publicidad
Rex Ryan enfrenta un escenario poco prometedor en 2013 (AP-NFL).

Rex Ryan, con la espalda contra la pared con los New York Jets

Rex Ryan, con la espalda contra la pared con los New York Jets

El entrenador de los New York Jets Rex Ryan se encuentra con la espalda contra la pared en la temporada 2013.

Rex Ryan enfrenta un escenario poco prometedor en 2013 (AP-NFL).
Rex Ryan enfrenta un escenario poco prometedor en 2013 (AP-NFL).

Pocos entrenadores están en una situación tan precaria como la de Rex Ryan.

¿Entrenará Rex a los Jets en 2014? Opina en los foros de la NFL.

Muchos de sus asistentes se han ido; el roster de los New York Jets carece de talento en ambos lados del balón y su mejor jugador, el esquinero Darrelle Revis, podría usar un uniforme distinto pronot.

Ryan fue parte de un paquete que John Idzick heredó cuando tomó las riendas como gerente general. Quedarse para una temporada más podría probar ser una mala decisión para Rex, pero es poco probable que lastime a Idzik. Al menos de acuerdo a lo que una fuente de la liga le explicó a Gary Myers del New York Daily News.

“Rex proporciona protección por un año”, dijo la fuente. “Es casi como tener un escudo. Puedes hacer lo que necesitas y es él quien recibirá las felchas. Es un blanco fácil. John puede quedarse tras bambalinas como el mago de Oz”.

publicidad

La fuente continuó: “Los Jets están en un hoyo y necesitan llegar al primer piso”.

El dueño de los Jets Woody Johnson adora a su entrenador, pero en general se considera que Ryan está peleando por su trabajo. Aun así, cuando Rex habló con Kimberly Jones de NFL.com en marzo, minimizó la noción de una campaña en la que no pueda darse el lujo de perder.

“No hay manera de que nadie se sienta mal por mí”, dijo Ryan a Jones. “Y no debería de hacerlo. Definitivamente no deberían”.

No se necesitan más fuentes anónimas para decirnos que Ryan está en una situación difícil. Pero luego de encender a las masas con sus aseveraciones y garantías rotas, el Rex de hoy se perfila más como el no favorito. Así comenzó en New York y es así cuando los Jets son más peligrosos.

Tal vez no sea un lugar tan malo después de todo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad