publicidad
El chico de la Universidad de Tulane quedó paralizado del cuello a los pies por un choque en el campo de juego (AP-NFL).

Los Saints firmaron a un safety, y no cualquier safety

Los Saints firmaron a un safety, y no cualquier safety

Los Saints firmaron al ex profundo de Tulane, Devon Walker, quien terminó su carrera debido a una lesión en la columna que lo dejó paralizado.

El chico de la Universidad de Tulane quedó paralizado del cuello a los p...
El chico de la Universidad de Tulane quedó paralizado del cuello a los pies por un choque en el campo de juego (AP-NFL).

Los New Orleans Saints tienen a otro safety, pero este no es un profundo cualquiera.

El equipo anunció que firmó al ex profundo de la Universidad de Tulane, Devon Walker.  

Walker terminó su carrera debido a una lesión en la columna cuando chocó con un compañero de equipo en septiembre del 2012, su último año colegial. La lesión lo dejó paralizado del cuello para abajo.

"Cuando Devon se lastimó, su carrera en el futbol apenas estaba iniciando después de tres años de arduo trabajo”, dijo el entrenador en jefe de los Saints, Sean Payton, vía el sitio oficial web del equipo. “A pesar de la devastadora lesión que sufrió, Devon se niega a dejar que lo definan. Es un joven excepcional, que no sólo es una fuente de inspiración para sus entrenadores y compañeros de equipo en Tulane, sino para todos nosotros. La personalidad de Devon, su carácter, determinación, inteligencia y ética son todo lo que buscamos en los Saints cuando lo firmamos. Esto es lo menos que podemos hacer para reconocer a Devon y estos atributos son lo que queremos que todos nuestros jugadores tengan”.

publicidad

Walker, de 23 años de edad, participó en la ceremonia de graduación de New Orleans antes de firmar con los Saints.

De acuerdo con el diario The Times-Picayune, Walker pensó que solo iba  comer en algún lugar con su familia tras la graduación, y en lugar de eso lo llevaron al mini campamento novato de los Saints donde el equipo lo sorprendió con su contrato.

"Para mí, este es un sueño hecho realidad”, dijo Walker. "He sido un Saint desde antes de que caminara. Ser parte del equipo es más de lo que hubiera esperado”.

Walker ha sido reconocido por su coraje tres su tremenda lesión. La Fundación Fellowship de New Orleans lo honró con un premio que lleva su nombre. En 2012 fue ganador del premio al coraje Brand Burlworth y en 2013 recibió el premio Espíritu de Disney.

Los Saints tuvieron un gesto enorme al darle a Walker un contrato. El poder de persistencia del joven es un ejemplo para todos ante cualquier tragedia que la vida nos ponga en nuestro camino.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad