publicidad

¿Cómo se encuentra cada franquicia? Todo el peso de los Saints en el brazo de Brees

¿Cómo se encuentra cada franquicia? Todo el peso de los Saints en el brazo de Brees

¿Cómo se encuentra cada franquicia? Todo el peso de los Saints en el brazo de Brees

DREW BREES

Por Jorge Pinzón Anaya

¿CÓMO ESTÁN AHORA?

Luego de su segunda temporada consecutiva con marca perdedora, tercera en los últimos 4 años, las 3 con marca de 7 – 9, mucho se especuló sobre la salida del coach Sean Payton y del supuesto final de una era.

Sorpresivamente no fue así. La oficina de los Saints mantuvo la confianza sobre el único entrenador que los ha hecho campeones de Super Bowl y lo mantuvieron para su temporada 11 con el equipo.

En otros espacios tocamos el tema de falta de balance entre ofensiva y defensiva. Los Saints son el claro ejemplo de un equipo desbalanceado completamente. En 2015 fueron la segunda mejor ofensiva de la NFL, los únicos junto con Arizona que promediaron más de 400 yardas por partido; al mismo tiempo la defensiva se hundió en el lugar 31, penúltima de la NFL, junto con Philadelphia y Giants fueron los únicos que permitieron más de 400 yardas por partido.

¿QUÉ LES FALTA?

Apoyo en todas las áreas de la defensiva. Si bien la estrella es el liniero Cameron Jordan, sus números no son tan espectaculares comparados con los mejores defensivos de la NFL. Destacan las 10 capturas de quarterback que consiguió.

Urge apoyo en la línea y linebackers, jugadores que tendrán que buscar en el Draft o agencia libre.

Cuando en un equipo el líder tackleador es un defensivo profundo, no es una buena señal, por el contrario, muestra que las ofensivas rivales superan a los linieros y a los linebackers. Tiene que llegar el profundo, en este caso Kenny Vaccaro para hacer la tackleada salvadora que evite puntos en contra.

publicidad

¿QUÉ DEBEN MANTENER?

La ofensiva es la segunda mejor de la NFL porque dependen completamente del brazo de Drew Brees. El veterano quarterback va rumbo a su temporada 16, tiene 37 años de edad y mantuvo el ritmo productor de yardas mediante sus pases. Se quedó a 130 yardas de otra campaña de 5 mil yardas. Logró 32 pases de touchdown y 11 intercepciones, es decir, el nivel sigue siendo espectacular.

Pero es peligroso cuando esa figura no tiene un corredor consistente que apoye en el ataque terrestre. Mark Ingram y Tim Hightower se reparten el trabajo, pero entre los 2 apenas superan las mil yardas.

El brazo de Brees convierte a Brandon Cooks, Benjamin Watson y Willie Snead en mejores de lo que son.

COACH PRINCIPAL

El curioso caso del coach Sean Payton. Esta es la segunda crisis que vive como entrenador en jefe de los Saints. La primera fue en las temporadas 2007 y 2008 cuando falló en llegar a la postemporada, con marcas parecidas a las de 2014 y 2015. En esa primera crisis terminó 7 – 9 y 8 - 8 respectivamente.

Lo peculiar del asunto es que luego de ese 2007 y 2008 terminó coronándose en el Super Bowl XLIV correspondiente a la temporada 2009.

La diferencia con aquellos Saints es que no estaban tan desbalanceados como ahora, tenían un ritmo parejo de desarrollo entre ofensiva y defensiva.

Para encontrar el equilibrio de fuerzas Payton confía en mantener a su coordinador ofensivo Peter Carmichael y dejar que Dennis Allen madure como coordinador defensivo, fue campeón en el Super Bowl XLIV como entrenador de los profundos, pero ahora el reto es controlar toda la defensiva.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad