publicidad

Dos caras: Marcus Allen empezó de Raider y acabó como Chief

Dos caras: Marcus Allen empezó de Raider y acabó como Chief

Dos caras: Marcus Allen empezó de Raider y acabó como Chief

MARCUS ALLEN

La Semana 17 incluye un partido de intensa rivalidad, los Kansas City Chiefs recibirán a los Oakland Raiders. Se enfrentan bajo diferentes circunstancias, aunque se trata de dos escuadras que se odian.


Esa rivalidad se vio intensificada en la década de los noventa cuando un jugador, que fue simbólico en los Raiders, ícono en la década de los ochenta, decidió emigrar y vestir los colores del odiado rival del Estado de Missouri. Se trata del corredor Marcus Allen.


MARCUS ALLEN

LOS ANGELES RAIDERS 1982 - 1992


publicidad


Marcus Allen llegó a los Raiders en 1982 como Rey de la Montaña. Había ganado casi todos los reconocimientos posibles, incluyendo el trofeo Heisman con USC. Los Raiders, que en ese entonces se mudaron a Los Angeles, lo seleccionaron en la Primera Ronda del Draft.


Su paso por los Raiders fue espectacular entre 1983 y 1985. De hecho la temporada regular de 1983 fue de campeonato. El equipo dirigido por Tom Flores no tuvo rival que pudiera detenerlo hasta el título en el Super Bowl XVIII sobre los Washington Redskins.  Es memorable la carrera de Marcus Allen cambiando de dirección y explotar desde el centro del campo hasta la zona de anotación. Sumó 191 yardas terrestres para ser nombrado el Jugador Más Valioso.


En 1984 y 85 superó las mil yardas en cada temporada. Fueron 1,168 y 1,759 respectivamente. Lo curioso es que nunca más en su carrera volvería a superar la cifra mágica para un corredor.


MARCUS ALLEN


KANSAS CITY CHIEFS 1993 - 1997


Sus últimos años con los Raiders fueron tristes. Desarrolló una mala relación con el dueño Al Davis quien, a su vez, sentía cierto prejuicio racial contra Allen. Davis nunca ocultó que le molestaban los velocistas afroamericanos. Allen encontró en ese factor el motivo de que empezaran a relegarlo, incluso cuando contrataron a Bo Jackson esperaban que Allen sólo fuera un bloqueador más.


Esa dificultad provocó que firmara como agente libre con el odiado rival de División, los Kansas City Chiefs, que empezaban un ciclo de reconstrucción bajo el mando del coach Marty Schottenheimer y con un quarterback que, a igual que Allen, fue ícono en los ochenta, Joe Montana.


publicidad


Su primera campaña fue muy productiva y lo nombraron Regreso del Año. Los Chiefs se quedaron a un paso de llegar al Super Bowl pero perdieron con los Buffalo Bills que luego cayeron con Dallas en la edición XXVIII.


Jugó 4 temporadas más hasta su retiro en 1997. Nunca olvidó sus problemas con los Raiders, incluso cuando fue inducido al Salón de la Fama en 2003, pidió que se le homenajeara como jugador de los Kansas City Chiefs.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad