publicidad

Un recuerdo del 'Holy Roller' entre Oakland Raiders y San Diego Chargers

Un recuerdo del 'Holy Roller' entre Oakland Raiders y San Diego Chargers

Un recuerdo del 'Holy Roller' entre Oakland Raiders y San Diego Chargers

Holy Roller

Por: Dan Fridman Stalnicovitz

Cuando uno recuerda la historia de la rivalidad californiana entre los Oakland Raiders y los San Diego Chargers es imposible olvidarse del ‘Holy Roller’.

Hoy en día Raiders y Chargers ocupan el fondo del Oeste de la Conferencia Americana y se rumora de la posibilidad de que ambas franquicias o alguna de ellas se mude a Los Angeles.

Sin embargo, en la temporada de 1978, Oakland llegaba tras seis campañas al hilo en los playoffs y de perder en el Juego por el Campeonato de la AFC el año pasado ante los Denver Broncos.

Por su parte, San Diego empezó a formar en 1978, con la llegada de Don Coryell ese año una ofensiva, conocida como ‘Air Coryell’ que revolucionaría el juego aéreo en la NFL en la década de los 80.

En aquel juego de la semana 2 de aquella temporada de 1978, sin embargo, todavía el entrenador en jefe de los Chargers era Tommy Prothro pero este fue el principio del fin para este estratega en San Diego.

El juego se realizó el 10 de septiembre en el San Diego Stadium (actualmente conocido como el Qualcomm Stadium), Oakland había perdido su juego de debut en la temporada y San Diego lo había ganado.

El partido fue sumamente parejo pero los Chargers ganaban 20-14 con solo 10 segundos por jugar, y cuando todo indicaba que San Diego se colocarían 2-0 y Oakland 0-2 una de las jugadas más increíbles de la historia de la NFL ocurrió.

Ken Stabler y los Raiders tenían posesión de balón en la yarda 14 de los Chargers, la ‘Víbora de Cascabel’ salió desesperadamente corriendo a su lado derecho y cuando parecía que sería capturado por el linebacker Woodrow Lowe para acabar el juego, Stabler de manera intencional soltó el balón, mismo que rodó hacia adelante siendo inclusive pateado por el corredor Pete Banaszak quien lo empujó intencionalmente hacia adelante en vez de recuperarlo mientras se resbalaba, después el ala cerrada Dave Casper también lo pateó y empujó hacia adelante unas yardas más y cayó hacia el ovoide en la zona de anotación para que Oakland se llevara el triunfo 21-20.

publicidad

NFL Films luego mostró dos imágenes que se quedarán para siempre en la memoria de los aficionados al fútbol americano profesional, la primera del entrenador en jefe de los Raiders, John Madden, incrédulo festejando en las laterales y la segunda, de la famosa mascota de los Chargers, el ‘San Diego Chicken’ tomándose la cabeza y tirándose al piso tras ver lo que ocurrió.

Stabler, Banaszak y Casper admitieron tras el juego que hicieron eso a propósito, lo que generó un cambio de reglas para la temporada siguiente que se mantiene hasta nuestros días que prohíbe en los últimos dos minutos del juego avanzar un balón suelto propio.

San Diego perdería sus siguientes tres juegos acumulando cuatro derrotas, lo que le costó a Prothro su trabajo y propició de llegada del mencionado Coryell procedente de los St. Louis Cardinals.

A pesar de aquel triunfo, los Raiders no avanzaron a la postemporada en 1978 en la última campaña de Madden al frente del equipo de ‘Negro y Plata’ y la llegada de Tomás Flores para seguir al año siguiente con la gran tradición ganadora del equipo de Al Davis.

El recuerdo del ‘Holy Roller’ una manera digna de hacer un previo al juego entre Chargers y Raiders de la semana 16 de la NFL.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad