucho de su ofensiva depende de un Chris Ivory saludable (AP-NFL).

Olvidemos los chistes sobre la ofensiva “Wildcat”.

Mucho de lo que los New York Jets esperan conseguir a la ofensiva requiere de un Chris Ivory saludable y confiable en el backfield. Ivory, adquirido en abril en un cambio con los New Orleans Saints, de inmediato se perfila como el corredor más imponente de la “Gang Green”, pero no puede salir al campo.

Un día después de que el problemático tendón de la corva sufriera un tirón en los entrenamientos, el entrenador de los Jets Rex Ryan dijo a reporteros que “espero tenerlo allá afuera pronto. Pensé que estaría progresando mejor de lo que lo está haciendo”.

Los problemas del tendón de la corva han molestado a Ivory antes. Durante sus primeras tres temporadas con los Saints, Ivory también se perdió juegos por problemas de rodilla, pie, ingle, hombro y conmociones. En su ausencia, Joe McKnight y Bilal Powell no han impresionado.

publicidad

Heath Evans presenció el entrenamiento de New York y dijo a NFL Network que “careció de intensidad”, añadiendo que “sus ejercicios de carreras fueron apáticos en el mejor de los casos, en mi opinión”.

Ivory, que ahora está saludable, es un corredor potente que puede desgastar a una defensiva. El ex Saint es un candidato a tener un gran año por su estilo de jugar y la oportunidad que le presentan los Jets. Pero esto va más allá de la trayectoria personal de Ivory; si no pueden contar con él, la de por sí cuestionable defensiva de los Jets sufrirá en la AFC Este.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad