publicidad
Los Jets visitan a los Dolphins en la Semana 3,  luego reciben a los 49ers, a los Texans y a los Colts, visitan New England y reciben otra vez a Miami. El calendario antes de su semana de descanso (9).

Mark Sánchez se enfrenta a otra gran prueba, ahora contra los Dolphins

Mark Sánchez se enfrenta a otra gran prueba, ahora contra los Dolphins

Gran presión para el QB de los Jets, Mark Sánchez, en el duelo ante los Dolphins. Antesala de sus duelos contra 49ers y Texans.

Los Jets visitan a los Dolphins en la Semana 3,  luego reciben a los 49e...
Los Jets visitan a los Dolphins en la Semana 3,  luego reciben a los 49ers, a los Texans y a los Colts, visitan New England y reciben otra vez a Miami. El calendario antes de su semana de descanso (9).

Ya hemos probado toda la experiencia de Mark Sánchez en dos semanas de temporada regular.

Buenos lanzamientos, malos lanzamientos, tiros terribles, victorias impresionantes, derrotas alarmantes.

El quarterback de los New York Jets hizo un balance de las cosas negativas y positivas del encuentro que perdieron ante los Pittsburgh Steelers 27-10. Inició con 4-de-5, incluyendo un bello pase de 45 yardas en los primero minutos del partido a Jeremy Kerley y un pase perfecto de 14 yardas para touchdown dirigido a Santonio Holmes.

Por un momento parecía que Sánchez repetiría su gran victoria de la Semana 1 ante los Buffalo Bills. Pero las cosas nunca son fáciles. Sánchez fue de 6-de-22 para 58 yardas durante el resto del partido.

Sánchez no estaba atinado y las sacudidas que le metió Lawrence Timmons en el segundo cuarto seguro que no ayudaron. Hubo otros temas que escapan del control de Sánchez. El ala cerrada Dustin Keller estuvo ausente y volverá ausentarse ante Miami. A Santonio Holmes se le escaparon dos ovoides, mientras que Stephen Hill (cero atrapadas) fue completamente neutralizado por la cobertura de los ‘Acereros’.

publicidad

Pero siempre se reducirá a lo que Sánchez haga con los Jets, por lo que no se pueden dar el lujo de que su quarterback nuevamente tenga un mal juego ante los Dolphins. Lo Jets estarán en un territorio donde no siempre ganan, pero es mejor que lo que se vislumbra para el equipo con los San Francisco 49ers y los Houston Texans en el horizonte.

La última vez que Sánchez jugó en Miami fue en Año Nuevo, una fea derrota que fue el parte aguas de un mes infernal. Si él quiere demostrar que el tiempo incierto de su carrera ha terminado, se hará un favor si logra un gran partido el próximo domingo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad