publicidad
Aarón Hernández jugará su tercera temporada en la NFL, pero se perfila para obtener muy buenos contratos en futuro (AP-NFL).

Aarón Hernández buscaría la etiqueta de jugador franquicia en 2014 como receptor

Aarón Hernández buscaría la etiqueta de jugador franquicia en 2014 como receptor

El ala cerrada de origen puertorriqueño está proyectado a tratar de obtener salario como un receptor abierto estelar.

Aarón Hernández jugará su tercera temporada en la NFL, pero se perfila p...
Aarón Hernández jugará su tercera temporada en la NFL, pero se perfila para obtener muy buenos contratos en futuro (AP-NFL).

FOXBOROUGH " El ala cerrada puertorriqueño Aarón Hernández podría buscar ser etiquetado como jugador franquicia de los New England Patriots pero con la categoría de receptor abierto con el objetivo de obtener un contrato más cuantioso.

¿Crees que Hernández merezca ganar tanto como un receptor abierto estelar? " Opina en los foros de la NFL.

Apenas en junio, los Patriots evitaron una disputa contractual al firmar una extensión de convenio laboral con el ala cerrada de categoría All Pro Rob Gronkowski por seis años y 54 millones de dólares. A Hernández, aún le restan dos años en su actual contrato, sin embargo, para el receso de la temporada 2014 podría significar un motivo de preocupación para los “Pats”.

publicidad

Seleccionado en la cuarta ronda del Draft 2010, Hernández fue uno de los más efectivos alas cerradas al momento de alinearse como receptor abierto y su agente, David Dunn, podría negociar que reciba la etiqueta de jugador franquicia como receptor abierto en 2014.

La fórmula para determinar los montos para los contratos de licitación cambiaron con el nuevo contrato colectivo de trabajo, lo que permite hacer proyecciones a largo plazo.

En lugar de simplemente tomar los cinco salarios más altos en casa posición, los montos ahora están basados en un promedio de los cinco años más recientes. Con el tope salarial proyectado a mantenerse para los próximas temporadas el ser etiquetado como ala cerrada podría llegar a tener un valor de 5,763 millones de dólares, mientras que para un receptor abierto podría ser de 10,062 millones.

Mientras Hernández, quien acumuló 79 recepciones para 910 yardas y siete touchdowns en 2011, se mantenga productivo y en buenos términos con los Patriots y continúe siendo útil sobre el terreno de juego podría tener un buen argumento para conseguir una etiqueta de jugador franquicia más elevada si no consigue firmar un contrato a largo plazo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad