publicidad

Un recuento de las dos veces que Buccaneers y Rams han disputado la antesala al Super Bowl

Un recuento de las dos veces que Buccaneers y Rams han disputado la antesala al Super Bowl

Un recuento de las dos veces que Buccaneers y Rams han disputado la antesala al Super Bowl

Buccaneers vs. Rams

Por: Dan Fridman Stalnicovitz.

La semana 15 de la NFL da inicio con un partido de equipos con muy pocas aspiraciones de playoff, sin embargo, los Tampa Bay Buccaneers y los St. Louis Rams, aunque parezca increíble, ya se han disputados dos veces un pase al Super Bowl.

En apenas su cuarta temporada en la NFL y tras tres campañas de al menos 11 derrotas, incluyendo el récord que hasta hoy se mantiene de 26 juegos perdidos de manera consecutiva, los Tampa Bay Buccaneers dejaron con la boca abierta al mundo del fútbol americano al clasificarse al Juego por el Campeonato de la NFC en 1979 tras una campaña de 10-6.

Del otro lado estaban una organización modelo de consistencia en la década de los 70 en la Conferencia Nacional, la de los Los Angeles Rams, quienes para 1979 habían acumulado siete campañas al hilo de postemporada, y con el Juego por el Campeonato de la NFC de 1979, habían llegado a cinco de los últimos seis partidos por el pase al ‘Súper Domingo’, sin embargo, habían perdido en las anteriores cuatro oportunidades.

Era así como el ganador entre Rams, cuya marca en campaña regular fue de solo 9-7, y los Buccaneers, debutaría en un Super Bowl.

El partido se disputó en el viejo Tampa Stadium, mejor conocido como 'El Sombrero’ y ambos equipos destaban por sus potentes defensivas y en especial sus estelares linieros defensivos, Lee Roy Selmon por los Buccaneers y Jack Youngblood por los Rams.

Frank Corral

Los tres goles de campo del mexicano Frank Corral le dieron el pase al Super Bowl a los Rams.

La historia de los playoffs para los Rams fue justamente la de Youngblood, quien jugó todos los playoffs, incluyendo el partido en Tampa Bay con una fractura de peroné y fue el estandarte de un equipo que acabó ganando aquel juego 9-0 con solo tres goles de campo del chihuahuense Francisco ‘Frank’ Corral.

Las actuaciones de los dos quarterbacks fueron bastante deficientes, Vince Ferragamo de Los Angeles solo completó 12 de 23 pases para 165 yardas, mientras que Doug Williams, que salió lesionado del encuentro, solo acertó dos de 13 envíos para patéticas 12 yardas con una intercepción.

Fue así como los Rams clasificaron al Super Bowl XIV, que acabaron perdieron 31-19 ante los Pittsburgh Steelers.

publicidad

Pero esa no fue la única ocasión en la que estas dos franquicias se vieron las caras con el pase al Super Bowl en juego, hay que avanzar 20 años en el tiempo, a la temporada de 1999 para encontrar el segundo Juego por el Campeonato de la NFC entre Buccaneers y Rams.

A diferencia de 1979, el partido no se disputó en Tampa, pero tampoco fue en Los Angeles, ya que ahora eran los St. Louis Rams, que se habían mudado del Sur de California en 1994. Para 1995 ya estaban asentados en la ciudad de la Puerta al Oeste y tras nueve temporadas al hilo sin llegar a la postemporada en 1999 un giro inesperado dio un vuelco rotundo a la historia de esta franquicia.

En pretemporada, el quarterback titular Trent Green salió lesionado por el resto de la campaña y, en su lugar, el veterano entrenador en jefe Dick Vermeil decidió jugársela con el completo desconocido Kurt Warner, quien tras ser cortado por los Green Bay Packers a mediados de la década de los 90 tuvo que pasar por la Arena League y la NFL Europa para volver a la NFL como un reserva de los Rams, pero esta vez Warner aprovechó su oportunidad.

De manera completamente inesperada y con el corredor Marshall Faulk y los receptores Isaac Bruce y Torry Holt como sus socios principales formó una ofensiva explosiva como jamás se había visto antes, con capacidad de poner puntos de un instante a otro en los partidos y que fue conocida como 'The Greatest Show on Turf' que en español se traduce como 'El Mejor Espectáculo en Pasto Artificial'.

publicidad

Su rival tampoco había tenido un pasado reciente muy destacado, los Buccaneers quienes ligaron 14 temporadas sin llegar a los playoffs de 1983 a 1996 y que de esas 14 temporadas, todas con más partidos perdidos que ganados, en 13 tuvieron al menos 10 derrotas.

El entrenador en jefe Tony Dungy tomó a la franquicia en 1996 y en apenas su cuarto año al mando, con una gran defensiva llena de estrellas como Warren Sapp, Derrick Brooks, Ronde Barber y John Lynch regresó a Tampa Bay a la antesala del Super Bowl a la que no llegaban desde aquel lejano 1979.

Así fue como los St. Louis Rams con marca de 13-3 en la temporada regular se vieron las caras con los Tampa Bay Buccaneers con récord de 11-5 en el calendario regular en el Trans World Dome (actualmente conocido como el Edward Jones Dome).

Kurt Warner

A pesar de lanzar tres intercepciones, Kurt Warner y los Rams regresaron al Super Bowl.

El partido, a diferencia de toda la temporada para los Rams, fue un duelo dominado por las defensivas, fue un juego de cinco intercepciones, tres a Kurt Warner y dos al QB de los Bucs Shaun King, sin embargo, Tampa Bay le dio la vuelta al encuentro con un gol de campo de 28 yardas en el cuarto periodo del argentino Martín Gramática.

Pero cuando todo parecía perdido para los Rams, de la nada Warner encontró al menos probable de sus objetivos, el desconocido receptor Ricky Proehl, quien atrapó un pase de 30 yardas en las diagonales para el primer touchdown de su carrera y el que finlamente le daría la victoria a su equipo por extraño marcador de 11-6.

A la postre ese sería el paso que los Rams dieron para ganar su el Super Bowl XXXIV, el primero de su historia, por 23-16 a los Tennessee Titans.

publicidad

Un juego sin muchos grandes duelos, pero dos de ellos de suma importancia es el que reeditarán los Tampa Bay Buccaneers y los St. Louis Rams cuando se vean las caras en la semana 15 de la temporada 2015 de la NFL.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad